See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los niños con un CI alto se vuelven vegetarianos al crecer

Investigadores británicos afirman que mientras más inteligentes son, más probable es que rechacen la carne cuando sean adultos

VIERNES 15 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Un nuevo estudio sugiere que a medida que el CI de un niño aumenta, su gusto por la carne declina en la adultez.

Investigadores británicos han encontrado que el coeficiente intelectual de los niños predice sus probabilidades de volverse vegetarianos como adultos jóvenes, lo reduce su riesgo de enfermedad cardiovascular. Según los investigadores, el hallazgo podría explicar la relación entre la inteligencia y una mejor salud.

"Las personas más inteligentes tienden a tener hábitos alimenticios más saludables", concluyó Catherine Gale, la autora principal, becaria principal de investigación en el Centro de recursos de epidemiología MRC de la Universidad de Southampton y del Hospital general de Southampton.

Estudios recientes sugieren que el vegetarianismo podría estar relacionado con un menor nivel de colesterol, una reducción en el riesgo de obesidad y enfermedad cardiaca. Esto podría explicar por qué los niños que tienen CI más altos tienden a tener un menor riesgo de enfermedad cardiaca más adelante en la vida.

El estudio aparece en la edición en línea del 15 de diciembre del British Medical Journal.

"Sabemos por otros estudios que los niños más inteligentes tienden a comportarse de manera más saludable como adultos. Tienen menos propensión a fumar, al sobrepeso o la hipertensión, y son más propensos a realizar ejercicio vigoroso", apuntó Gale. "Este estudio brinda más evidencia de que las personas que tienen un CI más alto tienden a tener un estilo de vida más saludable".

En el estudio, el equipo de Gale recolectó datos de casi 8,200 hombres y mujeres de 30 años de edad, cuyos CI habían sido evaluados cuando tenían 10.

"Los niños que puntuaron más alto en las pruebas de CI a los 10 años tenían más probabilidades que los que puntuaron más bajo a informar que eran vegetarianos para los 30", afirmó Gale.

Los investigadores encontraron que el 4.5 por ciento de los participantes era vegetariano. De éstos, el 2.5 era vegetariano estricto y el 33.6 por ciento afirmaba ser vegetariano, aunque también comía pescado o pollo.

No hubo diferencias en las puntuaciones de CI entre los del primero grupo y los del segundo grupo, añadieron los investigadores.

También era más probable que los vegetarianos fueran mujeres, de una clase social más alta y con mejor educación, aunque el CI siguió siendo un pronosticador significativo de ser vegetariano tras ajustar esos factores, apuntó Gale.

"Las dietas vegetarianas se asocian con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular en varios estudios, de manera que estos hallazgos sugieren que una dieta así podría ayudar a explicar por qué los niños o adolescentes que tienen un CI más alto tienen un menor riesgo de enfermedad cardiaca coronaria cuando son adultos", añadió Gale.

Sin embargo, una experta afirmó que los hallazgos no son la respuesta completa.

"Este estudio dejó muchas preguntas sin responder, como si los niños vegetarianos crecieron en un hogar con un padre vegetariano, si en el hogar se servían regularmente comidas sin carne, o si los niños comían sobre todo una dieta vegetariana desde que tenían 10 años", planteó Lona Sandon, profesora asistente de nutrición clínica del Centro médico Southwestern de la Universidad de Texas en Dallas.

"Además, no conocemos las creencias o actitudes de los padres de los niños, ni tampoco si hubo un evento particular que llevó a que estos niños se volvieran vegetarianos en su adolescencia o adultez", señaló Sandon.

Sandon apuntó que, como mostró el estudio, más mujeres que hombres eligieron una dieta vegetariana. "Otras investigaciones muestran que, en general, las mujeres se enfocan más en su salud que los hombres. Así que si creen que una dieta vegetariana tendrá beneficios para su salud, es más probable que la adopten", afirmó.

Teniendo en cuenta estos factores, "no podemos sacar ninguna conclusión sólida de esta investigación", agregó Sandon.

Otro experto estuvo de acuerdo en que una dieta vegetariana es saludable.

"La evidencia que relaciona el vegetarianismo con buenos resultados de salud es bastante contundente", comentó el Dr. David L. Katz, director del Centro de investigación sobre la prevención y profesor asociado de salud pública de la Facultad de medicina de la Universidad de Yale.

"Por ejemplo, estudios en California sobre los Adventistas del Séptimo Día, que son vegetarianos, sugieren que tienen índices menores de casi todas las enfermedades crónicas importantes y una mayor longevidad que sus contrapartes omnívoras", afirmó Katz. "También hay evidencia constante y consistente de que una mayor inteligencia, una mejor educación y un estatus social más elevado (factores que tienden a aglomerarse), también se correlacionan con una buena salud".

Más información

Puede encontrar más información sobre dietas vegetarianas en el Ministerio de agricultura de los EE.UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Catharine Gale, Ph.D., senior research fellow, MRC Epidemiology Resource Centre, University of Southampton, Southampton General Hospital, Southampton, U.K.; Lona Sandon, R.D., assistant professor of clinical nutrition, University of Texas Southwestern Medical Center, Dallas; David L. Katz, M.D., M.P.H, director, Prevention Research Center, associate professor of public health, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; Dec. 15, 2006, online edition, British Medical Journal
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined