See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Volverse a casar vuelve a los hombres sedentarios

Pero un estudio halla que incrementa la ingesta de verduras

MARTES 28 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Un reciente estudio señala que los hombres que se vuelven a casar luego de un divorcio o de la muerte de su esposa comienzan a aumentar de peso y a reducir el ejercicio, esencialmente a descuidarse a sí mismos.

Estos hombres experimentan un aumento del índice de masa corporal (IMC), una proporción entre el peso en kilogramos y la estatura en metros, junto con una reducción en el nivel de actividad física, en comparación con los hombres que no se casan.

Aún así, casarse otra vez resultó saludable al menos de una manera, pues comenzaron a comer más verduras. Los hombres que eran viudos incrementaron su ingesta de verduras a más de cuatro porciones semanales, mientras que los que estaban divorciados agregaron 1.28 porciones más a su dieta cada semana.

"De hecho, los cambios relacionados con la dieta fueron quizá los más impresionantes", aseguró Patricia Mona Eng, epidemióloga de i3 Magnifi, una división de la empresa de información sobre salud Ingenix, y autora del estudio.

Las esposas generalmente se encargan de las compras y de cocinar, "así que cuando los hombres pierden a su pareja, generalmente pierden el acceso a una dieta mejor", discurrió.

El estudio aparece en la edición de enero de 2005 del Journal of Epidemiology and Community Health. Eng considera que se trata del primer esfuerzo importante por correlacionar los cambios en la dieta y otros comportamientos relacionados con la salud con los cambios en el estado civil.

El estudio, realizado mientras Eng trabajaba en la Escuela de Salud Pública de Harvard, examinó la información sobre el estado civil y los hábitos de salud de al menos 40,000 profesionales de la salud de sexo masculino entre los 40 y los 75 años de edad. La información se recolectó en intervalos de cuatro años, lo que permitió comparaciones de los hábitos de salud de los hombres que experimentaron algún cambio en su estado civil.

El Dr. Jean Bonhomme, vocero de la Men's Health Network, se preguntó si los hallazgos serán aplicables a una población más general. Los profesionales de la salud, por un lado, tienden a ser más educados, dijo, y agregó que, como tienen un empleo, el estudio inherentemente no representaría adecuadamente a los individuos discapacitados.

La población del estudio, con una edad promedio de 55, también representa a los hombres de mayor edad que tienden a tener creencias más tradicionales acerca de quién cocina, anotó Bonhomme. No está claro si los hallazgos resulten ciertos en hombres más jóvenes.

En general, un matrimonio que termina en la muerte o el divorcio se asoció a cambios adversos en los comportamientos de salud de los hombres. El consumo de alcohol aumentó en aquellos cuya esposa falleció, hasta 0.51 porciones semanales comparados con los hombres que siguieron casados.

Los hombres y los mujeres podrían expresar su depresión de manera distinta, sugirió Bonhomme. "Un tipo puede ir a un bar y empinar el codo muchas veces", dijo a manera de ejemplo.

Los viudos también consumieron alimentos fritos fuera del hogar con mayor frecuencia. Y los hombres que resultaron viudos o divorciados comieron entre 2.91 y 2.05 menos porciones de verduras a la semana, respectivamente, comparados con los hombres casados.

Los divorciados y los viudos tuvieron incrementos en el IMC relativos a los cambios de los que siguieron casados. Los factores psicológicos, como la depresión, podrían explicar la reducción en la masa corporal, sostuvo Eng. También podría ser que los hombres divorciados estén más interesados en su apariencia porque regresan al mercado de solteros, agregó.

"El punto de este estudio es que la pérdida de la esposa por divorcio o por muerte perjudicial en cuanto a sus comportamientos de salud", aseguró Eng.

Volverse a casar, aunque no fue beneficioso en cuanto a la masa corporal o el ejercicio, pareció tener un efecto general positivo sobre la dieta. Quienes participaron en el estudio y volvieron a casarse incrementaron su consumo de verduras, pollo y pavo. También redujeron su ingesta de bebidas ricas en azúcar, en comparación con quienes permanecieron viudos o divorciados.

Muchas personas experimentan el divorcio o la muerte de su pareja en algún momento de sus vidas, cosa que no debe ser un riesgo para la salud, según Eng.

Los hábitos de salud pueden modificarse, se puede encontrar ayuda en familia, amigos, el médico o en un grupo de apoyo para quienes sufren este tipo de transiciones en su estado civil.

"Cuide su salud en cuanto a los comportamientos cuando esté sometido a estos cambios tan estresantes de la vida", recomendó. "No se eche a la pena completamente".

Más información

Para consejos para una vida saludable para los hombres, visite los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Patricia Mona Eng, Sc.D., epidemiologist, i3 Magnifi, Newton, Mass.; Jean Bonhomme, M.D., M.P.H., spokesman, Men's Health Network, Washington, D.C.; January 2005 Journal of Epidemiology and Community Health
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.