Si sospecha que un niño es víctima de abuso o negligencia, repórtelo

spanking child

LUNES, 5 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- Si sospecha que un niño está siendo víctima de daños o está en peligro, debe avisar a las autoridades, afirma una experta en el abuso infantil.

El tema ha cobrado protagonismo con el arresto reciente de David y Louis Turpin, la pareja de California acusada de abusar de sus trece hijos durante años.

Los miembros del público pueden reportar sus preocupaciones de forma anónima, que es lo que sucedió en el caso de los Turpin, según Melissa Jonson-Reid, coautora de un libro reciente sobre el abuso infantil.

"¿Es incómodo tomar la decisión de reportar un maltrato y entonces no estar seguro de qué sucederá? Sin duda. Muchas personas, incluso profesionales, han tenido dificultades con esto", señaló Jonson-Reid, profesora de investigación en trabajo social en la Universidad de Washington, en St. Louis.

"Si bien los profesionales que tienen contacto con los niños tienen la obligación legal de reportarlo, y la mayoría reciben alguna forma de entrenamiento sobre el proceso, no sucede lo mismo con el público general", añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

Hay varios motivos por los cuales los miembros de la comunidad e incluso los profesionales no reportan sus preocupaciones, afirmó.

Incluyen no conocer la disponibilidad de líneas telefónicas de ayuda o no saber cómo reportar, la incertidumbre sobre si las preocupaciones tienen la suficiente gravedad, el temor a las represalias, e incluso preocupaciones sobre si las respuestas de las autoridades de servicios sociales de menores podrían ser demasiado invasivas o inadecuadas.

Todos los estados y territorios de EE. UU. tienen líneas telefónicas de asistencia para el abuso infantil. Los vecinos, familiares y otros miembros de la comunidad conforman casi un 40 por ciento de los reportes de abuso infantil investigados en todo el país, anotó Jonson-Reid.

Esas líneas telefónicas pueden responder a preguntas sobre qué es "reportable", explicó.

"Puede llamar y decir 'en realidad no sé si esto es reportable… ¿Lo es?' O si le preocupa comenzar con una llamada a la agencia de protección infantil, hay una línea telefónica nacional de ayuda que puede darle información y ayudarle a evaluar si debería llamar a protección de menores", dijo Jonson-Reid. El número de la Línea nacional de abuso infantil es 1-800-4-A-Child (o 1-800-422-4453).

"Si todos guardamos silencio, esto garantiza que no haya respuesta, y eso puede tener unas consecuencias duraderas y trágicas", advirtió.

La violencia física no es el único tipo de abuso, añadió. La negligencia, que muchas personas luego dijeron que notaron en el caso de Turpin pero que no notaron, también puede tener consecuencias trágicas.

Más información

La Oficina de los Niños de EE. UU. ofrece más información sobre la prevención del abuso y la negligencia infantiles.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTE: Washington University in St. Louis, news release, Jan. 25, 2018
Consumer News in Spanish