Los nacimientos prematuros alcanzan máximos no vistos en 15 años en EE. UU.

preemie premature baby nicu
Adobe Stock

Key Takeaways

Over 1 in 10 U.S. births are now premature, the highest level witnessed since 2007, a new March of Dimes report shows

The pandemic is a likely culprit in the increase, as fear of COVID infection, packed hospitals and staffing shortages affected care

Race played a big part, with Black and Native American women 62% more likely than white women to deliver early

JUEVES, 17 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Más de 1 de cada 10 nacimientos ocurren ahora de forma prematura en Estados Unidos, y el número de estos alumbramientos, que son más peligroso, se disparó en un 4 por ciento en 2021, muestra un nuevo informe de March of Dimes.

La tasa de nacimientos prematuros ya alcanzó un 10.5 por ciento de todos los nacimientos, que es el nivel más alto desde 2007, según la organización, que se enfoca en la salud materna e infantil.

De hecho, las tasas de nacimientos prematuros han estado aumentando de forma constante en Estados Unidos desde 2014, lo que ha merecido a Estados Unidos una calificación de D+ en el informe anual de March of Dimes.

Esto significa que las mujeres estadounidenses viven ahora en uno de los países desarrollados más peligrosos del mundo cuando se trata de los partos.

Es probable que la pandemia tuviera un rol importante en el aumento en los nacimientos prematuros el año pasado, según la organización.

"Sabemos que la pandemia afectó a la forma en que los proveedores administraban la atención", señaló la Dra. Zsakeba Henderson, vicepresidenta sénior y directora interina médica y de la salud, en una declaración publicado junto con el informe.

"La falta de personal, los problemas con los recursos, y los miedos por la transmisión de la COVID-19 presionaron más a los proveedores para que hicieran dar a luz a las pacientes y las sacaran de la salas de maternidad de forma oportuna, y quizá también hayan contribuido a los aumentos en el uso de intervenciones obstétricas, como las inducciones y las cesáreas", explicó. "También se ha mostrado que estas intervenciones contribuyen al aumento en los nacimientos prematuros, sobre todo a los nacimientos prematuros tardíos".

En general, hubo más de 383,000 nacimientos prematuros en Estados Unidos en 2021, y la raza tuvo un importante rol en el riesgo de una mujer individual.

Las mujeres negras y las amerindias tenían un 62 por ciento más de probabilidades de dar a luz a un bebé prematuro en 2021, en comparación con las mujeres blancas, encontró el informe. La tasa de partos prematuros de las mujeres negras aumentaron de un 14.4 por ciento en 2020 a un 14.7 por ciento en 2021, mientras que aumentaron de un 11.6 a un 12.3 por ciento entre las mujeres amerindias.

Esto no resulta demasiado sorprendente, según March of Dimes, dado que, según sus estimados, poco más de un 21 por ciento de las mujeres negras y casi un 27 por ciento de las mujeres amerindias/nativas de Alaska carecen de una atención prenatal adecuada.

La geografía podría también tener un rol, ya que algunas áreas de Estados Unidos tienen unas peores tasas de nacimientos prematuros que otras.

Por ejemplo, nueve estados recibieron una calificación de "F" (Alabama, Arkansas, Georgia, Kentucky, Luisiana, Mississippi, Oklahoma, Carolina del Sur y Virginia Occidental), al igual que Puerto Rico, encontró el informe. Sol un estado, Vermont, recibió una calificación de A-, la calificación más alta que se otorgó.

También hay demasiadas cesáreas de "bajo riesgo", considera March of Dimes.

"En general, las tasas de cesáreas aumentaron de un 31.8 a un 32.1 por ciento en 2021, y representan casi un tercio de todos los nacimientos", señaló el grupo en la declaración. "Aunque las cesáreas salvan vidas en situaciones de necesidad médica, esta forma de parto es una cirugía mayor, y tiene unos riesgos inmediatos y a largo plazo".

La salud de una nueva madre puede sufrir por las complicaciones vinculadas con las cesáreas sin necesidad médica, anotó March of Dimes, de forma que reducir los procedimientos de bajo riesgo podría salvar vidas.

En general, "el informe de este año arroja una nueva luz sobre las devastadoras consecuencias de la pandemia para las mamás y los bebés de nuestro país", lamentó Stacey Stewart, presidenta y directora ejecutiva de March of Dimes. "Aunque están muriendo menos bebés, más de ellos nacen demasiado enfermos y demasiado pronto, lo que puede conducir a problemas de salud para toda la vida", anotó.

"Las mujeres embarazadas con COVID tienen un riesgo un 40 por ciento más alto de nacimiento prematuro, y sabemos que más mujeres están iniciando sus embarazos con afecciones de salud crónicas, lo que puede aumentar más su riesgo de complicaciones", añadió Stewart. "Está claro que nos encontramos en un momento crítico en nuestro país, y por eso estamos instando a los legisladores a actuar ahora para avanzar una legislación que mejore de forma mensurable la salud de las mamás y los bebés".

Más información

Aprenda más sobre la prevención del nacimiento prematuro en el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: March of Dimes, news release, Nov. 15, 2022

What This Means for You

Premature birth rates in the United States hit their highest level in 15 years in 2021, as pandemic fears and hospital staffing shortages hampered care.

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ