See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Amor y matrimonio: emocional mezcla heterogénea

Convivir beneficia a los hombres, las mujeres buscan estabilidad

Lunes, 22 de diciembre (HealthDayNews) -- Los hombres y las mujeres se benefician emocionalmente de estar juntos, tanto si están casados como conviviendo. Y ambos tienen problemas luego de una separación; pero con algunas sorprendentes diferencias.

&EACUTEsta es la conclusión de un reciente estudio de los investigadores británicos que aparecen en la edición de enero de la Journal of Epidemiology and Community Health.

"Uno de los hallazgos más impactantes es que convivir parece beneficioso a la salud mental de los hombres y menos beneficioso la salud mental de las mujeres", sostuvo el investigador principal, doctor Stephen Stansfeld, un profesor de psiquiatría en Queen Mary, Universidad de Londres.

El equipo de Stansfeld basó sus hallazgos en respuestas de 4,430 hombres y mujeres menores de 65 años para un cuestionario de salud mental. Los sujetos tomaron parte en la British Household Panel Survey anual. Esta encuesta, que comenzó en 1991, incluye información suministrada anualmente por 5,000 familias británicas y 10,000 adultos.

Los investigadores también encontraron que las mujeres quienes permanecieron solteras toda su vida parecían tener bastante buena salud mental, contrario a los hombres que permanecieron solteros toda su vida. "Elegir estar soltera parece ser bueno para las mujeres pero no tan bueno para los hombres", argumentó Stanfield.

Además, el rompimiento de un matrimonio - particularmente varios matrimonios - parece ser perjudicial para la salud mental de la mujer, indicó.

Los investigadores también reportaron que los hombres quienes rompieron con su primer pareja bien fuera si estaban casados o convivían tuvieron una salud mental más pobre en comparación con quienes permanecieron con su primera pareja. Pero hombres quienes convivían con una pareja nueva luego de un divorcio tuvieron mejor salud mental en comparación con hombres que permanecieron solteros o se volvieron a casar.

Las mujeres quienes permanecieron con sus parejas casadas o que convivían tuvieron una mejor salud mental en comparación con mujeres quienes no lo hicieron. Sin embargo, a mayor cantidad de rompimientos subsecuentes, mayor fue el deterioro su salud mental.

Las mujeres quienes pasaron por varias relaciones pudieran sufrir de baja autoestima, especuló Stanfield.

Aunque las relaciones a largo plazo eran mejores para la salud mental de ambos sexos, los hombres quienes se casaron tuvieron significativamente menos bienestar emocional que aquellos quienes convivían con su pareja. Sin embargo, las mujeres se desempeñaron mejor emocionalmente si estaban casadas. De todas las encuestadas, las mujeres que permanecieron solas luego del divorcio tuvieron la peor salud mental, así como mujeres quienes permanecieron solas luego de un rompimiento con un compañero de toda la vida, además, tomó más tiempo a las mujeres recuperarse de una relación terminada que los hombres, encontró el grupo de Stanfield.

La diferencia entre los hombres y las mujeres en su reacción al convivir pudiera deberse que las mujeres desean más seguridad en la relación, argumentó Stanfield. "En la convivencia no existe tanta seguridad como se implica en el matrimonio".

"En general, las mujeres son probablemente mejores en cuidarse a sí mismas que los hombres", añadió. "Los hombres tienen a depender de una persona, usualmente su esposa, mientras que las mujeres suelen tener un círculo más amplio de amigos y una red social más amplia".

Kelly Raley, un profesor asociado de sociología en la Universidad de Texas, encontró que fallas en algunas de las conclusiones de la reciente investigación. "Este estudio no se ajusta al hecho de que las personas con mejor salud mental son probablemente más propensas a tener pareja y a volver a tener pareja en el caso que estén separados. Estas asociaciones no se pueden interpretar como que el matrimonio o la convivencia causan buena salud mental".

Raley, también expresó que "no está segura de que los hallazgos establecidos de una población británica se traduzcan a lo que las persona experimentan en los Estados Unidos. Los patrones de convivencia y matrimonio en los Estados Unidos difieren sustancialmente de los patrones en Europa".

El doctor David Katz, un profesor clínico asociado de salud pública en la Universidad de Yale, piensa que el estudio contiene algunas conclusiones válidas. "En términos de biología básica, los hombres están claramente más dispuestos a relaciones secuenciales que las mujeres", indicó.

"Nuestras convenciones sociales reemplaza esto, por su puesto, pero biológicamente, los hombres se desempeñan bien con una serie de parejas femeninas con el tiempo con el fin de propagar sus genes", expuso Katz. "Las mujeres no se benefician de esta clase de inestabilidad biológica, y son mejores en relaciones estables y duraderas. Esta investigación demuestra que lo que la biología predeciría, la psicología y la sociología corroboran".

Más información

Para conocer más acerca del matrimonio y la salud mental visita la Asociación Americana para Terapia de Familia y Matrimonio o lee este reporte de BBC News.

Fuentes: Stephen Stanfield, M.D., profesor, psiquiatría, Instituto de Ciencias de Salud Comunitaria, y presidente, Departamento de Psiquiatría, Queen Mary, Universidad de Londres, Inglaterra; Kelly Raley, Ph.D., profesora asociada, Departamento de Sociología, Universidad de Texas, Austin; David Katz, M.D., M.P.H., profesor clínico asociado, salud pública, Universidad de Yale, New Haven, Connecticut; enero 2004, Journal of Epidemiology and Community Health
Consumer News in Spanish