Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

La realidad de la guerra puede crear un sentimiento de culpa

Está bien no obsesionarse con la cobertura televisiva

Viernes, 28 de marzo (HealthDayNews) -- La carretera a Bagdad está pavimentada con bombas, balas y sangre. Y gracias a la televisión, es un sendero que pasa directo por la sala de los hogares.

Para algunas personas, el acceso instantáneo a las noticias permite un sentido de control a una situación que de otra forma seria incontrolable. Pero para muchos otros observar las noticias de la guerra se puede tornar más una obsesión que una selección; y una que a menudo está plagada de sentimientos de culpa, informaron expertos en salud mental.

"Las personas a veces obtienen el sentimiento de que la vida tiene que ser de una forma que no podemos reconocer la tristeza o seriedad de una situación. Y sentirnos mal acerca de eso, y también experimentan un sentido de alegría personal o reaccionan con un sentido de placer cuando se produce la situación apropiada", comentó el doctor Charles Goodstein, presidente de la Asociación Psicoanalítica de Nueva York.

De manera que algunas personas tratan de apagar el drama y el trauma de la guerra, o cambian de canal para escapar, o hacen algo que los hace sentir bien, puede invadirlos un flujo de sentimientos encontrados y en última instancia un sentido de culpa.

Un ejemplo de la vida real de un conflicto de dicha índole se desarrolló cuando productores de televisión y la cadena ABC debatían si transmitir en directo los Premios de la Academia el domingo.

Aunque el espectáculo se presentó, la audiencia fue menor de un número estimado de 10 millones de espectadores. De hecho, junto con el número de estrellas quienes eligieron renunciar a la ceremonia, indica que muchas personas pudieran no haber manejado sus sentimientos acerca de disfrutar la programación con tranquilidad.

La psicóloga Edi Cooke dijo que lo que se ha ido perdiendo es el sentimiento de permitirse sentirse bien por una horas incluso en medio de una gran crisis nacional y además necesitas reconocer que la salud mental podría depender de tu capacidad para hacerlo.

"La vida tiene que tener un balance de tanto lo bueno como lo malo y no es ni saludable ni productivo bombardearnos continuamente con pensamientos o imágenes de disturbios y de temor sin algo que mantenga el balance", comentó Cooke, una experta en estrés del Centro Médico Cedars-Sinai en Los Angeles.

Estudios conducidos luego de ataques terroristas del 11 de septiembre revelaron que quienes pasaron días pegados al televisor, reviviendo continuamente los eventos horripilantes, eran mucho más probables de entrar en depresión y sufrir de ansiedad y el pánico ataca a quienes reducen su periodo de observar los eventos.

"Es importante entender que apagar el control remoto, tomarse un descanso de la guerra no obstaculiza el sentido de patriotismo o mata el orgullo de ser estadounidense" comentó Cooke.

Lo que es más importante, señaló, es reconocer que observar la guerra en televisión no va a afectar el resultado, o quienes llevan a cabo el combate.

"Es importante que no nos dejemos arrastrar por los eventos como si estuviéramos en una parte activa de lo que está pasado", añadió Cooke.

Algunos expertos creen que la obsesión de algunos espectadores con la guerra podría deberse, en parte, a la moda de reality TV.

Aunque la mayoría de las personas pueden dibujar la línea entre la fantasía y la vida real, la televisión real hace todo lo que puede para empañar esa percepción, indicar dónde observar permite que los espectadores participen e influyan el resultado del show; y las vidas de las personas, comunicaron los expertos.

"La línea entre el entretenimiento y los eventos mundiales puede tornarse muy fina cuando se utiliza el mismo medio para transmitir ambos eventos", comentó Cooke.

Sin importar los que conduce a una persona a observar la guerra, los expertos dicen que puede ser útil tornar la obsesión en una motivación constructiva, al examinar otras formas de expresar tus sentimientos.

"Tomar acción sin importar cuán pequeño es una forma de superar el miedo y la ansiedad y hace sentir que puedes hacer una diferencia", dijo Cooke.

Los expertos sugieren un número de formas. Escribir cartas a los soldados, ofrecer alivio a los seres queridos de los activados, ofrecerse de voluntarios en la Cruz Roja, organizar una vigilia de seguridad por el vecindario o incluso únete a alguna protesta local.

De igual importancia, añadió Goodstein es alejarse del televisor y pasar tiempo con otros quienes pudieran compartir tus sentimientos acerca de la guerra.

"Es durante momentos de gran estrés que es lo más importante sentirse conectados con otra persona; y que nos demos dar cuenta que no somos los únicos afectados por lo que está pasando", dijo.

Si sientes que experimentas señales de estrés, incluyendo un cambio en los hábitos de sueño o el apetito, o si simplemente no pueden apagar la cobertura de la guerra sin sentir ansiedad significativa, los expertos sugieren que hables con tu doctor.

Más información

Para más información sobre lidiar con eventos traumáticos, visita El Instituto Nacional de Salud Mental. Para más sobre ayudar a los niños a lidiar con eventos traumáticos, presiona aquí.

Fuentes: Charles Goodstein, M.D., psiquiatra, Centro Médico de New York University, y profesor clínico asociado, Escuela de Medicina de New York University, y presidente, Asociación Psicoanalítica de Nueva York; Edi Cooke, Ph.D., psicología clínica, departamento de psiquiatría y salud mental, Centro Médico Cedars-Sinai, Los Angeles
Consumer News in Spanish