¿Sobrepeso en el embarazo? Aquí verá cómo mantener el peso de más a raya

Serena Gordon

Serena Gordon

Published on September 26, 2018

Heather Kinion and daughter Julia
Heather Kinion and daughter Julia

MARTES, 25 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- Heather Kinion nunca pensó demasiado en su peso. Pero cuando quedó embarazada, eso cambió.

"Mi hermana tuvo un bebé unos años antes que yo, y aumentó mucho de peso, y todavía no lo había perdido cuando quedé embarazada", comentó Kinion. Así que la futura madre del área de Chicago se sintió feliz de apuntarse a un programa de consejería nutricional que el consultorio de su médico ofrecía como parte de un estudio.

El programa del estudio, de la Universidad del Noroeste, se lama Momfit. Anima a las madres embarazadas a comer alimentos sanos, a aumentar la cantidad recomendada de peso, a hacer ejercicio con regularidad y a dormir de siete a nueve horas por noche.

Las mujeres recibieron consejería nutricional en persona. También tuvieron ayuda de la tecnología: unos recordatorios por teléfono, mensaje de texto y correo electrónico mantenían las metas del embarazo en sus mentes. Las mujeres también registraron lo que comían en una aplicación de smartphone.

La meta no era perder peso, sino aumentar de peso dentro de las directrices recomendadas. En general, las participantes en Momfit aumentaron unas 4 libras (1.8 kilos) menos a lo largo del embarazo que las que recibieron la atención estándar.

En cuanto a Kinion, solo aumentó 20 libras (9 kilos) durante el embarazo. "De verdad me preocupaba mucho aumentar demasiado peso. Era invierno, y me gusta la comida reconfortante, pero como reportaba lo que comía, me aseguraba de comer tres porciones de verduras y dos de frutas, además de granos integrales y una cantidad adecuada de lácteos".

También mejoró respecto al control de las porciones, afirmó. Y el programa "me dejaba espacio para ser indulgente, así que no me sentía privada. Podía comer un buen equilibrio de alimentos", añadió.

Tras el nacimiento de su hija, Kinion eligió amamantarla. Dijo que perdió el peso del embarazo rápidamente.

La autora del estudio, Linda Van Horn, dijo que el estudio buscaba ver si las mujeres podían evitar el exceso de peso de forma segura durante el embarazo.

"La mayoría de las mujeres embarazadas tienen sobrepeso o son obesas en el momento de la concepción. Se trata de un importante problema de salud pública", apuntó Van Horn, profesora de medicina preventiva en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste, en Chicago.

El Instituto de Medicina (IOM) de EE. UU. recomienda que las mujeres con un peso normal aumenten de 25 a 35 libras (de unos 11 a casi 16 kilos) durante el embarazo, pero solo de 15 a 25 libras (de casi 7 a unos 11 kilos) si tiene sobrepeso al inicio del embarazo. Las mujeres que son obesas solo deben aumentar de 11 a 20 libras (de casi 5 a 9 kilos) de peso durante el embarazo, señaló el IOM.

Aumentar un peso excesivo durante el embarazo puede tener consecuencias tanto para la madre como para el bebé.

"El aumento de peso sin duda es un gran problema", apuntó el Dr. Navid Mootabar, presidente de obstetricia y ginecología en el Hospital de Northern Westchester en Mount Kisco, Nueva York.

"Una atención adecuada a la cantidad apropiada de aumento de peso produce unos mejores resultados en el embarazo. Conduce a un menor riesgo de hipertensión y diabetes gestacional. Un aumento apropiado de peso también reduce el riesgo de cesárea", dijo Mootabar.

Van Horn añadió que el aumento de peso apropiado puede ayudar a las nuevas mamás a evitar la obesidad tras el embarazo. También puede evitar a los niños a evitar el sobrepeso y la obesidad.

"El antiguo dicho es 'eres lo que comes'. Ahora podría ser 'eres lo que tu mamá comió'", planteó.

El estudio incluyó a casi 300 mujeres embarazadas de 18 a 45 años de edad. Todas estaban en el rango de sobrepeso u obesidad. Alrededor del 62 por ciento eran blancas.

Los nutricionistas ofrecieron a la mitad de las mujeres consejos basados en una versión modificada de la dieta DASH (por las siglas en inglés de método dietético para detener la hipertensión), que se enfoca en las frutas y las verduras, los granos integrales y las proteínas magras. Limita las grasas saturadas y desalienta el consumo de bebidas endulzadas con azúcar y refrigerios. La dieta "MAMA-DASH" añadió más lácteos y limitó el pescado que podría contener mercurio, según el estudio.

Caminar también era importante, y se pidió a las participantes del Momfit que caminaran al menos 30 minutos o que dieran 10,000 pasos al día.

Van Horn reconoció que Momfit no es una panacea.

"Se recomendó a las madres obesas que aumentaran de 10 a 15 libras (de 4.5 a 6.8 kilos), y muy pocas estuvieron en ese rango. Pero sí aumentaron menos que las del grupo de la atención usual. Hacer que las mamás realicen esos cambios en las calorías diarias de la dieta es difícil", comentó.

El estudio también encontró una tasa más alta de cesáreas en las mamás que participaron en el programa. Pero los investigadores no están seguros del motivo.

Una de las buenas noticias del estudio es que las mamás están usando las lecciones nutricionales con sus hijos.

"Sin duda ahora elijo mejor los alimentos, y mi hija Julia come mucho mejor de lo que podría comer si yo no hubiera estado en el estudio. Come muchas verduras", dijo Kinion.

El estudio aparece en la edición del 24 de septiembre de la revista American Journal of Preventive Medicine.

Más información

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists) ofrece más información sobre la nutrición durante el embarazo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ