El beneficio de medicamentos con receta de Medicare muestran resultados mezclados

Un estudio halla que cada vez son más los que tienen acceso a los medicamentos que necesitan, pero los más enfermos aún se quedan sin ellos

MARTES 22 de abril (HealthDay News/Dr. Tango) -- El beneficio Parte D de Medicare ha logrado algunas mejoras para las personas mayores, pero no ha conseguido una revolución real en la adhesión a los medicamentos con receta.

Un nuevo informe halla que los beneficiarios de Medicare son menos propensos a prescindir de necesidades básicas como la alimentación para pagar sus medicamentos, pero los pacientes más enfermos aún no tienen acceso a algunos medicamentos debido a su alto costo.

"Es un panorama mezclado. Observamos algunas aspectos de los que nos podemos sentir contentos y otros preocupantes", dijo la autora del estudio Jeanne Madden, catedrática del departamento de atención ambulatoria y prevención en la Facultad de medicina de Harvard en Boston. "Aunque éste es el tercer año [del programa], los datos buenos apenas están empezando a aflorar a la superficie. Así que merecen un mayor escrutinio".

El estudio de Madden aparece en la edición del 23 al 30 de abril de la revista Journal of the American Medical Association.

"Este estudio pone de manifiesto que el gobierno federal necesita trabajar más para garantizar que el programa Parte D de Medicare satisface las necesidades de los beneficiarios más vulnerables de Medicare", dijo en una declaración preparada Gail Shearer, directora de análisis de políticas de salud de Consumers Union. "Es inaceptable que los beneficiarios más enfermos no puedan renovar sus recetas ni tomar las dosis o régimen completo de sus medicamentos porque simplemente no pueden costearlos".

Medicare Parte D, que ofrece cobertura de medicamentos, entró en efecto en enero de 2006. Más de la mitad de los beneficiarios de Medicare se inscribieron en el programa. Alrededor del diez por ciento de los beneficiarios aún no tienen cobertura de medicamentos, en comparación con hasta 38 por ciento antes de que se pusiera en marcha el programa.

Las encuestas han mostrado que sin los beneficios adecuados para los medicamentos con receta, las personas mayores tienden a saltarse las dosis, a reducir las dosis o a dejar de renovar sus recetas. Esto, a su vez, puede dar lugar a resultados de salud graves, como el ataque cardiaco y el accidente cerebrovascular.

Madden y su equipo analizaron las respuestas a la encuesta de 24,234 beneficiarios de Medicare para determinar cómo Medicare Parte D había cambiado la adhesión a los regímenes de medicamentos relacionada con los costos.

Entre 2004 y 2005, antes de Parte D, el 15.2 por ciento y 14.1 por ciento de los beneficiarios, respectivamente, dejaban de tomar algunas de sus pastillas debido al costo, en comparación con el 11.5 por ciento en 2006, después de la implementación del programa.

Del mismo modo, entre 2004 y 2005, el 10.6 y el 11.1 por ciento de los beneficiarios, respectivamente, utilizaban parte del dinero destinado a sus necesidades básicas para pagar sus medicamentos. Ese porcentaje se redujo a 7.6 por ciento en 2006.

Los individuos más enfermos continuaron saltándose sus pastillas casi en la misma proporción tanto antes como después de Parte D, aunque eran menos propensos a prescindir de sus necesidades básicas. Estos beneficiarios son más propensos a caer dentro del "hueco de la rosca", cuando los costos oscilan entre $2,250 y $5,100 los individuos tienen que pagar los costos totales de sus medicamentos.

"Esto coloca gran parte de la carga sobre los pacientes más enfermos", dijo Madden. "Pero las personas más enfermas no son las únicas que caerán dentro de esa brecha. La estructura es bastante injusta. No hay ninguna cobertura para varios miles de dólares".

Un segundo estudio que aparece en la misma edición de la publicación halló que los beneficiarios de Medicare afiliados a Parte D no sólo se saltaban las dosis o cambiaban a medicamentos más baratos, sino que muchos no entendían el programa.

Los hallazgos, realizados por investigadores del Programa de atención médica de Kaiser Permanente en Oakland, California, se basaron en entrevistas telefónicas a cerca de 1,000 beneficiarios de Medicare en el norte de California.

Sólo el 40 por ciento de los encuestados sabía que el nuevo plan de medicamentos tenía una brecha de cobertura (el "hueco de la rosca") El 36 por ciento de los encuestados reportó al menos un comportamiento para hacer frente a los costos. Estos comportamientos eran más frecuentes en las familias de menores ingresos.

Más información

Visite Consumer Reports para obtener una guía gratuita de los medicamentos con receta.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Jeanne Madden, Ph.D., instructor, department of ambulatory care and prevention, Harvard Medical School, Boston; statement, Gail Shearer, Director of Health Policy Analysis, Consumers Union; April 23/30, 2008, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish