See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Esfuerzos en educación reducen el riesgo del síndrome del bebé sacudido

Asocian intervenciones hospitalarias con una reducción de casi un 50 por ciento

LUNES 4 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Las lesiones en la cabeza causadas por el "síndrome del bebé sacudido" pueden reducirse en casi un 50 por ciento a través de un programa educativo educativo para padres basado justo después del nacimiento del niño, señalan los investigadores.

"Aunque muchos padres con los que hablamos habían escuchado sobre el síndrome del bebé sacudido, el suministrar esta información a los padres en un momento especial, tras el nacimiento del niño, parecía ofrecer un recordatorio crítico que resultó en menores casos de abusos", dijo en una declaración preparada el líder del estudio, Dr. Mark S. Dias. Él es un neurocirujano pediátrico y profesor asociado de neurocirugía del Colegio de Medicina de la Universidad del Estado de Pensilvania y el Centro Médico de la misma universidad Milton S. Hershey.

"Nuestro estudio muestra que una campaña de prevención efectiva podría potencialmente salvar las vidas de muchos niños y mejorar de manera significativa las vidas de muchos otros", afirmó Dias, director del programa educativo del síndrome del bebé sacudido.

El estudio empezó en 1998 y abarcaba 16 hospitales en la parte oeste del estado de Nueva York. Las enfermeras de los hospitales fueron entrenadas para usar folletos, charlas y videos para educar a los padres sobre el síndrome del bebé sacudido, pues las lesiones de cabeza o cuello graves ocurren cuando los bebes se sacuden de forma violenta.

"Las lesiones de cabeza abusivas entre los infantes son graves", dijo Dias, "casi un cuarto de los infantes muere a causa de estas lesiones y al menos la mitad de los sobrevivientes sufre de discapacidades neurológicas significativas".

El programa cuesta menos de $10 por bebé y requiere menos de 15 minutos por sesión. A las enfermeras involucradas en los esfuerzos hospitalarios se les informó que se centraran en el padre o la figura paterna, ya que con mucha frecuencia suelen estar involucrados con el síndrome del bebé sacudido.

Tras aprender sobre el síndrome del bebé sacudido, a los padres se les pidió que firmaran "declaraciones de compromiso" especiales que avalaran el hecho de que habían recibido y comprendido los materiales educativos.

Los investigadores hicieron un seguimiento de la incidencia regional de lesiones de cabeza por abusos entre niños menores de 36 meses de edad desde diciembre de 1988 a mayo de 2004, en comparación con la tasa antes del inicio del programa de estudio.

Durante el periodo de estudio, se recopilaron más de 64,000 declaraciones de compromiso de los padres de más de 94,000 bebés. Durante ese tiempo, se registraron 21 casos de lesiones de cabeza por abusos (22.2 casos por cada 100,000 bebés), en comparación con 49 casos (41.5 casos por cada 100,000 bebés) en los seis años anteriores al inicio del estudio.

"Esto se traduce en una reducción de un 47 por ciento en la frecuencia de lesiones de cabeza por abusos causadas por el síndrome del bebé sacudido durante el programa del estudio y muestra que el programa educativo es efectivo en la reducción de esta condición", declaró Dias.

El estudio fue publicado en la edición del 4 de abril de 2005 del boletín Pediatrics.

Más información

La American Academy of Pediatrics tiene más información sobre la prevención del síndrome del bebé sacudido.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: Penn State University, news release, April 4, 2005
Consumer News in Spanish