El género importa cuando se trata de depresión

Los hombres y las mujeres tienen diferentes "genes de depresión"

Lunes, 1 de julio (HealthDayNews) -- Los genes desempeñan un papel en quienes sufrirán de depresión y quienes no, y los investigadores han encontrado que estos "genes de depresión" son diferentes en hombres y en mujeres.

Hoy día, investigadores de Pittsburg han identificado una región de cromosomas específica que afecta el riesgo de depresión en las mujeres pero no en los hombres.

"Los resultados de este estudio sugieren que los genes específicos del sexo para la depresión mayor recurrente pueden en realidad ser la regla en lugar de la excepción", indicó George S. Zubenko, autor del estudio y un profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburg y de Carnegie Mellon University en Pittsburg.

Los hallazgos aparecen en la edición de hoy de Molecular Psychiatry.

Más de 18 millones de adultos estadounidenses, o aproximadamente 9.5 por ciento de la población, sufre de un trastorno depresivo en determinado año, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Mental.

Zubenko y su equipo compararon los indicadores genéticos de 100 hombres y mujeres con RE-MDD, una forma severa de depresión que se transmite por la familia, con 100 hombres y mujeres sin historial de depresión. Los investigadores querían ver cuáles regiones cromosómicas estaban asociadas con la depresión.

En un estudio previo, encontraron que 19 regiones cromosómicas se asociaron con RE-MDD y 16 fueron significativamente asociadas con depresión tanto en hombres como en mujeres, pero no en ambos. Ahora han confirmado que una región, localizada en el cromosoma 2, afecta el riesgo de depresión severa entre mujeres pero no en hombres.

"Nuestro estudio es el primer estudio sistemático de las regiones cromosómicas", indicó Zubenko. "Anticipamos que algunos genes contribuyeron de manera diferente al comienzo de la depresión en hombres y mujeres, y en un estudio previo sugieren que es la regla en lugar de la excepción. Este estudio examinó más afondo el cromosoma 2. Conocemos la región del cromosoma, pero no el gen exacto".

Sin embargo la investigación continúa, sostuvo, y "tenemos un gran candidato".

La meta es identificar al gen exacto. "Esta clase de estudio progresivo eventualmente nos conducirá al gen de interés", comentó.

Toda vez se adquiera tal información genética, aseveró Zubenko, será posible diseñar medicamento o desarrollar otros tratamientos que tendrán un impacto en el nivel molecular. "Podría ser posible desarrollar un tratamiento que actúe en el gen o el producto del gen o una proteína producida por el gen", indicó.

Esa aplicación está en el futuro, admitió Zubenko, pero también hay una aplicación más inmediata del descubrimiento. Las compañías de medicamentos podrían "acarrear" estudios que prueban nuevos antidepresivos en pacientes con diferentes genotipos para ver cómo responden a la medicina.

El nuevo estudio arroja algo de la tan necesitada luz en la condición de depresión, afirmó Julio Licinio, un profesor de psiquiatría y medicina / endocrinología en la Escuela de Medicina de UCLA en Los Angeles. Licinio colaboró con la escritura de un editorial que sirve de suplemento al estudio.

"Siempre se ha encontrado la depresión más común en mujeres que en hombres, unas dos y medio veces más comunes", sostuvo. "Pero nunca se ha entendido completamente por qué".

"En este estudio, el hallazgo importante es que se segregaron [los sujetos] por sexo y examinaron los indicadores genéticos", expresó Licinio. "Encontraron uno [un indicador] predispuesto en mujeres pero no en hombres".

Licinio añadió que es importante señalar que no todos con el gen se tornarán deprimidos. "El gen podría interactuar con otros genes o con el ambiente [antes de que se establezca la depresión]", expuso. De la misma forma que no todos con los tan llamados genes con cáncer de seno desarrollan cáncer de seno, añadió, no todos con el gen evaluado por el equipo de Pittsburg desarrollarán depresión.

La información genética podría ayudar a aquellos que tienen que lidiar con la depresión a buscar ayuda profesional, añadió. "Muchas personas ven la depresión como algo que pueden superar por esfuerzo propio [y recuperarse]", dijo.

No es así, añadió: "La depresión es una enfermedad biológica".

Qué hacer

Para información sobre las mujeres y la depresión, visita la Asociación Psicológica Americana o el Instituto Nacional de Salud Mental.

Fuentes: George S. Zubenko, M.D., Ph.D., profesor, psiquiatría, Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburg, y profesor adjunto, ciencias biológicas, Carnegie Mellon University, Pittsburg: Julio Licinio, profesor, psiquiatría y medicina / endocrinología, Escuela de Medicina de UCLA, Los Angeles; 1 de julio de 2002, Molecular Psychiatry
Consumer News in Spanish