La depresión infantil es difícil de tratar

La falta de evidencia de si los antidepresivos aumentan el riesgo de suicidio confunden el asunto, según una revisión

JUEVES 8 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Aunque la depresión es común entre los niños y los adolescentes, tratarla puede ser problemático, ya que hay poca evidencia científica para guiar el uso de los antidepresivos, según encontró un nuevo informe.

Datos recientes sobre el aumento de la conducta suicida entre los niños que toman antidepresivos tales como Paxil, Prozac y Zoloft han levantado dudas sobre su uso en los niños. Sin embargo, los expertos afirman que los beneficios de estos medicamentos sobrepasan los riesgos cuando los pacientes son vigilados apropiadamente.

La más reciente investigación, publicada en la edición del 10 de septiembre de The Lancet, anota que entre el 1 y el 2 por ciento de los niños de 6 a 12 años, y del 2 al 5 por ciento de los adolescentes, sufren de trastornos mayores de depresión. Además, del 14 al 25 por ciento de los niños y adolescentes han tenido por lo menos un episodio importante de depresión antes de la adultez.

"La depresión es relativamente común en los niños, y causa muchos impedimentos que duran bastante", afirmó el autor del estudio, el Dr. Neal D. Ryan, profesor de psiquiatría de la facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh. "Realmente debe ser tratada. No es un fenómeno de corta duración o pasajero".

En su articulo de reseña, Ryan evaluó el estado actual de lo que se sabe sobre tratar la depresión en niños y adolescentes. "Hay una brecha enorme entre lo que se sabe sobre tratar la depresión infantil y lo que se sabe sobre tratar la depresión de los adultos", señaló.

Esta brecha de conocimiento existe porque hay muchos estudios menos sobre la depresión en los niños. "Parece que hay un par de métodos psicoterapéuticos que probablemente funcionan", apuntó Ryan. "Pero realmente no tenemos estudios que determinen qué tan bien funcionan, en comparación con los medicamentos, para servir de base racional sobre qué hacer primero".

Además, Ryan encontró que los estudios que se trataban sobre el uso de antidepresivos mostraban resultados mixtos. Parte del problema es que no hay suficientes estudios que realmente digan qué tan bien estos medicamentos funcionan en los niños, agregó.

Ryan anotó que tampoco se ha respondido la pregunta de si estos medicamentos hacen que los niños se vuelvan suicidas. El último análisis de la U.S. Food and Drug Administration no aclara si el problema se debe al uso de medicamentos más antiguos y si se resuelve con los más recientes, apuntó Ryan. "Realmente lo del suicidio no está claro".

"La pregunta real es si hay un aumento en el riesgo de algo relacionado con el suicido cuando se comienza a tomar el medicamento ", planteó. "Ciertamente, hay datos que apuntan a eso. También hay muchos datos de que a las personas les va mejor con los medicamentos".

Dado el problema potencial con los antidepresivos y la falta de un conocimiento completo, usar psicoterapia o medicamentos primero con los niños es una cuestión que sigue abierta, señaló Ryan. "No es algo sencillo", afirmó.

Ryan considera que los niños con depresión severa pueden beneficiarse de los antidepresivos, pero los niños que usan estos poderosos medicamentos necesitan una vigilancia cuidadosa. "Cualquier cosa que se pueda hacer para vigilar las tendencias suicidas tiene mucho sentido", declaró.

Un experto estuvo de acuerdo en que tanto los medicamentos como la psicoterapia son valiosos para tratar a los niños deprimidos.

"Cuando hablamos sobre tratar la depresión, no deberíamos limitarnos a los medicamentos", afirmó el Dr. Robert N. Golden, profesor y presidente de psiquiatría de la Universidad de Carolina del Norte. "La psicoterapia es también muy efectiva".

Pero Golden también considera que los antidepresivos son una herramienta valiosa para usar con los niños deprimidos. "A pesar de toda la atención pública que se le ha concedido a este hallazgo sobre el aumento en la ideación suicida entre los niños que toman antidepresivos, no debemos perder de vista el hecho de que hay mucha evidencia de que estos medicamentos disminuyen los suicidios llevados a cabo", apuntó. "De eso se trata todo, de salvar vidas".

Los medicamentos tienen sus riesgos, dijo Ryan. "Pero el riesgo de no administrarlos es mucho mayor que el riesgo de administrarlos bajo condiciones controladas", añadió. "A nadie se le puede dar una píldora, ya sea un niño o un adulto, y mandarlos a casa. Tiene que haber una supervisión cercana, y tiene que haber una política pública que permita servicios de seguimiento".

Más información

Para aprender más sobre la depresión, visite el National Institute of Mental Health.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Neal D. Ryan, M.D., professor, psychiatry, University of Pittsburgh School of Medicine, Pittsburgh; Robert N. Golden, M.D., professor and chairman, psychiatry, University of North Carolina, Chapel Hill; Sept. 10, 2005, The Lancet
Consumer News in Spanish