En Estados Unidos, el estrés varía según la región

Una encuesta de los CDC halla que los habitantes de Hawái están más relajados, en comparación con Kentucky y Virginia Occidental

MARTES, 14 de abril (HealthDay News/Dr. Tango) -- La vida en Estados Unidos es cada vez más estresante, sobre todo si la persona vive en las regiones de las montañas Apalaches o del valle del Misisipi.

Casi el 10 por ciento de las 1.2 millones de personas entrevistadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. entre 2003 y 2006 señalaron que tenían angustia mental frecuente, definida como tener depresión, estrés o problemas emocionales durante 14 o más días al mes.

Esto se compara con el uno por ciento en las encuestas realizadas por los CDC entre 1993 y 2001. Los hallazgos aparecen en la edición de junio de la American Journal of Preventive Medicine.

Sin embargo, parece que a algunos estados les va peor que a otros.

Virginia Occidental tuvo el mayor porcentaje de residentes, 14.9 por ciento, que informó sobre angustia mental frecuente en la encuesta de 2003-2006. Kentucky tuvo el 14.4 por ciento.

En Misisipi, Oklahoma y Virginia Occidental, la incidencia de angustia mental frecuente aumentó 4 puntos porcentuales entre la primera y la segunda encuesta. Otros estados que tenían tasas superiores a la media eran Alabama, Arkansas e Indiana.

Dado el estado actual de la economía, las estadísticas de 2008, que aún no se han recopilado, probablemente muestren peores niveles de angustia mental, dijo el investigador principal, el Dr. Matthew Zack, epidemiólogo médico de los CDC.

"Me atrevo a predecir que algunas áreas no afectadas en el estudio podrían resultar afectadas, debido en parte a la pérdida de trabajos o al desempleo", dijo Zack.

A pesar del clima brutal, una región que parece estar superando la tormenta de estrés es la del alto medio oeste. En Dakota del Norte y del Sur, Nebraska, Kansas, Minnesota, Iowa, Montana, Wisconsin e Illinois, menos del 8 por ciento de los residentes informó sobre angustia mental frecuente.

Y según un hallazgo que quizá no sorprenda a muchos de los que han visitado sus prístinas playas, Hawái era el estado más relajado de todos, ya que apenas el 6.6 por ciento de los residentes informó sobre angustia mental frecuente.

"En cierto modo nos sorprendió ver las diferencias por áreas geográficas en cuanto a los niveles de angustia mental frecuente", dijo Zack. "Hubo diferencias bastante sustanciales".

Los datos, que fueron desglosados por condados, se recopilaron como parte del Sistema de Vigilancia del Factor de Riesgo Conductual.

Entre las razones que explican las diferencias en los niveles de angustia emocional y estrés se encuentran las desigualdades económicas y los niveles de enfermedades crónicas, tales como enfermedad cardiovascular y diabetes, dijo Zack.

Los estados que tenían las mayores tasas de angustia mental también tenían mayores índices de pobreza, lo que puede conducir a presiones financieras, peor estado de salud y menor acceso a médicos y a los servicios de salud mental.

Aunque la recesión aún no había golpeado el país cuando se realizaron las encuestas del estudio, Zach cree que los niveles de estrés podrían ya haber estado en aumento, debido a las presiones que sienten los trabajadores en materia de productividad y los costos elevados de atención de la salud que conducen al aplazamiento de la atención médica o de salud mental.

Joshua Klapow, profesor asociado de psicología y salud pública de la Universidad de Alabama en Birmingham, dijo que los resultados del estudio no resultaron sorprendentes.

"Lo que nos dice es que la angustia psicológica es muy prevalente y que las tasas tienden a ser más altas en los estados que tienen un peor estado de salud y menor estatus socioeconómico", dijo Klapow.

No obstante, destacó, la investigación dice muy poco sobre el grado de angustia psicológica, por ejemplo cuántas personas tienen un problema de salud diagnosticable como trastorno bipolar o ansiedad frente a cuántos se sienten preocupados por los problemas financieros, un divorcio o un problema transitorio.

"Uno de los problemas del estudio es su limitación en cuanto a las inferencias que podemos sacar sobre las causas del estrés", dijo Klapow.

Más información

La American Academy of Family Physicians tiene más información sobre cómo enfrentar el estrés.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Matthew Zack, M.D., M.P.H., medical epidemiologist, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Atlanta; Joshua Klapow, Ph.D., associate professor, psychology and public health, University of Alabama at Birmingham; June 2009 American Journal of Preventive Medicine
Consumer News in Spanish