See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El deseo y la satisfacción sexuales no disminuyen durante el embarazo

Un estudio encontró que el primer y segundo trimestres no conllevan una disminución en el interés en la mayoría de mujeres

MIÉRCOLES, 17 de marzo (HealthDay News/DrTango) -- Aunque las mujeres tienen menos relaciones sexuales a medida que su embarazo avanza, no disfrutan menos de la experiencia, según muestra una investigación reciente.

"Durante años, hemos estudiado la salud sexual masculina, pero no la salud, preocupaciones, temas y problemas sexuales de las mujeres, por lo que existe una brecha sexual en la información", señaló el Dr. Irwin Goldstein, editor jefe de la revista The Journal of Sexual Medicine, donde recientemente se publicó el nuevo estudio. "Este tipo de estudio ayuda a reducir esa brecha y proporciona información sobre la conducta real de mujeres reales. Nos da una idea de qué esperar".

Goldstein es director de medicina sexual del Hospital Alvarado de San Diego.

Los autores del nuevo estudio, provenientes de Lisboa, Portugal, pidieron a 188 mujeres entre los 18 y 40 años de edad que completaran un cuestionario el día en que fueron dadas de alta del hospital tras dar a luz.

Casi la mitad (44.7 por ciento) de las mujeres afirmó que tuvieron relaciones sexuales con mayor frecuencia durante el primer trimestre del embarazo. Poco más de la tercera parte (35.6 por ciento) dijo que el sexo era más frecuente en el segundo trimestre.

Apenas diez por ciento apuntó que la mayor frecuencia de actividad sexual se dio en el tercer trimestre, mientras que 55 por ciento señaló que, en ese momento, la actividad sexual se reducía.

Pero la mayoría de las mujeres, el 80.1 por ciento, afirmó haber tenido relaciones sexuales en esta etapa avanzada del embarazo. Y casi el 40 por ciento de las mujeres dijo haber tenido relaciones sexuales durante la semana en que dieron a luz.

Aproximadamente la mitad de las mujeres afirmó que no había habido cambios en su vida sexual durante el primer o segundo trimestres.

Casi una cuarta parte (23.4 por ciento) de las mujeres admitió que temía que el sexo hiciera daño al bebé.

En sus investigaciones para su libro, The Working Woman's Pregnancy Book, la Dr. Marjorie Greenfield apuntó que este temor a veces proviene del hombre.

"Una mujer contó que tenía deseos de sexo, pero su marido no se sentía cómodo con la idea", apuntó Greenfield, que es jefa de la división de obstetricia y ginecología generales del Centro Médico Case de los Hospitales Universitarios de Cleveland. "Algunos hombres dicen que sienten que el bebé les observa, o que le harán daño".

Alrededor de la mitad de las mujeres de la encuesta afirmó que la satisfacción sexual permaneció igual durante el embarazo, mientras que una proporción menor (27.7 por ciento) dijo que se negaba. El deseo sexual era el mismo en 38.8 por ciento, y bajó en 32.5 por ciento de las participantes.

El tipo de actividad sexual más común fue la vaginal (con 98.3 por ciento), seguida por el sexo oral (38.1 por ciento) y el sexo anal (6.6 por ciento). Alrededor de una quinta parte de las mujeres afirmó que se masturbaba durante el embarazo.

Más de 40 por ciento de las mujeres dijo que se sintió menos atractivo con el embarazo, pero tres cuartas partes dijeron que no sintieron una disminución en el interés sexual de su marido o pareja.

En general, los autores y otros expertos afirman que el sexo durante el embarazo no es peligroso.

"Mucha gente piensa que causa abortos en el tercer trimestre o daños al niño, pero el coito regular entre pene y vagina no es un problema", enfatizó Goldstein, y añadió que pueden haber problemas con embolismos de aire durante el sexo oral, e infecciones durante el sexo anal.

Y hay algunas personas para quienes el sexo durante el embarazo puede ser inseguro, apuntó Greenfield, lo que incluye a mujeres con placenta previa, en que la placenta yace más baja en el útero.

"Chocar contra la placenta bajo esas circunstancias puede causar hemorragia a la madre", advirtió.

"Pero para la persona promedio, hay sólo un acto sexual que presenta un mayor riesgo para las mujeres embarazadas", agregó. "Han habido muertes si se sopla aire dentro de la vagina. Cualquier cosa que fuerce aire dentro de la vagina no es segura".

"Es importante reconocer que el deseo, la autoimagen, variables como los cambios hormonales, el cansancio y la preocupación por el niño en realidad afectan los impulsos y funciones sexuales de las mujeres, sobre todo cuando entran al tercer trimestre", apuntó Goldstein. "Es natural esperar cambios en la función sexual durante el embarazo".

Más información

March of Dimes ofrece más información sobre el sexo durante el embarazo.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: Marjorie Greenfield, M.D., division chief, general obstetrics & gynecology, University Hospitals Case Medical Center, Cleveland, and author, The Working Woman's Pregnancy Book; Irwin Goldstein, M.D., director, sexual medicine, Alvarado Hospital, San Diego, and editor-in-chief, Journal of Sexual Medicine; February 2010, Journal of Sexual Medicine
Consumer News in Spanish