Revisión afirma que la carga psicológica de las tropas de Vietnam es menor de lo que antes se creía

Un análisis cercano muestra un 40 por ciento menos de casos de trastorno de estrés postraumático

JUEVES 17 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- Un nuevo y exhaustivo análisis de los registros militares podría reescribir los libros de historia sobre cuántos soldados estadounidenses sufrieron de trastorno de estrés postraumático (TEPT) después de prestar servicio en Vietnam.

El estudio de cinco años concluyó que el18.7 por ciento de los veteranos de Vietnam experimentaron síntomas de TEPT, una cifra mucho menor que el 30.9 por ciento citado en un estudio gubernamental de 1988 ampliamente citado, pero mucho menos riguroso.

Además de arrojar luz sobre los efectos mentales de la guerra de Vietnam, los nuevos hallazgos podrían también tener relevancia para el actual enfrentamiento estadounidense en Irak, aseguraron los expertos.

"Ambas guerras han sido descritas como 'guerras sin frentes', en donde hay mucha dificultad para distinguir entre los civiles pacíficos y los combatientes enemigos", anotó el investigador principal Bruce Dohrenwend, jefe de investigación en el Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York. "Que los índices de TEPT sean iguales, más altos o más bajos en los veteranos estadounidenses de la guerra en Irak dependerá de las diferencias, además de las similitudes, entre ambas guerras", añadió.

Los hallazgos aparecen en la edición del 18 de agosto de Science.

El TEPT es un trastorno de ansiedad que incluye pesadillas, memorias vívidas y ataques de pánico relacionados con eventos "desencadenantes" que se desarrollan después de exposición al combate u otros eventos extremadamente perturbadores.

En las décadas siguientes a la salida de las tropas estadounidenses de Vietnam, el número real de veteranos psicológicamente traumatizados por lo que habían encontrado en la guerra se convirtió en un tema de acalorado debate. Un estudio de 1988, llevado a cabo por los U.S. Centers for Disease Control and Prevention, estimó un índice constante relativamente bajo de TEPT entre los veteranos, de 14.7 por ciento.

Pero un segundo estudio gubernamental, el Estudio Nacional de Reajuste de los Veteranos de Vietnam (NVVRS, por sus siglas en inglés), calculó una cifra mucho más alta, el 30.9 por ciento. Ambos estudios utilizaron los informes de los mismos veteranos sobre los síntomas de TEPT y exposición al trauma durante la guerra.

Los resultados del NVVRS dieron lugar a la estadística de "1 de cada 3" frecuentemente citada en los medios y en otros lugares cuando se describe la carga emocional de Vietnam en los soldados.

Sin embargo, el hallazgo de la NVVRS tuvo sus escépticos. Muchos señalaron que sólo el 15 por ciento de los soldados que prestaron servicio en Vietnam fueron en realidad asignados a papeles de combate.

"Entonces, si se tiene un 15 por ciento de las tropas relacionadas con el combate, ¿cómo se puede tener más de 30 por ciento con TEPT?", se preguntó Dohrenwend, quien es también profesor de epidemiología en la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

La publicación en 1998 del libro Stolen Valor (Valentía robada), de B.G. Burkett y Glenna Whitley, que detallaba las falsas historias de miles de personas que se proclamaban veteranos de Vietnam, muchos de las cuales nunca habían salido de los Estados Unidos, se añadió a la controversia.

Entonces, para ayudar a verificar los datos sobre el TEPT, el grupo de Dohrenwend decidió ignorar los autoinformes y concentrarse en miles de páginas de registros militares. Estos registros incluían historias detalladas de los soldados y estadísticas, como los índices mensuales de las bajas en cada división que sirvió en Vietnam.

"También teníamos un maravilloso conjunto de datos recolectados por veteranos de las guerras de Vietnam y Corea", apuntó Dohrenwend. "Les tomó 12 años analizar los registros de datos sobre todas las 58,000 muertes relacionadas con la guerra de Vietnam".

Con antecedentes tan precisos de los eventos con los cuales trabajar, los investigadores pudieron corroborar la mayoría de afirmaciones concernientes al TEPT realizadas por los veteranos.

La gran mayoría estuvo expuesta a horribles eventos durante el conflicto, concluyó Dohrenwend. "En realidad comprobamos este dato con mucha precisión", afirmó. "Si no hubiera sido el caso, lo hubiéramos encontrado".

Los investigadores también resolvieron el dilema de 30 frente a 15. "Considere un 10 por ciento de la infantería y sus homólogos de otras ramas para obtener el número de 15 por ciento de combatientes", explicó Dohrenwend. "Pero también están las tropas de apoyo de combate, como los ingenieros, médicos y otros, y ahí hay un 14 por ciento más".

En una "guerra sin frentes", donde todos son vulnerables a violencia súbita en casi cualquier lugar, esas tropas de apoyo probablemente también son testigos de la carnicería, afirmó Dohrenwend.

Richard McNally, profesor de psicología de Harvard y autor de un editorial acompañante, estuvo de acuerdo. "Un buen ejemplo del conflicto actual son los individuos que manejaban camiones en Irak. Es un trabajo muy peligroso, pero no es un rol de combate en sí", apuntó.

Sin embargo, el mayor cambio en el nuevo estudio provino de un cambio en el umbral acordado para diagnosticar TEPT. En la NVVRS, los criterios fueron relativamente bajos. Pero el grupo de Dohrenwend colocó el listón en los síntomas que causaban a los individuos "discapacidad funcional" en la vida cotidiana.

"Los síntomas tenían que producir por lo menos una discapacidad moderada para un diagnóstico de TEPT", explicó McNally. "Y eso tiene sentido, porque la guerra cambia a una persona. ¿Cómo podría no hacerlo? Pero no todos los cambios constituyen una enfermedad o un trastorno, también ocurren reacciones emocionales normales".

Esta combinación de registros verificables y un mayor umbral para el diagnóstico del TEPT llevó al grupo de Dohrenwend a una nueva cifra para la prevalencia de TEPT en el transcurso de la vida de los veteranos de Vietnam de 18.7 por ciento, más alto que el estimado de los CDC pero un 40 por ciento menor que la muestra de la NVVRS.

"Hemos aportado una metodología mucho mejor a esta controversia", señaló Dohrenwend. "Creo que ofrecemos una solución a esta cuestión".

El estudio también tenía algunas buenas noticias para las tropas estadounidenses que regresan de Irak. Los investigadores pudieron dar seguimiento a los síntomas de los veteranos de Vietnam en el tiempo y encontraron que "los trastornos por lo general estaban en curso de mejora", incluso sin tratamiento, apuntó Dohrenwend.

Más información

Para más información sobre el TEPT, visite el U.S. National Institute of Mental Health.

FUENTES: Bruce Dohrenwend, Ph.D., chief, research, department of social psychiatry, N.Y. State Psychiatric Institute, and professor, epidemiology, Mailman School of Public Health, Columbia University, New York City; Richard McNally, Ph.D., professor, psychology, Harvard University, Cambridge, Mass.; Aug. 18, 2006, Science
Consumer News in Spanish