Las torturas mentales y físicas inflingen un dolor similar

Psicólogos afirman que los supervivientes bosnios y serbios encontraron a ambas igual de traumáticas

MIÉRCOLES 7 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Las torturas psicológicas y físicas inflingen grados similares de angustia mental y estrés traumático, según informan investigadores británicos.

"Las ejecuciones simuladas, ser testigo de la tortura de un ser querido, las amenazas de violación sexual, el contacto con los genitales y el aislamiento se asociaron con un nivel igual, o hasta superior, de angustia que algunos de los factores estresante de tortura física en cuanto a la angustia asociada", escribieron investigadores del King's College de la Universidad de Londres en la edición de marzo de la revista Archives of General Psychiatry.

Los investigadores entrevistaron a 279 supervivientes de tortura de Bosnia, Croacia y Serbia que se vieron envueltos en el conflicto cuando la antigua Yugoslavia se separó en los 90.

En una escala de aflicción, las víctimas de tortura clasificaron la tortura psicológica casi en el mismo nivel que la tortura física.

El equipo concluyó que los métodos agresivos de interrogación o detención que incluyen la privación de las necesidades básicas, la detención en condiciones incómodas, ser encapuchado, el aislamiento, la desnudez forzada, las posiciones que impliquen mucho esfuerzo, las amenazas, el tratamiento humillante y otros abusos psicológicos inflingen tanto daño mental como la tortura física.

Los hallazgos refutan las afirmaciones del gobierno de Bush en los Estados Unidos de que hay una distinción entre la tortura física y "otros tratamientos crueles, inhumanos o degradantes" que no causan dolor físico, señalaron los autores.

La Casa Blanca ha sostenido que ciertos métodos no físicos de detención e interrogación (como vendar los ojos o encapuchar, la desnudez forzada, el aislamiento y las manipulaciones psicológicas) no son tortura y pueden ser usados en circunstancias excepcionales, como en la guerra contra el terrorismo.

Más información

En 2006, la American Psychological Association aprobó una resolución en que reafirmaba la oposición de la organización a toda forma de tortura y abuso.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: JAMA/Archives journals, news release, March 5, 2007
Consumer News in Spanish