Las cuentas médicas pueden dificultar el pago de la hipoteca o el alquiler

Una reciente encuesta relaciona la deuda por atención de la salud con los problemas de vivienda

MIÉRCOLES 9 de noviembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Una reciente encuesta revela que los estadounidenses que tienen dificultades para pagar su atención médica muchas veces también tienen dificultades para mantener un techo sobre sus cabezas.

Entre los adultos de ingresos más bajos que tenían deudas médicas, más de la cuarta parte (el 27 por ciento) tenía problemas de vivienda causados por esa deuda. Entre esos problemas se encontraban no poder cumplir los requisitos para una hipoteca o incapacidad para hacer pagos de hipoteca o alquiler, rechazo de solicitudes de alquiler y verse obligados a cambiarse a una vivienda menos costosa.

Algunos incluso dijeron que habían sido desalojados o estaban sin hogar por su deuda médica.

"Descubrimos que nuestro sistema de seguros de salud está fallando en varios niveles para cumplir con su cometido esencial: proteger a las familias estadounidenses de los efectos catastróficos de las facturas médicas enormes", aseguró Robert W. Seifert, director de pólizas de The Access Project, una iniciativa nacional para mejorar el acceso a la atención de los no asegurados.

La organización de Seifert presentó lo más destacado de su informe en una teleconferencia el miércoles.

Las deudas médica son un problema bastante extendido que afecta a grandes segmentos de la población estadounidense, según sugieren encuestas recientes. Un informe de The Commonwealth Fund, por ejemplo, halló que cerca de dos de cada cinco adultos en edad de trabajar, unas 77 millones de personas, habían tenido un problema con facturas médicas en los 12 meses anteriores.

En una encuesta anterior del Access Project, el 46 por ciento de los individuos no asegurados de 18 estados informó que tenía facturas sin pagar o que estaba en deuda con el centro que les brindó la atención.

Danilo Pelletiere, director de investigación de la National Low Income Housing Coalition de Washington, D.C., aseguró que el reciente estudio que relaciona las deudas médicas con los problemas de vivienda parece cierto teniendo en cuenta la información de las encuestas de la coalición.

En una encuesta de posibles votantes en junio pasado, la coalición halló que el 25 por ciento había tenido dificultades para pagar sus gastos de vivienda en el año anterior, mientras que el 27 por ciento aseguró que los costos de vivienda dificultaban el pago de la atención médica, incluidos los seguros. El 19 por ciento se enfrentó a ambos problemas.

"Bien sea que se trate de un problema de costos de vivienda o médicos, obviamente están interactuando de una manera que está poniendo a la gente bajo presión", declaró Pelletiere.

El Access Project encuestó a cerca de 1,700 contribuyentes de ingresos bajos y moderados en siete lugares de asistencia para el pago de impuestos sobre la renta por todo el país. Los hallazgos sugirieron que cerca de la mitad de los encuestados (el 46 por ciento) informó que tenía una deuda médica, lo que ponía una barrera significativa al avance económico en general y a la seguridad de tener una vivienda en particular.

El estudio halló que los individuos no asegurados tenían más probabilidades que los asegurados de decir que su deuda los llevó a un problema de vivienda. Aún así, uno de cada cinco de los que tenían seguro cuando se endeudaron experimentaron también problemas de vivienda.

Las personas con cuentas más grandes tenían más probabilidades de enfrentarse a un problema de vivienda. El 52 por ciento de los que tenían deudas pendientes de $5,000 o más informaron tener un problema de vivienda.

Pero hasta las cantidades relativamente reducidas de deudas médicas, de $500 o menos, pueden implicar dificultades. Uno de cada seis de los que respondieron (el 16 por ciento) aseguró que el tamaño de la deuda había afectado su crédito y el 12 por ciento de quienes tenían deudas de este tamaño tenían problemas de vivienda.

"Lo que podría parecerle a usted o a mí una cantidad pequeña no lo es, puede ser la gota que derramó la copa para estas personas", aseguró Pelletiere.

Es algo particularmente problemático cuando la deuda afecta la situación crediticia de una persona. Las personas cuya deuda aparecía en su informe de crédito tenían el doble de posibilidad de informar sobre problemas de vivienda que quienes dijeron que su deuda no aparecía en su informe de crédito.

"Muchas veces, las personas que tienen facturas médicas son presionadas para realizar pagos y terminan usando sus tarjetas de crédito, lo que en realidad hace que la deuda médica se convierta en una deuda a largo plazo", aseguró Jessica Cecere, presidenta del Servicio de Asesoría para Créditos de Consumo del Condado de Palm Beach y Treasure Coast de Palm Beach, Florida.

Una posible solución, según sugiere el Access Project, sería evitar que los proveedores de atención médica y sus agentes informen acerca de la deuda médica a las agencias de crédito. Es apenas justo, aseguran, porque la deuda médica es uno de los pocos tipos de deuda que se adquiere de manera involuntaria y se convierte en realidad en un "impuesto a la enfermedad" por encima de las cuentas mismas al perjudicar el crédito de las personas.

"Claramente, nadie tendría la intención de imponerle estas cargas a las personas que simplemente buscan servicios para satisfacer sus necesidad de atención de la salud", acotó Seifert.

Más información

Para ver el informe del Access Project, haga clic aquí.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Robert W. Seifert, policy director, The Access Project, Boston; Jessica Cecere, president, Consumer Credit Counseling Service of Palm Beach County and the Treasure Coast, West Palm Beach, Fla.; Danilo Pelletiere, research director, National Low Income Housing Coalition, Washington, D.C.; Home Sick: How Medical Debt Undermines Housing Security
Consumer News in Spanish