See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los escáneres cerebrales muestran quiénes están en mayor riesgo del trastorno obsesivo compulsivo

Hallan menos actividad en la región que controla el pensamiento habitual, señalan los investigadores

JUEVES, 17 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una actividad reducida en la región cerebral involucrada con frenar el comportamiento habitual podría ayudar a identificar a las personas que están en mayor riesgo de padecer el trastorno obsesivo compulsivo.

Medir esta subactivación con la imagen por resonancia magnética funcional (IRMf) podría constituir una mejora respecto a las técnicas de diagnóstico actuales que dependen de entrevistas clínicas con el paciente y que, por tanto, no pueden detectar este trastorno hasta que éste no se haya desarrollado.

De acuerdo con la información de respaldo de un estudio que aparece en la edición del 18 de julio de Science, en torno al 2 y 3 por ciento de la población sufre del trastorno obsesivo compulsivo, caracterizado por pensamientos recurrentes y acciones repetitivas como lavar constantemente las manos. Esta afección parece ser hereditaria, pero los científicos aún no han sido capaces de determinar con precisión las bases genéticas reales.

Investigadores de la Universidad de Cambridge del Reino Unido midieron la actividad cerebral de la corteza orbitofrontal lateral (COF) con IRMf en 14 individuos sin historial familiar de trastorno obsesivo compulsivo, 14 personas con este trastorno y 12 de sus parientes inmediatos.

La COF lateral está involucrada en el proceso de toma de decisiones y el comportamiento.

Los participantes que tenían trastornos compulsivos o parientes con esta afección mostraban una subactivación en esta área del cerebro.

"Una alteración en la función de áreas del cerebro que controlan el comportamiento flexible probablemente predisponga a las personas a desarrollar síntomas rígidos compulsivos que son característicos del trastorno obsesivo compulsivo", explicó en un comunicado de prensa en el autor del estudio, el Dr. Samuel Chamberlain, del departamento de psiquiatría de la Universidad de Cambridge. "Este estudio muestra que estos cambios cerebrales son hereditarios y representan un factor de vulnerabilidad potencial. El diagnóstico actual del trastorno obsesivo compulsivo es subjetivo, y una mejor comprensión de las causas subyacentes de este trastorno podría conducir a un diagnóstico más preciso y a mejores tratamientos clínicos".

Más información

Visite el National Institute of Mental Health para más información sobre el trastorno obsesivo compulsivo.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: University of Cambridge, news release, July 17, 2008
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined