¿Se siente mareado cuando se pone de pie? Dos simple pasos podrían aliviarlo

dizzy dizziness headache
Adobe Stock

LUNES, 14 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Casi todo el mundo ha sufrido un mareo tras ponerse de pie con demasiada rapidez, pero a algunas personas les sucede con regularidad. Ahora, un nuevo estudio sugiere dos formas de ayuda que puede llevar a cabo usted mismo.

El estudio se enfocó en lo que se conoce como hipotensión ortostática inicial (HOI), en que la presión arterial de la persona desciende marcadamente en un plazo de 30 segundos tras ponerse de pie tras estar sentado o acostado.

El problema es de corta duración, y el cuerpo se reequilibra en cuestión de más o menos un minuto. Pero los síntomas (que incluyen marea, vista borrosa y náuseas) pueden ser preocupantes, y a veces conducen a caídas.

En el nuevo estudio, los investigadores evaluaron dos sencillas maniobras para frenar esos síntomas: activar los músculos de la parte inferior del cuerpo justo antes o justo después de ponerse de pie.

Resultó que ambos métodos ayudaban, al menos a las 22 mujeres jóvenes del estudio. Hacer cualquiera de las dos cosas limitó la reducción de la presión arterial de las mujeres cuando se pusieron de pie tras estar sentadas.

Pero algo más importante fue que sus síntomas se aliviaron, señaló el investigador sénior, el Dr. Satish Raj, profesor de ciencias cardiacas de la Facultad de Medicina Cumming de la Universidad de Calgary.

"Mostramos que las personas se sienten mejor, que es lo que les importa", dijo Raj.

El término general de hipotensión ortostática (HO) se refiere a una reducción en la presión arterial después de que una persona se ponga de pie. Pero hay formas distintas de HO, lo que incluye la HOI, explicó Raj.

En la HOI, el bajón de la presión arterial es particularmente dramático (de al menos 40 mm Hg en la presión sistólica) y sucede en un periodo de 15 a 30 segundos tras ponerse de pie. Se resuelve poco después.

La HO "clásica" comienza un poco más lenta, en unos 3 minutos, y la reducción en la presión arterial es más sostenida. Es común en las personas mayores, sobre todo cuando sufren de afecciones de la salud como la diabetes o la enfermedad cardiaca.

En cuanto a la HOI, apuntó Raj, "la vemos mucho en personas más jóvenes, y en personas básicamente sanas".

Cuando una persona se pone de pie tras estar sentada, hay cierto desplazamiento del flujo sanguíneo hacia el vientre y las piernas. Se cree que las HOI implica una dilatación rápida y excesiva de los vasos sanguíneos en la parte inferior del cuerpo, lo que resulta en una reducción temporal del flujo sanguíneo al cerebro. Poco después, aparecen síntomas como mareo y ver manchas.

Las dos contramaniobras que Raj y sus colaboradores evaluaron son similares, pero distintas. Una implica la "preactivación" de los músculos de los muslos. Mientras está sentada, la personas levanta las rodillas, una a la vez, hacia el tronco, de forma similar a una marcha. Lo hace durante 30 segundos antes de ponerse de pie.

La otra maniobra se realiza durante 30 segundos justo después de ponerse de pie. Conlleva cruzar una pierna frente a la otra y tensar los músculos de la parte inferior del cuerpo.

En el estudio, las 22 mujeres fueron observadas en las tres situaciones en que se ponían de pie tras estar sentadas: en una, se sentaron durante 10 minutos y luego simplemente se pusieron de pie; en las otras dos, estuvieron sentadas durante el mismo tiempo, pero hicieron una de las dos contramaniobras.

El equipo de Raj encontró que, en promedio, ambas tácticas redujeron los bajones en la presión arterial de las mujeres tras ponerse de pie, y se tradujeron en menos síntomas.

La investigación sugiere que la maniobra de preactivación ayuda al mejorar el rendimiento cardiaco de la persona, es decir, la cantidad de sangre que el corazón bombea al sistema circulatorio por minuto. Por otra parte, la táctica del tensionamiento parece funcionar al comprimir los músculos de la parte inferior del cuerpo y fomentar el flujo sanguíneo hacia el corazón.

Aunque ambas maniobras funcionaron, Raj comentó que prefiere la estrategia de preactivación muscular, ya que se realiza antes de ponerse de pie.

"La dificultad es que hay que recordar hacerla antes de ponerse de pie", anotó. Pero si la memoria falla, añadió Raj, siempre queda la estrategia de tensar los músculos.

Todas las participantes recibieron evaluación de señales de que en realidad tenían HOI, lo que incluye el historial de síntomas que ocurrieron poco después de ponerse de pie y que se resolvieron en un minuto.

Para personas como ellas, estas contramaniobras sencillas valen la pena, y podrían ser justo lo que necesitan, según unos expertos que no participaron en la investigación.

"Este método me gusta", afirmó el Dr. Stephen Juraschek, que estudia los trastornos de la presión arterial en el Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston.

Pero sí puntualizó ciertas precauciones, entre ellas que el estudio tuvo un tamaño reducido y solo participaron mujeres jóvenes.

"Me gustaría ver un estudio de mayor tamaño con un grupo más diverso, que incluya a adultos mayores", planteó Juraschek.

Anotó que las maniobras quizá sean difíciles para algunas personas mayores, incluso las elevaciones de rodillas mientras están sentadas. Y, en general, dijo Juraschek, es buena idea que los adultos mayores con problemas de mareo tomen medidas adicionales para prevenir las caídas, como asegurarse de que las alfombras estén bien fijadas y tener barras en los "lugares críticos" de la vivienda.

El Dr. Sei Iwai, profesor del Colegio de Medicina de Nueva York en Valhalla, Nueva York, expresó unos puntos similares.

"Se piensa que la HOI se debe a una fisiología normal, y que en sí no es peligrosa", apuntó Iwai.

Pero, añadió, cuando la HOI ataca a un adulto mayor hay preocupaciones adicionales, dado que quizá sea frágil o tome medicamentos que empeoren el bajón de la presión arterial, lo que podría incrementar su riesgo de caerse y hacerse daño.

Iwai dijo que las personas con unos síntomas de HOI más leves podrían intentar autogestionarse con estas maniobras. Pero añadió que si los síntomas son frecuentes o intensos, es "prudente" acudir a un profesional de atención de la salud, en lugar de autodiagnosticarse.

Los hallazgos se publicaron el 8 de febrero en la revista Heart Rhythm.

Más información

La Clínica Mayo ofrece más información sobre la hipotensión ortostática.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Satish Raj, MD, professor, cardiac sciences, Cumming School of Medicine, University of Calgary, Calgary, Canada; Sei Iwai, MD, professor, medicine, cardiology department, New York Medical College, Valhalla, N.Y.; Stephen Juraschek, MD, PhD, assistant professor, medicine, Beth Israel Deaconess Medical Center, Boston; Heart Rhythm, Feb. 8, 2022, online

Consumer News in Spanish