See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los problemas pulmonares de los rescatadores del 11-S son más extensos, según plantea un estudio

El 70% de los rescatadores informó sobre problemas pulmonares y el doble del índice de anormalidades de la población general

MARTES 5 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Cerca del 70 por ciento del personal y trabajadores de rescate que respondieron a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 sobre el World Trade Center de la ciudad de Nueva York sufrió problemas pulmonares durante y después de los esfuerzos de recuperación.

Algunos de estos problemas se mantuvieron durante al menos dos años y medio después de los ataques, según un informe reciente, el mayor estudio realizado hasta la fecha sobre los efectos para la salud del desastre.

"No me sorprendió ver estos efectos por una exposición a sustancias tóxicas que tiene lugar durante ese periodo de tiempo, incluso durante varios días o semanas, con depósito de materiales en el pulmón y ninguna manera en que pudieran ser eliminados", aseguró el Dr. Len Horovitz, neumólogo del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

Ahora se sabe que el polvo del World Trade Center, según Horowitz, contenía metales pesados como níquel, titanio y cadmio. "Éstos son algunos de los metales pesados presentes en el humo del cigarrillo, que sabemos que es tóxico para los pulmones", agregó Horovitz. El polvo también contenía partículas grandes y pequeñas. Las más pequeñas son capaces de alcanzar lo más recóndito de los pulmones.

Según el estudio, cerca de 40,000 trabajadores de rescate y recuperación, entre ellos bomberos, agentes de policía y trabajadores de la construcción y obras públicas, resultaron expuestos al polvo cáustico y a los contaminantes tóxicos después de los ataques. Los hallazgos se basaron en exámenes médicos de 9,442 rescatadores que fueron realizados entre julio de 2002 y abril de 2004.

El 69 por ciento de los que fueron examinados informaron sobre nuevos o peores síntomas respiratorios mientras trabajaban en el sitio del World Trade Center. Los síntomas se mantuvieron en el momento del examen en el 59 por ciento de los participantes.

El 61 por ciento de los que no tenían ningún síntoma respiratorio antes del 11-S desarrolló síntomas mientras trabajaba en el lugar.

Las pruebas de función pulmonar revelaron que los rescatadores que acudieron al World Trade Center tenían el doble del índice de anormalidades que los experimentados por la población general. El informe halló que estas anormalidades se mantuvieron durante meses e incluso años.

Las afecciones respiratorias graves como la neumonía fueron mucho más comunes durante los seis meses siguientes al 11-S que durante los seis meses anteriores.

Los que llegaron primero al edificio en llamas tuvieron la mayor exposición y, en consecuencia, más problemas respiratorios.

Se espera que el informe, dado a conocer el martes por el Centro Médico Mount Sinai de la ciudad de Nueva York, sea publicado el jueves en Environmental Health Perspectives.

Parece probable que algunos problemas continúen o empeoren. "No está claro si vamos a ver un aumento en las malignidades, pero uno sospecharía que eso es ciertamente posible", aseguró Horovitz.

El informe recalca la necesidad de mantener el monitoreo y tratar a los rescatadores del World Trade Center, aseguraron los autores del estudio.

Mount Sinai ha sido el centro de investigación relacionado con el 11-S. Entre los rescatadores tratados en el hospital el año pasado, el 84 por ciento tiene enfermedad del tracto respiratorio superior, el 47 por ciento del inferior como asma y "tos del World Trade Center", el 37 por ciento tiene trastornos psicológicos como trastorno por estrés postraumático, y el 31 por ciento ha tenido problemas musculoesqueléticos.

Según la Associated Press, el informe fue dado a conocer debido al aumento de la consternación pública sobre el futuro de los trabajadores de la zona del desastre. Ocho mil trabajadores y civiles instauraron una demanda colectiva contra la ciudad de Nueva York y sus contratistas porque culpan al 11-S del cáncer, la sinusitis y otros problemas.

Se espera que el alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, anuncie programas de apoyo para quienes trabajaron en el lugar después del 11-S.

El 31 de agosto, el departamento de salud de la ciudad de Nueva York emitió directrices clínicas actualizadas para los proveedores de atención de la salud de la ciudad sobre cómo tratar a los adultos que han estado expuestos al desastre. Las directrices también incluyen algunos enfoques de evaluación para mejorar la detección de problemas de salud.

Más información

El departamento de salud de la ciudad de Nueva York tiene más información sobre la situación posterior a los ataques sobre el World Trade Center.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Len Horovitz, M.D., pulmonary specialist, Lenox Hill Hospital, New York City; Mount Sinai Medical Center, New York City, Sept. 7, 2006, Environmental Health Perspectives; Aug. 31, 2006, New York City Department of Health press release; Associated Press
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.