See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Por qué los hombres no escuchan las campanas nupciales

Nueva investigación explora por qué los hombres no se comprometen para casarse

Martes, 23 de julio (HealthDayNews) -- Si eres mujer que espera porque tu novio de toda la vida proponga la pregunta, mudarse podría ser más perspicaz que dejar fotografías de anillos de compromisos a la vista.

Nueva investigación que de seguro incomodará a muchas mujeres ha encontrado que la razón principal para que los hombres eviten el altar es que pueden obtener sexo sin casarse más fácil que en tiempos pasados.

¿La segunda razón más común?

Pueden disfrutar de los beneficios de tener una esposa, al convivir en lugar de casarse.

"Convivir contribuye con el retraso nupcial masculino", indicó Barbara Dafoe Whitehead, coautora del estudio y codirectora del Proyecto Nacional del Matrimonio en Rutgers University.

Whitehead quien resulta ser la madre de dos mujeres solteras de 30 y tantos años y su colega David Popenoe emprendieron el estudio debido a un lamento común entre las mujeres: los hombres no parecen estar interesados en dejarse atrapar en estos días.

"El completo debate acerca de los hombres con fobia al compromiso ha alcanzado un nivel alto en las culturas populares", manifestó Whitehead. "Se habla en libros y en películas. Es una pieza de conversación entre muchas mujeres jóvenes hoy día. Decidimos que nadie había preguntado a los hombres para ver si sucedía algo".

Los investigadores dividieron en ocho grupos 60 hombres heterosexuales no casados con edades de los 25 a los 33 de cuatro ciudades en Estados Unidos. Se pidió a los hombres discutir sus actitudes acerca de tales temas como el sexo, las citas románticas, conocer mujeres, convivir y las presiones sociales para casarse y divorciarse.

La razón más comúnmente citada para postergar el matrimonio fue que la facilidad de los hombres en obtener sexo. Luego fue disfrutar de los beneficios del matrimonio mediante la convivencia.

Las otras ocho razones más comúnmente citadas que los hombres dieron para evadir el matrimonio fueron:

  • Desean evitar el divorcio y sus riesgos financieros.
  • Desean espera a ser mayores para tener hijos.
  • Temen que el matrimonio requiera muchos cambios y compromisos.
  • Están esperando por su alma gemela y ésta no ha aparecido.
  • Enfrentan pocas presiones sociales para casarse.
  • Son renuentes a casarse con una mujer que ya tenga hijos.
Ninguno de los hombres en estos grupos expresaron un ferviente deseo por los niños, agregó Whitehead. Muchos veían los hijos como una meta remota en la vida, y una responsabilidad con la cual no estaban preparados para lidiar todavía.

"Si continúa esta tendencia de hombres postergando el matrimonio, es probable que choque con el tiempo y la edad reproductiva de muchas mujeres jóvenes quienes esperan casarse y tener hijos antes de comenzar a enfrentar problemas asociados con la disminución de la fertilidad", argumentó Popenoe.

De hecho, la edad promedio del matrimonio ha ido en aumento tanto para hombres como para mujeres. En los 1960, era 23 años para los hombres y 20 para las mujeres. En el 2000, era aproximadamente 27 para los hombres y 25 para las mujeres, de acuerdo con estadísticas recientes del Censo de los EE.UU.

Para hombres y mujeres con educación universitaria, Whitehead considera que es más tarde aún.

Dijo que estaba especialmente sorprendida de las razones que los hombres dieron para su miedo al divorcio. No hablaron acerca del estrago emocional que puede ocasionar, sino acerca de problemas de dinero que podría causar. Específicamente, estaban preocupados de que su exesposa los pudiera limpiar financieramente.

"Los hombres temen al divorcio porque realmente los golpeará en sus bolsillos", expresó Whitehead. "Esta preocupación contribuye a su preferencia por la convivencia porque desean proteger sus activos. Se preguntan, ¿por qué casarse si obtienes lo mismo viviendo con alguien sin el riesgo de perder el dinero?".

Sin embargo, Dorian Solot, directora ejecutiva del Proyecto Alternativas al Matrimonio, dijo que cree que el estudio están desenfocando y es demasiado duro con los hombres.

"En todas las encuestas de opinión pública de las que sabemos, así como en nuestra investigación, son en realidad las mujeres las que cuestionan el matrimonio y los hombres los más interesados en casarse", comentó Solot, quien dirige la organización en Boston junto con su novio de toda la vida.

Entre las encuestas que cita para apoyar su punto de vista:

  • Una encuestas Gallup de 1996 encontró que 39 por ciento de los hombres solteros preferían casarse, en comparación con 29 por ciento de las mujeres solteras.
  • Una encuesta a estudiantes de escuela superior de 1996 al 2000 encontró que 38 por ciento de estudiantes de último año creían que el matrimonio conducía a una vida más plena y más feliz, en comparación con 29 por ciento de las jóvenes en el mismo grado escolar.
Si hay un género con más fobia al compromiso que otro, es probablemente el femenino, sostuvo Solot.

Qué hacer

Puedes leer el estudio completo de Rutgers en el portal del Proyecto Nacional del Matrimonio. Analiza el lado positivo de la convivencia en el Proyecto Alternativas al Matrimonio.

Fuentes: Barbara Dafoe Whitehead, Ph.D., codirectora, Proyecto Nacional del Matrimonio, David Popenoe, Ph.D., profesor, sociología, y codirector, Proyecto Nacional del Matrimonio, Rutgers University, New Brunswick, N.J.; "The State of Our Unions: 2002 -- Why Men Won't Commit: Exploring Young Men's Attitudes About Sex, Dating and Marriage", portal Proyecto Nacional del Matrimonio, junio de 2002; Dorian Solot, directora ejecutiva, Proyecto Alternativas al Matrimonio, Boston
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined