See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Antidepresivos modernos son creados iguales

Estudio: Tres principales drogas para el estado de ánimo son casi las mismas

Martes, 18 de diciembre (HealthDayNews) -- A los fabricantes de medicamentos les gustaría que los pacientes creyeran que su selección de un antidepresivo hace una gran diferencia en cuán bien estos los sacan de la depresión.

Pero un nuevo estudio diseñado para estimular las prácticas médicas cotidianas demuestra que, en promedio, tres de los más populares medicamentos para el estado de ánimo se desempeñan igual de bien en disminuir la depresión adulta.

Tal paridad tiene importantes implicaciones para el financiamiento del cuidado de salud, indicaron los expertos, ya que la versión genética de estos medicamentos puede ser mucho menos cara que sus hermanas comerciales.

El estudio se concentró en 573 adultos tratados para la depresión en más de tres docenas de lugares de cuidado primario en los Estados Unidos. De esos, a 189, se les suministró inicialmente con paroxetina, 193 tomaron fluoxetina, y 191 recibieron sertralina, pero se les permitió cambiar si tenían alguna reacción negativa o no respondían a las drogas.

Las tres píldoras se les llama inhibidores de reincorporación de serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés), porque levantan al ánimo al estimular los niveles cerebrales del mensajero molecular serotonina. La paroxetina se vende como Paxil por GlaxoSimithKline, la sertralinas se comercializa como Zoloft por Pfizer, y la fluoxetina es el nombre genérico de Prozac, fabricado por Eli Lilly, que financió el trabajo. (Prozac recientemente perdió su protección de patente, y una versión genérica está disponible para esa droga pero no para las otras dos).

"Hay también la creencia de que medicamentos en la misma clase son probables de ser similares. Pero hay a menudo pocos estudio comparativos" de medicamentos que pertenezcan a la misma clase, indicó el Dr. Kurt Kroenke, profesor de medicina de la Escuela de Medicina de Indiana University en Indianápolis y autor principal del estudio, que aparece en la edición del 19 de diciembre de la "Journal of the American Medical Association".

El equipo investigativo de Kroenke evaluó los tres durante los nueve meses siguientes, clasificando sus síntomas de depresión en una escala normal. También calcularon cada capacidad individual para funcionar en el trabajo y con la familia y amigos, y examinaron factores tales como desempeño sexual, dolor, hábitos de sueño y memoria.

Para los nueve meses, los adultos en los tres grupos habían ganado entre 15 y 17 puntos, en un promedio, en la escala de ánimo, un aumento significativo pero una variedad no significativa, indicaron los investigadores. A la vez, el número de aquellos quienes sufrían de efectos secundarios serios, como disfunción sexual, cambiaron de medicamentos o abandonaron la medicación era igual en los tres grupos.

En general, aproximadamente una quinta parte de los adultos cambiaron de medicamentos al menos una vez, y al final del estudio cerca de la mitad continuaban tomando antidepresivos. Más de dos tercios mostraron mejoría, y aproximadamente 80 por ciento reportó estar satisfecho con el tratamiento, un porcentaje que no dependía de qué medicamento estuviera utilizando.

La mayoría de los resultados no fueron sorprendentes, manifestó Kroenke, quien también es un científico en el Instituto Regenstrief de Indianapolis para el Cuidado de la Salud.

Pero los investigadores mostraron que los adultos respondieron de igual forma para los tres medicamentos sin importar si tenían señales de ansiedad antes de comenzar con las píldoras, que es un factor que se pensaba generalmente influía el proceso con ciertos SSRI.

Los hallazgos son probables que impulsen a los planes de seguro de salud a que exijan a los doctores a recetar los antidepresivos más baratos.

"Este estudio nos dice . . . lo que podemos esperar si las personas toman uno de estos tres medicamentos: en promedio, al final terminarás en el mismo lugar", indicó el Dr. Gregory Simon, un investigador del Centro para Estudios de la Salud. El centro con base en Seattle es el brazo investigativo de Group Health Cooperative, un plan prepagado de salud en Washington State.

Pero eso no significa que las tres drogas son idénticas, añadió.

Simon, quien escribió un editorial que sirve de suplemento al artículo de revista, indicó que una pequeña fracción de personas de 10 a 15 por ciento quienes utilizan los compuestos están tomando otros medicamentos que pueden reaccionar con los antidepresivos de formas curiosas y posiblemente perjudiciales. Y la variación genética es otro factor importante, y pobremente comprendido, en cuán bien los pacientes responderán al SSRI tanto en grupo como individualmente, añadió.

En última instancia, manifestó Simon, el estudio no argumenta que las personas con depresión deban tomar Prozac genérico.

"Pero los resultados parecen ser en promedio los mismos, así que es razonable para alguien recomendar la opción menos cara. Cuánto cuesta un medicamento es un fenómeno temporal y puede variar de lugar en lugar. Es probablemente cierto que los genéricos son más baratos", indicó, "pero no es necesariamente cierto todo el tiempo".

Tanto Simon como Kroenke ha recibido financiamiento de Eli Lilly.

Qué hacer

Para más sobre la depresión ,visita la Asociación de Depresión y Trastornos Afectivos Relacionados.

Fuentes: entrevistas con Kurt Kroenke, M.D., profesor de medicina, Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, y científico, Instituto Regenstrief para el Cuidado de la Salud, Indianápolis; Gregory Simon, M.D, M.P.H., investigador, Centro para Estudios de la Salud, Group Health Cooperative, Seattle; "Journal of the American Medical Association", 19 de diciembre de 2001
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.