Muchos no aprovechan la ventaja de los medicamentos genéricos

Estudio halla que se podrían ahorrar $8.8 mil millones cada año en los EE.UU.

LUNES 6 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- En los Estados Unidos se podrían ahorrar $8.8 mil millones al año, o un 11 por ciento del total de gastos en medicamentos, si los adultos sustituyeran los medicamentos de marca por genéricos.

Pero esta oportunidad para reducir los costos de salud se pierde a menudo, dijeron los autores de un estudio que aparece en la edición del 7 de junio de los Annals of Internal Medicine.

"Estamos hablando de mucho dinero a un precio relativamente bajo", afirmó la autora del estudio, la Dra. Jennifer S. Haas, profesora asociada de medicina del Brigham and Women's Hospital y la Facultad de Medicina de Harvard en Boston. "No es una cantidad que requiera sacrificio en términos de negar cobertura a las personas para algo".

Los gastos en medicamentos con receta han estado creciendo a una tasa de casi 10 por ciento al año, de acuerdo con los autores del estudio. Un estudio reciente de la AARP halló también que mientras el costo de la mayoría de medicamentos de marca está en alza, el aumento en el costo de medicamentos genéricos recetados se ha reducido o estabilizado. Estos costos son una preocupación central en los esfuerzos actuales para reformar el Medicare.

Los medicamentos genéricos son menos costosos que los de marca, y se vuelven disponibles varios años después de que las marcas ya se han introducido en el mercado.

Haas y sus colegas analizaron datos del año 2000 sobre el cuidado de salud de más de 10,000 familias que habían participado en la Medical Expenditure Panel Survey Household Component (Componente de encuesta familiar del panel de gastos médicos).

El cincuenta y seis por ciento de todos los medicamentos ambulatorios estaba disponible tanto en la forma de marca como genérica.

De estos, el 39 por ciento pudo haber sido dispensado en la versión genérica pero no lo fueron. De haberlo sido, cada adulto menor de 65 años hubiera tenido una media de ahorros anuales de $46, mientras que los adultos de 65 años y mayores hubieran ahorrado $78 por año. El ahorro nacional en el grupo de menor edad hubiera sido de $5.9 mil millones, y en el grupo de mayor edad, $2.9 mil millones, según halló el estudio.

"El ahorro per cápita es mayor en el grupo de mayor edad", explicó Haas. "Hay más adultos jóvenes, así que el ahorro absoluto es mucho mayor para ese grupo".

Con una solución tan simple ya a la mano, ¿por qué no hay más personas tomando ventaja de ello?

Algunos pacientes creen que los medicamentos de marca son mejores que los genéricos, aunque la U.S. Food and Drug Administration ha dicho que las dos clases son "bioequivalentes".

"Algunas personas no confían en los genéricos", declaró David Gross, consejero experimentado en políticas del Instituto de Políticas Públicas de la AARP. "Consideran que 'Si el médico escribe el nombre de marca, es mejor seguir lo que el médico ha ordenado'. "

Salvo unas pocas excepciones, en especial para las personas que puedan ser alérgicas a ingredientes inactivos tales como colorantes en medicamentos genéricos, "para la mayoría de las personas no debería haber ninguna diferencia en el cambio", destacó Gross.

Tanto pacientes como médicos necesitan educarse mejor con relación a que "los genéricos no son un producto de segunda clase, que realmente son equivalentes", opinó Haas.

Y las aseguradoras podrían querer aumentar el diferencial del reembolso entre los genéricos y los medicamentos de marca para inclinar la balanza hacia el primero, agregó.

Sin duda legislar hace también una diferencia.

Actualmente, cerca de 40 estados tienen leyes que permiten la sustitución de genéricos, aunque varían en cuanto a qué tan estrictos son, apuntó Haas.

"El número de estados que ordena la sustitución en todas las circunstancias es muy bajo", agregó. "Y muchos médicos pueden hacer caso omiso a esta ley con tan solo marcar una casilla".

Pero antes de que tenga lugar cualquier cambio sistémico, los individuos tienen una oportunidad amplia de ahorrar más por ellos mismos, señaló Gross.

"Sin duda, ésta es una estrategia individual que pueden llevar a cabo por su cuenta", aseguró. "Esas son buenas maneras de ahorrar dinero en medicamentos".

Más información

La AARP puede ayudarle a comparar los medicamentos genéricos y los recetados.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Jennifer S. Haas, M.D., associate professor, medicine, Brigham and Women's Hospital and Harvard Medical School, Boston; David Gross, Ph.D., senior policy advisor, AARP Public Policy Institute, Washington, D.C.; June 7, 2005, Annals of Internal Medicine
Consumer News in Spanish