See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los antidepresivos podrían elevar el riesgo de accidente cerebrovascular en la mujer

Pero el incremento de las probabilidades es pequeño y la mayoría de las usuarias no se deben preocupar, informan los investigadores

LUNES, 14 de diciembre (HealthDay News/DrTango) -- Un estudio reciente halla que las mujeres mayores que toman antidepresivos podrían experimentar un incremento pequeño aunque significativo en el riesgo de accidente cerebrovascular y muerte en comparación con las mujeres que no toman estos medicamentos.

"Pero la importancia estadística podría ser diferente de la clínica", subrayó el Dr. Jordan W. Smoller, profesor asociado de psiquiatría en la Facultad de medicina de Harvard y autor principal de un informe que aparece en la edición del 14 de diciembre de Archives of Internal Medicine. "Es posible que un efecto estadísticamente detectable no represente un problema para la mayoría de la gente".

El estudio comparó datos de seis años sobre 5,500 mujeres posmenopáusicas que empezaron a tomar antidepresivos tras inscribirse en el ensayo Iniciativa de salud de las mujeres con los de más de 130,000 mujeres que no lo hicieron.

Encontró que las mujeres que tomaban inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS, entre los que se encuentran Celexa, Paxil, Prozac y Zoloft) experimentaban un incremento de 45 por ciento en el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular y de 32 por ciento en el riesgo de morir por cualquier causa, en comparación con las que no los tomaban. Se encontraron resultados similares en las mujeres que tomaban antidepresivos tricíclicos.

Pero el riesgo total para cualquier mujer sigue siendo muy pequeño, enfatizaron los autores.

"El riesgo anual de accidente cerebrovascular fue de 0.3 por ciento para las mujeres que no tomaban antidepresivos, y de entre 0.4 y 0.5 por ciento para las mujeres que sí lo hicieron", dijo Smoller, que también es vicepresidente de psiquiatría del Hospital General de Massachusetts. "En una muestra tan grande, esto es una diferencia estadísticamente significativa, pero significa que por un gran margen la mayoría de las mujeres no experimentó un accidente cerebrovascular".

Tampoco se encontró ningún incremento en el riesgo de otros problemas cardiacos.

Por tanto, la decisión sobre si y cuándo una mujer de edad avanzada con depresión debería tomar antidepresivos sigue siendo "un asunto individualizado entre la paciente y su médico", apuntó Smoller. "Este estudio ofrece más información al tomar en cuenta las opciones para tratar la depresión".

Estas opciones pueden incluir psicoterapias como la terapia conductual cognitiva, que se ha demostrado que beneficia a muchas personas con depresión, dijo Smoller.

"Hay muchas formas de tratar la depresión", dijo. "Pero en una depresión grave, los medicamentos suelen formar parte del tratamiento. Para la mayoría de las mujeres que tienen depresión grave, los beneficios de los medicamentos superan los riesgos".

La depresión en sí misma "es una enfermedad muy seria y a menudo debilitante que tiene sus propios efectos, como enfermedad cardiaca", apuntó Smoller. Agregó que el estudio no fue un ensayo aleatorio controlado, lo que dificulta la distinción de los efectos de la depresión en sí mismos de los antidepresivos.

Alguien que tome un antidepresivo y que le preocupen los problemas cardiovasculares como el accidente cerebrovascular "debería estar alerta a los factores de riesgo como fumar, el peso y el colesterol", apuntó Smoller.

Ese punto fue destacado por Sylvia Wassertheil-Smoller, profesora de epidemiología y salud pública de la Facultad de medicina Albert Einstein, y miembro del equipo de investigación (y madre de Jordan W. Smoller).

"Las mujeres que toman antidepresivos deberían prestar atención a otros factores de riesgo cardiovascular", señaló. "Hay muchas opciones que sabemos son efectivas pero no las aprovechamos. Sabemos que la hipertensión es un factor de riesgo, aún así sólo un tercio de los hipertensos la controla".

La decisión de una mujer sobre tomar antidepresivos "depende de la gravedad de su condición y de qué tan debilitante sea", dijo Wassertheil-Smoller. "Hay que sopesar los riesgos y los beneficios. Pero eso se aplica a cualquier medicamento, incluso la aspirina".

Haría falta llevar a cabo un ensayo controlado de mayor tamaño para establecer la razón entre riesgo y beneficio de los antidepresivos, no obstante, es poco probable que se realice un ensayo de estas características, apuntó. "Tendría que ser a largo plazo, además no sería ético asignar una persona a un grupo que no tome antidepresivos si los necesita", explicó.

Más información

Para más información sobre los antidepresivos, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: Jordan W. Smoller,M.D., associate professor, psychiatry, Harvard Medical School, vice chairman psychiatry, Massachusetts General Hospital, Boston; Sylvia Wassertheil-Smoller, Ph.D, professor, epidemiology and public health, Albert Einstein College of Medicine, New York City; Dec. 14, 2009, Archives of Internal Medicine
Consumer News in Spanish