La diabetes y la depresión van de la mano

Y un estudio señala que los médicos deben estar conscientes de la conexión

MARTES 17 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- La relación entre la diabetes y la depresión es aparentemente una espada de dos filos: no es sólo que las personas con diabetes tipo 2 tratada tenga un mayor riesgo de desarrollar depresión, sino también que los individuos que padecen depresión también están en riesgo de desarrollar diabetes.

La revelación de esta investigación sugiere que tanto médicos como pacientes deben tener en cuenta estos riesgos dobles.

"Hay que aumentar la sensibilidad de los médicos en cuanto a la detección del potencial de que sus pacientes de diabetes y de depresión tengan una susceptibilidad al otro trastorno", advirtió el Dr. Stuart Weiss, profesor clínico asistente de medicina en la Facultad de medicina de la Universidad de Nueva York.

La diabetes tipo 2 y la depresión clínica tienden a ir de la mano, apuntaron los autores del estudio, pero la pregunta ha sido cuál ocurre primero.

"Han habido estudios que muestran que la gente que tiene diabetes es el doble de propensa a mostrar síntomas de depresión que los que no la tienen, y podría deberse a que la depresión misma lleva al desarrollo de diabetes tipo 2 o a que tener diabetes lleva al desarrollo de depresión", señaló la autora líder del estudio, la Dra. Sherita Hill Golden, profesora asociada de medicina y epidemiología en la Facultad de medicina de la Universidad Johns Hopkins.

"Hay varios estudios que muestran que la depresión y los síntomas depresivos llevan al desarrollo de diabetes tipo 2, pero sólo un par que muestra que la diabetes misma lleva a la depresión. Deseábamos ver si podíamos o no resolver el asunto de la gallina y el huevo", dijo.

Estudios anteriores también han encontrado que tratar la depresión puede ayudar a extender la vida de la gente que tiene diabetes.

Los autores del nuevo estudio realizaron dos análisis, ambos usando información de participantes del ensayo Estudio multiétnico de la aterosclerosis.

El primer análisis involucró a 5,201 individuos que no tenían diabetes tipo 2 al inicio del ensayo y encontró que la diabetes tipo 2 tratada se asociaba a un aumento de 54 por ciento en el riesgo de desarrollar síntomas depresivos en el transcurso de 3.2 años. Las personas que tenían diabetes no tratada no estaban en riesgo de desarrollar depresión.

Los investigadores señalaron que algo interesante es que las personas que tenían prediabetes o diabetes no tratada tenían alrededor de 25 por ciento menos probabilidades de desarrollar síntomas depresivos que las personas con niveles normales de azúcar en sangre en ayunas.

"Eso fue un poco sorprendente", dijo Golden. Los autores del estudio no estaban seguros del motivo, pero sugieren que tal vez la monitorización asociada al tratamiento de la diabetes podría contribuir a la depresión.

El segundo análisis incluyó a 4,847 participantes y encontró que los síntomas depresivos elevados se asociaban a un aumento de 42 por ciento en la probabilidad de desarrollar diabetes durante el periodo de seguimiento. Mientras más potentes eran los síntomas depresivos, mayor era la probabilidad de desarrollar diabetes. Tras ajustar por factores tales como tener sobrepeso, no hacer ejercicio y fumar, el riesgo de desarrollar diabetes seguía siendo 34 por ciento mayor en pacientes de depresión.

"Es más probable que los que tienen depresión consuman más calorías, sean menos activos físicamente y fumen, así que en general simplemente tienen peores conductas de salud", señaló Golden. "Eso parece ser un componente del tratamiento de la depresión que hay que abordar".

Los hallazgos, que aparecen en la edición del 18 de junio de la revista Journal of the American Medical Association, indican que la integración de la atención podría ser útil en estos pacientes, añadió Golden.

"Para las personas que están siendo tratadas por síntomas de depresión, también es importante pensar en algunas modalidades de tratamiento que también les ayude a adoptar conductas sanas", aconsejó. "Y ciertamente entre la gente que tiene diabetes tratada y que está en riesgo de desarrollar depresión, necesitamos tener en cuenta ese aumento en el riesgo".

Golden trabaja en la junta asesora clínica de diabetes de Merck & Co. El estudio fue patrocinado por los U.S. National Institutes of Health.

Más información

Para más información sobre la diabetes tipo 2 y la depresión, visite la American Diabetes Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Sherita Hill Golden, M.D., associate professor of medicine and epidemiology, Johns Hopkins University School of Medicine, Baltimore; Stuart Weiss, M.D., assistant clinical professor of medicine, New York University School of Medicine, New York City; June 18, 2008, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish