See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La Web puede detectar rápidamente brotes de enfermedad

Las redes de correo electrónico pueden comunicar un llamado antes de que el gobierno tenga conocimiento sobre ello

MIÉRCOLES 7 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Para el Dr. Eric Granowitz, entre otros, la capacidad de la Internet en su función de centinela contra los brotes de enfermedad emergentes recientemente mostró su poder de una manera un tanto mundana pero extraña: con un mensaje de correo electrónico reenviado sobre una enfermedad causada por una abdominoplastia.

La primavera pasada, Granowitz había solicitado el consejo de un colega para tratar a un paciente con una infección bacterial extraña.

El colega le reenvió el correo electrónico que había recibido de la Emerging Infections Network (EIN), que es una red de suscripción en Internet, conocida como un listserv. Anexo al final del mensaje había otro mensaje de correo electrónico de un doctor en la ciudad de Nueva York, detallando lo que parecía un caso sorprendentemente similar.

"Obviamente me entraron sospechas, por lo que contacté telefónicamente al doctor [en Columbia en la ciudad de Nueva York] y éste contacto a su paciente, y de hecho era una correspondencia precisa", relató Granowitz, quien es asistente de profesor de medicina en la Facultad de Medicina de Baystate-Tufts en Springfield, Massachusetts.

Resultó ser que ambos pacientes habían tenido una abdominoplastia reciente en la misma clínica en la República Dominicana. Y ambos pacientes se habían infectado seriamente con el Mycobacterium abscessus.

Una breve consulta al sistema de Columbia encontró tres casos más asociados con la misma clínica. En ese momento, Granowitz y el segundo doctor, Neville D. Clynes, contactaron al Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York y al U.S. Centers for Disease Control and Prevention. Sólo 24 horas habían transcurrido desde su primera conversación telefónica.

El CDC publicó entonces una definición del caso en la EIN y en ProMed, otra listserv. Para inicios de octubre, 16 de los casos potenciales habían sido identificados en Massachusetts, Nueva York, Rhode Island, Carolina del Norte y Puerto Rico. Cuando las autoridades fueron notificadas por primera vez, la clínica aún realizaba las intervenciones.

La vid electrónica del siglo XXI ha funcionado con un efecto deslumbrante, y considerablemente mejor que los sistemas oficiales gubernamentales configurados para hacer lo mismo.

"Esto demuestra el poder increíble de la Internet. Uno se pregunta cuántas personas se hubiesen infectado si no hubiese sido por listserv", dijo Granowitz, quien detalla la historia en una carta al editor en la edición del 9 de diciembre del New England Journal of Medicine. "Es como la versión popular del MMWR," comentó refiriéndose a la publicación del CDC Morbidity and Mortality Weekly Report, el cual hace mención de los reportes de los departamentos de salud de los estados.

"La Internet es un vehículo increíble y poderoso que hasta ahora ha sido subutilizado", añadió la Dra. Luciana Borio, becaria principal en el Centro de Bioseguridad de la Universidad de Pittsburgh.

La EIN y ProMed son dos de las listservs más reconocidas en esta categoría; la EIN cuenta con 945 integrantes de todos los 50 estados y 36 países en el exterior, mientras que ProMed fue en donde se reportaron muchos de los brotes iniciales del SARS, según Borio.

Mientras que este sistema no oficial es poderoso, puede también inquietar a la gente ya que depende bastante en la casualidad y buena fortuna. Pero Borio señaló que las cantidades enormes gastadas por el gobierno en otros sistemas de vigilancia pueden difícilmente considerase libre de fallas. Una estrategia que observa los patrones de la enfermedades en las salas de urgencia, es también arbitrario y no ofrece una forma clara de trazar la línea entre lo que es normal y lo que es anormal. "En medio de la temporada de la influenza, uno no puede aislar ninguna de las enfermedades que pueden manifestarse como neumonía o enfermedades respiratorias", apuntó Borio.

Los expertos consideran que puede ser utilizado para comunicar el primer aviso sobre un ataque bioterrorista. El susto del ántrax de 2001 fue detectado sólo porque un médico fue lo suficientemente astuto de notificar algo extraño, no porque un sistema de vigilancia bien financiado haya detectado algo.

La red electrónica es importante no sólo para la detección, sino para el manejo de una epidemia también, comentó Borio. "Con el estallido de ántrax de 2001, el CDC se atrasó en emitir las recomendaciones para los médicos particulares en los hospitales de la localidad", afirmó. "Necesitaban desesperadamente protocolos que fueran únicos para ellos. Es difícil para una agencia predecir cuáles son dichas necesidades, pero un sistema de comunicación que permita a los médicos compartir esta información puede ser extremadamente poderoso".

Habiendo aprendido la lección de primera mano, Granowitz ahora es miembro de la EIN. Recientemente, se percató de una epidemia de malaria en personas del Caribe, por lo que cuando un paciente de dicha región venía con fiebre, él sabía que debía considerar dicho antecedente. "Resultó que eso no fue lo que tenía, pero al menos le dio una posibilidad qué considerar", declaró.

Más información

Los U.S. Centers for Disease Control and Prevention cuentan con un número de enlaces, incluyendo la EIN, sobre enfermedades infecciosas emergentes.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Eric Granowitz, M.D., assistant professor, medicine, Baystate-Tufts School of Medicine, Springfield, Mass.; Luciana Borio, M.D., senior fellow, Center for Biosecurity, University of Pittsburgh; Dec. 9, 2004, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined