See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Riesgo de suicidio a causa de antidepresivos aún no está claro

Estudios difieren en el grado de peligro que los SSRIs representan para los jóvenes

JUEVES 17 de febrero (HealthDay News/HispaniCare) -- Tres nuevos estudios han llegado a conflictivas conclusiones sobre los riesgos de comportamientos suicidas asociados con antidepresivos como Paxil, Prozac y Zoloft.

Estos y otros medicamentos del inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (SSRIs, siglas en inglés) han estado bajo un estrecho escrutinio durante el año pasado a medida que informes aislados planteaban que los usuarios adolescentes o se suicidaban o intentaban hacerlo mientras tomaban estos medicamentos.

Sin embargo, es probable que estos tres nuevos estudios no aclaren la confusión sobre esta cuestión. En conjunto "envían una señal variable sobre el aumento de comportamientos suicidas", afirmó el Dr. John Geddes, profesor de psiquiatría epidemiológica de la Universidad de Oxford en Inglaterra y coautor de un editorial acompañante del informe que aparece en la edición del 19 de febrero de British Medical Journal.

Existe un "pequeño riesgo real" asociado con su uso, considera Geddes, y "el equilibrio entre los beneficios y el riesgo probablemente sea menos favorable en el grupo de los más jóvenes". No obstante, los SSRIs no deben ser descartados automáticamente, debido a que la balanza debe sopesar caso por caso, indicó.

La posibilidad de que los medicamentos antidepresivos, específicamente los SSRIs, aumenten el riesgo de suicidio en la población más joven se ha convertido en una cuestión debatida con vehemencia.

El año pasado, las autoridades británicas declararon que a los niños y adolescentes no se les debía administrar otros antidepresivos que no fuera Prozac. En octubre la Food and Drug Administration de EE.UU. informó a las compañías de medicamentos que debían poner una recuadro negro de advertencia en las medicaciones, advirtiendo a los médicos y consumidores del riesgo potencial para pensamientos o conductas suicidas en pacientes pediátricos.

Los tres nuevos estudios abordan el asunto desde diferentes ángulos. El más amplio, realizado por la Agencia Reguladora de Productos de Salud y Medicinas de Londres, analizó datos de más de 146,000 personas que tomaban SSRIs o los antiguos antidepresivos tricíclicos en el Reino Unido.

Ese estudio "no halló evidencia de que el riesgo de suicidio o autolesiones no mortales en adultos a los que se les recetó SSRIs era mayor que los que recibieron antidepresivos tricíclicos", escribieron los autores. Pero sí destacaron "alguna ligera evidencia" de tales comportamientos en los usuarios de SSRI de 18 años o menores.

Un segundo estudio analizó los datos de más de 40,000 personas que formaron parte de 477 ensayos controlados. "No encontramos evidencia de que los SSRIs aumentaban el riesgo de suicidio, pero no se pueden descartar importantes efectos protectores o peligrosos", escribieron los investigadores, de la Universidad de Bristol en Inglaterra, que realizaron el estudio. Ellos, también, afirmaron haber detectado una "ligera" evidencia de un riesgo incrementado de autolesión.

"Se necesitan ensayos más amplios con mayores periodos de seguimiento para evaluar por completo el equilibrio de riesgos y beneficios", concluyeron.

El tercer estudio, recopila datos de alrededor de 88,000 participantes registrados en 702 ensayos clínicos. Este estudio halló un "aumento significativo en las probabilidades de intentos de suicidios", que era el doble de probable en las personas que tomaban SSRIs que en las que tomaban un placebo.

"Las implicaciones clínicas son que tenemos una buena evidencia de que existe un riesgo poco frecuente pero serio asociado con los SSRIs", dijo Dean Fergusson, autor del estudio y científico del Instituto de Investigación de la Salud de Ottawa en Ontario. "Esta información necesita ser transmitida a médicos y pacientes".

"Pero el riesgo debe ser puesto en perspectiva", agregó Fergusson. "Existen beneficios así como riesgos asociados con estos medicamentos".

Una evaluación más positiva de los resultados vino del Dr. David Fassoer, miembro de la American Psychiatric Association.

"Lo que estos resultados sugieren es que los pacientes que toman antidepresivos serán más propensos a hablar de sus pensamientos suicidas o comentarle a alguien sobre sus intentos de suicidios", indicó Fassoer.

Un problema en la interpretación de meta-análisis (revisiones de datos de un gran número de estudios) como los que han sido reportados es que "resulta difícil determinar los detalles metodológicos en los estudios subyacentes", manifestó Fassoer. No obstante, agregó que el hallazgo de que los pensamientos e intentos suicidas fueron reportados a un índice mayor entre las personas que tomaban los medicamentos es una información valiosa.

"Como médico, me preocupan los pacientes que tienen pensamientos suicidas y no hablan sobre ellos", manifestó Fassoer. "Tomar antidepresivos aumenta la probabilidad de que ellos hablen (con alguien) al respecto y con un poco de suerte reciban ayuda y apoyo".

Fergusson agregó que otra dificultad en la evaluación de esta información es que la mayoría de los ensayos eran relativamente cortos, con una duración de tan sólo 10 semanas.

"Mi parecer es que necesitamos ensayos más amplios y de largo plazo para evaluar tanto los beneficios como los riesgos", apuntó. "Esta necesidad debe estar en la parte principal de nuestra agenda".

Más información

Los padres que buscan una guía sobre los antidepresivos en los niños deben visitar la ParentsMedGuide.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: John Geddes, M.D., professor, epidemiological psychiatry, University of Oxford, England; Dean Fergusson, scientist, Ottawa Health Research Institute, Ontario; David Fassoer, M.D., trustee, American Psychiatric Association, and private practitioner, Burlington, Vt.; Feb. 19, 2005, British Medical Journal
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined