See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Más medicamentos, menos divanes se utiliza para tratar la depresión

Estudio: Las píldoras son más comunes que la sicoterapia

Martes, 8 de enero (HealthDayNews) -- Más estadounidenses están buscando ayuda para la depresión que hace una década, pero están tomando más píldoras y pasando menos tiempo en el diván, reflejó un reciente estudio.

Los investigadores encontraron que el número de personas quienes recibieron tratamiento ambulatorio para problemas con el estado de ánimo aumentó de 1.7 millones en 1987 a 6.3 millones en 1997. Durante ese tiempo, la porción de aquellos que estaban tomando medicamentos antidepresivos aumentó a más del doble, mientras que aquellos quienes recibieron psicoterapia disminuyó a más del 10 por ciento.

Los expertos dijeron que esas tendencias reflejan la convergencia de varios factores: una conciencia incrementada de la depresión como una enfermedad curable, junto con un desprendimiento gradual de prejuicios asociados con la misma; la promoción agresiva de compañías de medicamentos de nuevos antidepresivos, tales como Prozac y Zoloft; y un esfuerzo general por parte de las aseguradoras de motivar a los pacientes a visitar más a doctores de cuidado primario en lugar de especialistas más caros.

En general, el estudio es "un desarrollo bienvenido" que "sugiere fuertemente que hay relativamente menos personas en los Estados Unidos quienes sufren de depresión y no están recibiendo tratamiento", indicó el autor principal, Dr. Mark Olfson. Sin embargo, lo que significa la confianza incrementada en la medicación más que el la psicoterapia "sigue sin estar claro".

Los hallazgos aparecen en la edición de "Journal of the American Medical Association".

El estimado del porcentaje de estadounidenses adultos quienes sufren de un ataque de depresión mayor cada año varía ampliamente, de 5 por ciento a casi el doble de las estadísticas.

Olfson, de Columbia University y el Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York, y sus colegas revisaron expedientes de pacientes de 1987 y 1997, cubriendo un total de más de 67,000 personas. Encontraron que el índice de tratamiento ambulatorio para la depresión aumentó de 0.73 a 2.33 por cada 100 personas respectivamente.

El uso de antidepresivos se duplicó durante el periodo, de 37 por ciento a casi 75 por ciento de los pacientes, pero la porción de aquellos quienes buscaron psicoterapia decreció, de 71 por ciento a 60 por ciento. En términos absolutos, no obstante, el número de pacientes que recibían sicoterapia aumentó a través de la década.

Haciendo eco de esa tendencia, el número de visitas al consultorio anuales por paciente para la depresión disminuyó de 13 por ciento en 1987 a 8.7 por ciento en 1997. Olfson dijo que esto puede reflejar el hecho de que los pacientes que no recibían recetas para antidepresivos a menudo no necesitaban venir al consultorio por una repetición.

La proporción de pacientes quienes vieron al doctor, incluyendo al psiquiatra, para su depresión aumentó aproximadamente 69 por ciento en 1987, indicaron los investigadores. Aunque el estudio no iba dirigido a este asunto, Olfson aseveró que evidencia anterior demostró que la mitad o más de los doctores quienes recetan medicamentos de estado de ánimo son doctores de cuidado primario, y no especialistas.

Los planes de salud u otras terceras partes pagaron por 39 por ciento de visitas de depresión en 1987, una estadística que aumentó a 55 por ciento en 1997.

El Dr. Kerry Sulkowicz, un sicoanalista de la ciudad de Nueva York y un funcionario de la Asociación Psicoanalítica Americana, manifestó que los más recientes hallazgos están decididamente mezclados.

Aunque señaló que son buenas noticias el que los estadounidenses se sientan confiados en buscar ayuda para la depresión, Sulkowicz considera que es una "tragedia" cuando las aseguradoras desalientan a las personas a pasar por psicoterapia prolongada. El costo de dos sesiones con un terapeuta puede fácilmente superar el de un suministro de un mes de medicamentos para el estado de ánimo, expuso.

"La medicación por sí sola para muchas personas no es la respuesta", opinó Sulkowicz. "Puede ser extremadamente útil, pero la combinación [de medicamentos y terapia] tiende a ser más efectiva que los medicamentos por sí solos".

Casi 23 por ciento de los pacientes recibieron ambos, antidepresivos y psicoterapia, en 1987, en comparación con sólo 45 por ciento en 1997, demostró el más reciente estudio.

El Dr. Douglas Jacobs, un psiquiatra de Harvard quien inició el Día Nacional de Prueba de la Depresión para aumentar la conciencia de la enfermedad, dijo que la nueva investigación demuestra que el esfuerzo ha ayudado.

"Todavía no muestra que más de 60 por ciento de las personas quienes sufren de depresión no se están tratando", añadió Jacobs.

Los estudios, expresó, tampoco sugieren que los pacientes están mejor atendidos con medicamentos en oposición con la psicoterapia.

"Cada caso es particular. Para algunos pacientes, la medicación es efectiva. Para otros, la psicoterapia es efectiva. Y para la mayoría de los pacientes, una combinación es lo más efectivo", planteó.

Qué hacer

Para descubrir más acerca de la depresión y cómo recibir tratamiento para la misma, visita el Instituto Nacional de Salud Mental o Mental Help Net.

También puedes aprender más acerca de la condición en About.com o el Día Nacional de Prueba de la Depresión.

Fuentes: entrevistas con Mark Olfson, M.D., M.P.H., profesor asociado, psiquiatra clínico, Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York-Columbia University, ciudad de Nueva York; Kerry Sulkowicz, M.D., presidente, comité sobre información pública, Asociación Psicoanalítica Americana, ciudad de Nueva York; Douglas Jacobs, M.D., profesor clínico asociado, psiquiatría, Escuela Médica de Harvard, Boston; "Journal of the American Medical Association", 9 de enero de 2002
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined