See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Estire esa lista de la compra en los tiempos difíciles

Consejos para servirle a su familia comidas saludables por menos

LUNES, 21 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Con la excepción de la vivienda, y quizá la gasolina, los comestibles son probablemente el siguiente mayor gasto en su presupuesto familiar. Además, cada vez más la comida está apoderándose del ingreso del estadounidense promedio.

Durante todo 2007, los precios de los alimentos aumentaron en cerca de 5 por ciento. Luego, solo durante los primeros cinco meses de 2008, los precios de la comida aumentaron 6.3 por ciento, según el Bureau of Labor Statistics.

Entonces, ¿significa esto que su familia debe renunciar a la carne y a las frutas y verduras frescas o dirigirse al restaurante de comida rápida donde la comida no será muy saludable pero probablemente cueste menos?

Definitivamente no, según la nutricionista Holly Scherer, del Sistema de salud de la Universidad de Michigan.

"Si usted está comprando ingredientes básicos para preparar una comida bien balanceada, cuesta mucho menos hacerla en casa que ir a un restaurante de comida rápida", señaló Scherer.

Por ejemplo, en el área metropolitana de Nueva York, una comida rápida para cuatro, que incluya dos hamburguesas especiales para adulto y dos para niños con papas a la francesa y gaseosas cuesta unos $18. En el supermercado, los ingredientes para comidas similares, incluido lo que sobra, costarían unos $14. Si la carne estuviera en oferta, el costo sería aún menor.

Pero, ¿ahorrar dinero en comida significa sacrificar tiempo? No siempre, señaló Scherer. Comprar productos con la marca de un supermercado en lugar de productos de marca puede ahorrar dinero, lo mismo que comprar artículos en oferta y congelarlos. Scherer aseguró que se trata de una estrategia ideal para ahorrar dinero en carne, que puede ser uno de los artículos más costosos de su presupuesto para alimentos. Compre carne a granel cuando esté en oferta y sepárela en bolsas para congelar y usar posteriormente, recomendó.

Además, una comida sin carne (con fríjoles o huevos, por ejemplo) una o dos veces a la semana también puede reducir su presupuesto para comida sin acaparar su tiempo.

Los National Institutes of Health también sugieren inscribirse al programa de comprador frecuente del supermercado para ahorros adicionales. Además, según los NIH, ir de compras sin los niños probablemente ahorre dinero porque reduciría las compras impulsivas.

No se dirija siempre al recipiente más grande automáticamente porque no siempre es la mejor compra. En cambio, compare el precio unitario en cada tamaño y compre el tamaño con el menor precio según la unidad de medida (gramo, kilo, mililitro, onza, libra, etc.)

Otra área importante en la que las familias pueden ahorrar es en las bebidas. Use agua del grifo en lugar de agua embotellada, señaló Scherer. Si no le gusta el sabor del agua local, compre una jarra con filtro o un filtro para el grifo. Incluso con el costo de los filtros, usted ahorrará dinero, si compara con el agua embotellada, dijo.

Otra idea para ahorrar bastante es comprar refrigerios en paquetes grandes y formar sus propios paqueticos de 100 calorías. Un paquete de papas fritas se puede separar en doce o más porciones, mientras que apenas cinco o seis paquetes pequeños costarían lo mismo, lo que significa que usted estaría obteniendo el doble de comida por el mismo precio.

Para los que son un poco más ambiciosos y más dedicados al ahorro, cultivar frutas y verduras es una manera excelente de ahorrar dinero, señaló Scherer. Las plantas cuestan poco dinero y pueden rendir muchas veces esa cantidad en productos frescos.

El factor más importante para ahorrar dinero en comida, señaló Scherer, es planear. "Busque las ofertas, haga una lista, planear un poco puede hacer una gran diferencia en lo que usted gasta en el supermercado".

Más información

El programa de extensión cooperativa de la Universidad de Nueva Hampshire Cooperative tiene más consejos para hacer que rinda el dinero de la comida.

Consejos para comprar de manera inteligente

A continuación aparecen más consejos de Holly Scherer, nutricionista del Sistema de salud de la Universidad de Michigan para comprar alimentos más frugales.

  • Busque marcas genéricas o de supermercado.
  • Aprovisiónese de productos no perecederos cuando estén en oferta.
  • Evite la tentación del pasillo de las galletas y el de las papas fritas. Pase más tiempo en el perímetro de la tienda, donde se encuentran los productos frescos, y céntrese realmente en las frutas y las verduras, las carnes magras y los lácteos bajos en grasa, recomienda Scherer.
  • Utilice cupones, pero solo para las cosas que compraría normalmente, no para muchas cosas ricas en grasa y azúcar.
  • Cocine en casa en lugar de salir a comer.
  • Si sale a comer y sabe que en el restaurante sirven porciones grandes, pídales que le empaquen la mitad de la comida al momento de servirla y utilícela en el almuerzo del día siguiente.

Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Holly Scherer, R.D., health educator, MFit, University of Michigan Health System, Ann Arbor, Mich.; National Institutes of Health, We Can! program
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined