See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Temporada para eliminar el estrés

La temporada de fiestas puede causar alegrías o alarma, según los expertos

LUNES 20 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Mientras está en fila en otra tienda de departamentos para adquirir esos regalos de último momento, con resaca por la fiesta de la oficina la noche pasada y desesperado ante la llegada inminente de sus suegros, se da cuenta de algo: ¿Por qué la temporada de fiestas ya no es divertida?

Para demasiados estadounidenses, la temporada es todo menos divertida, pues las listas de asuntos pendientes y los niveles de estrés suben hasta niveles sin precedentes.

Pero, según los expertos, no tiene que ser así.

"Nos ponemos a pensar 'pero si son las fiestas, se supone que debo estar contento, lleno de gozo. ¿Qué pasa conmigo?'. Eso ya causa estrés de por sí", afirmó la Dra. Gail Saltz, profesora de psiquiatría del New York-Presbyterian Hospital de la ciudad de Nueva York.

Según Saltz, la clave para disfrutar las fiestas, especialmente para las mujeres, comienza con tener expectativas ligeramente menores.

"Baje sus expectativas hacia algo que sea razonable", apuntó. "Eso es algo difícil, especialmente para las mujeres, ya que hacer que las fiestas sean 'placenteras' se ve tradicionalmente como parte del rol de la madre o esposa. "

Saltz considera que todo el mundo necesita hacer una pausa y pensar sobre lo que es realmente importante en la temporada de fiestas.

"¿Se trata realmente sobre haber hecho el más sofisticado pastel o 50 tipos diferentes de galletas? ¿O se trata más bien de estar juntos como familia?", cuestionó. "Trate de que eso sea su prioridad, disfrutar todo lo que se pueda el uno del otro".

Un cambio saludable de actitud navideña no hará que las compras, las fiestas de la oficina y las no muy perfectas reuniones familiares desaparezcan, claro está.

Pero el Dr. James Maddux, profesor de psicología de la Universidad George Mason, tiene algunas sugerencias prácticas para aligerar la carga:

  • Haga una lista y revísela dos veces: "Parte de lo que genera estrés es sentirse abrumado, con demasiadas cosas que hacer en muy poco tiempo", explicó Maddux. Recomienda escribir una lista de lo que hay que hacer, basada en las tareas que se completaron el año anterior. "Observe cómo manejo esas tareas el año pasado, y averigüe qué puede manejar mejor este año".
  • Sea un poco menos generoso: No, eso no significa convertirse en un avaro, sino pensar en maneras creativas para acortar esas listas de regalos fuera de control. "Una de las cosas que mi familia hacía hace años fue, entre los hijos adultos de la familia, acordar no regalarnos nada entre nosotros. Ahora, simplemente compramos regalos para los niños", apuntó Maddux. Otras familias podrían acordar limitar los regalos para los adultos escogiendo nombres al azar. "Le sorprenderá cuantos miembros de la familia dirán 'hemos pensado hacer algo así por años'. "
  • Surfee como Papá Noel: Ambos expertos estuvieron de acuerdo en que la Internet es el lugar perfecto para hacer compras de manera conveniente y sin estrés. "Puede hacerlo en cualquier momento y los regalos llegan a donde usted diga", apuntó Maddux.
  • Cuidado con excederse en las fiestas: Las fiestas de oficina, el ponche donde los vecinos, las invitaciones abundan durante la temporada de fiestas. Para aquellos que tienen unas agendas apretadas, Maddux sugiere dejar de asistir a las reuniones menos importantes este año. "Recuerde, tiene una obligación de responder a cada invitación a una fiesta, pero no siempre tiene una obligación de decir 'si'". Si va a menos fiestas, recuerde no beber ni comer en exceso, ya que ambas cosas pueden contribuir a la culpabilidad y al estrés.
  • Tómelo todo con una sonrisa: Aunque a todo el mundo le encanta pensar que sus familias son perfectas, "cada familia tiene sus problemas", apuntó Saltz. Y a veces, las reuniones familiares son tan inevitables como estresantes. "En esas situaciones, simplemente recuerde que 'se trata tan sólo de unas cuantas horas, una vez al año'", aconsejó Maddux. "Trate de evitar a las personas con las que no se lleva bien o por lo menos evite los temas que sabe podrían provocarlos".

Por supuesto, para algunos (especialmente las personas enfermas, muy viejas o lejos de casa) la temporada de fiestas puede traer soledad y depresión.

"Cada vez que hay una temporada de fiesta, sienten que deberían estar con sus familias, o las fiestas les traen poderosos recuerdos de haber estado con su familia en el pasado", dijo Saltz.

Cree que los individuos que perciben la llegada inminente de la temporada de fiestas no se deben sentir tímidos sobre llamar a sus seres amados con antelación.

"La mayoría de las personas, cuando reciben una llamada de alguien que les dice 'bueno, voy a estar sólo', se apresuran a decir 'claro, ven y pasa el día con nosotros'", afirmó Saltz. "Generalmente, se sienten bien al respecto, al saber que usted deseaba ser incluido en su celebración".

Apuntó que la temporada de fiestas también es el momento para que las familias recuerden a sus miembros que están en hogares de ancianos u otras circunstancias que pueden generar soledad, para unirse a ellos y hacer que la temporada sea un tanto especial.

Al final, Saltz dijo, el cálido contacto humano es el mejor regalo.

"Las personas raramente piensan sobre lo que desean en las fiestas", dijo. "Pero son precisamente esas pequeñas cosas especiales que nos decimos los unos a los otros, la comunicación. Eso añade algo increíble a la temporada y no cuesta un centavo".

Más información

El estrés puede llevar a la depresión. Para aprender más sobre las señales de advertencia de la depresión, visite el National Institute of Mental Health.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Gail Saltz, M.D., associate professor, psychiatry, New York-Presbyterian Hospital, New York City; James Maddux, Ph.D., professor and director, clinical training, department of psychology, George Mason University, Fairfax, Va.
Consumer News in Spanish