Relacionan los antidepresivos con conducir peor

Pero los expertos no están seguros de si la culpa la tienen las pastillas o la depresión subyacente

DOMINGO, 17 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Tomar antidepresivos recetados mientras aún se está altamente deprimido podría deteriorar la capacidad para conducir vehículos, según sugiere un estudio reciente.

"Ya sabemos que la depresión causa problemas de concentración", apuntó la autora del estudio Holly J. Dannewitz. "Y ahora parece que a la gente que toma antidepresivos que ya tienen puntuaciones de depresión relativamente altas le va significativamente peor cuando intenta realizar una simulación computarizada de la conducción".

Dannewitz llevó a cabo su investigación mientras era estudiante de postgrado en la Universidad de Dakota del Norte en Grand Forks, donde actualmente es residente de psicología con un consultorio privado.

Dannewitz y sus colegas tenían planificado presentar sus hallazgos el domingo en la reunión anual de la American Psychological Association en Boston.

Para medir el impacto posible de los antidepresivos sobre el rendimiento al conducir, el equipo de investigación pidió a 60 personas que "condujeran" una versión computarizada de un coche en un programa que imitaba las condiciones reales.

Aproximadamente la mitad de los participantes tomaba al menos un tipo de antidepresivo, mientras que la otra mitad no tomaba ningún medicamento, con la excepción de anticonceptivos orales en algunos casos. Se evaluó a los que tomaban antidepresivos respecto a sus niveles actuales de depresión y luego se les clasificó según si experimentaban depresión leve o intensa en el momento de la prueba de conducción.

Los participantes tenían que llevar a cabo tareas de conducción comunes, como frenar, guiar y ver a los lados en respuesta a un video de tráfico vehicular, señales de alto, señales de límites de velocidad, semáforos, cruces de ciervos, ciclistas e incluso la aparición de helicópteros.

Las personas que tomaban antidepresivos que estaban altamente deprimidas registraron puntuaciones marcadamente peores en sus habilidades de conducción que los que no los tomaban, según encontró el equipo. Esto parecía relacionarse con una peor concentración y una capacidad debilitada para reaccionar bien ante situaciones que dividían su atención y dependían de las capacidades de memoria.

No se encontraron tales déficits entre los que tomaban antidepresivos pero tenían puntuaciones bajas de depresión. De hecho, se encontró que ese grupo ejecutaba sus tareas de conducción con una precisión que igualaba a los que no tomaban medicamentos.

Dannewitz apuntó que su trabajo futuro incluirá a pacientes que son diagnosticados con depresión clínica pero que no toman antidepresivos. De esta manera, el equipo podrá determinar su la raíz de los problemas de concentración es la depresión o los fármacos usados para tratarla.

"Por supuesto, hay que llevar a cabo más investigaciones", afirmó. "Y no deseo amedrentar a los conductores. Pero creo que tal vez los individuos que toman estos medicamentos deben ser conscientes de que podrían causar problemas de concentración y afectar su tiempo de reacción".

Dannewitz también enfatizó que "este problema no es sólo cuestión de los conductores, porque las capacidades cognitivas necesarias para la conducción también son necesarias para muchas otras cosas".

El Dr. Bernard Carroll, director científico de la Pacific Behavioral Research Foundation con sede en Carmel, California, estuvo de acuerdo en que es demasiado pronto para sacar conclusiones específicas a partir de este estudio. Pero apuntó que los hallazgos no eran sorprendentes.

"Ya hay mucha literatura profunda sobre trastornos sutiles de la función cognitiva superior asociados a la depresión clínica en sí, aparte de los medicamentos", señaló. "Añadiría que, en cualquier caso, los prospectos de los medicamentos advierten a los pacientes sobre toda una serie de asuntos cuando comienzan un curso de fármacos psicotrópicos, lo que incluye advertencias contra el uso de maquinarias, conducción o tener cualquier ocupación en la que se puede salir lesionado. De manera que, en ese respecto, esta inquietud no es novedosa".

Más información

Para más información sobre los antidepresivos, visite la American Academy of Family Physicians.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Holly J. Dannewitz, Ph.D., former graduate student, University of North Dakota and psychology resident, Agassiz Associates, Grand Forks, N.D.; Bernard Carroll, MBBS, Ph.D., M.D., scientific director, Pacific Behavioral Research Foundation, Carmel, Calif.; presentation, annual meeting, American Psychological Association, Aug. 17, 2008, Boston
Consumer News in Spanish