See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

A pesar de las medidas estadounidenses continúa la compra de medicinas canadienses

La FDA advierte sobre peligros a la salud

Viernes, 30 de enero (HealthDayNews) -- A medida que las autoridades federales continúan enfocándose en medicamentos recetados importados ilegalmente, dos ciudades indicaron que planean continuar con los programas que permiten a los patronos comprar medicinas de Canadá.

La posición desafiante de los funcionarios en Springfield, Mass., y Montgomery, Ala., obedece a un anuncio de la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de que una inspección repentina de casi 2,000 drogas importadas reveló que la mayoría carecía de la aprobación y podría presentar serios riesgos a la salud.

Las drogas no aprobadas descubiertas en las inspecciones de noviembre incluyeron versiones extranjeras de las drogas aprobadas por la FDA, drogas recogidas, drogas que requerían monitoreo cercano del médico y sustancias adictivas controladas, informó la FDA. Los medicamentos, añadió la agencia, carecen de seguridad, eficacia, calidad y pureza.

No creemos que valga la pena comprometer la seguridad por el precio, dijo en una conferencia noticiosa el martes, el comisionado de la FDA, Mark B. McClellan. Pensamos que los pacientes no deben estar sujetos a condiciones de advertencias al comprador como ésta, donde están recibiendo productos, a menudo de personas con el objetivo de obtener una ganancia sin experiencia médica sustancial.

Funcionarios en Springfield y Montgomery, sin embargo, manifestaron que no vieron peligro alguno que compañías de la ciudad y personas retiradas que tomaban medicamentos importados, ahorrando a las ciudades y los pacientes dinero. Springfield y Montgomery parecen ser las únicas ciudades que ayudan a patronos a conseguir medicamentos importados, aunque algunos estados están considerando la medida.

Hemos tenido este programa desde hace más de un año y no hemos tenido una sola queja, sostuvo Jeff Downes, un asistente del alcalde de Montgomery Bobby Bright.

Downes dijo que de 200 a 300 patronos en la ciudad y retirados pagan un promedio de 50 por ciento menos de lo que cobran las farmacias con base en los Estados Unidos por los mismos medicamentos.

Son fabricados por el mismo manufacturero, tienen el mismo contenido, son los mismos medicamentos, indicó Downes. Puede que tengan levemente un color o nombre diferentes.

Entendemos que esto es una situación en la que dos partes ganan, el paciente y la ciudad, añadió. Los únicos que han perdido en esta batalla son las compañías farmacéuticas; los fabricantes.

Funcionarios en Springfield tomaron la misma posición.

No sabemos de nadie que no haya recibido otra cosa que no sé lo que han ordenado, y , de lo que he escuchado, es siempre lo que habían recibido de los suplidores estadounidenses, expresó Christopher Collins, director del programa de seguros de la ciudad. Los patronos parecen estar muy satisfechos con el servicio que han estado recibiendo.

Unos 2,800 patronos de Springfield y retirados siguen recibiendo medicamentos recetados de CanaRx Services Inc., añadió Collins. Comprar de CanaRx, dijo, ha resultado en ahorros de drogas recetadas de $1 millón aproximadamente desde Julio, y las recetas individuales tienen un costo aproximado de 40 por ciento menos que cobrado por las farmacias estadounidenses.

La FDA, sin embargo, continúa sus medidas reguladoras. La pasada semana, la agencia publicó una advertencia a tres compañías tejanas para que desistieran de procesar órdenes de medicamentos canadienses. Las compañías son Expedite-Rx, que ayuda a los pacientes de Montgomery a recibir medicamentos canadienses, así como otras dos compañías con base en Temple, SPC Global Technologies Ltd. y Employer Health Options Inc..

En su carta de advertencia, la FDA afirmó que las acciones de las compañías violan las leyes estadounidenses, presentan un riesgo significativo a la salud pública y engañan a la gente acerca de la seguridad de las drogas que se obtienen a través de su programa.

No podemos tolerar operaciones dudosas que enriquecen a unos pocos mientras exponen a muchos pacientes a riesgos de importaciones sospechosas, sostuvo en una declaración McClellan acerca de la advertencia del 22 de enero.

La FDA ofreció a las tres compañías 15 días laborables para hacer que las operaciones cumplan con las leyes estadounidenses y amenazó con acciones legales que podrían incluir arrestos y un esfuerzo que busque un interdicto.

En Septiembre, la FDA dijo que había enviado una carta de advertencia similar a CanaRx. CanaRx, que la FDA sostuvo que había tenido base en Detroit, cerro sus oficinas estadounidenses y se movilizó a Canadá, reportó Associated Press.

Las continuas medidas reguladoras de la FDA también han conducido a que una jueza federal dictaminara el cierre de una compañía de Oklahoma que vendía drogas a Canadá. La jueza Claire Eagan en noviembre ordenó a Rx Depot cesar operaciones y el cierre de 85 negocios de la compañía en todo el mundo.

Los acusados pueden ofrecer precios más bajos sólo debido a que facilitan la actividad ilegal, determinada por el Congreso que perjudicar el interés público, sostuvo Eagan.

En una declaración presentada en su portal cibernético, Rx Depot manifestó que apelaría e instaría a las personas a contactar miembros del Congreso para que se quejen del atropello de esta injusticia rampante.

Más gobiernos en este lado de la frontera podrían pronto ayudar a las personas a conseguir medicamentos de Canadá. El alcalde de Boston Thomas M. Merino se ha comprometido con proceder con los planes de la ciudad de comprar medicamentos más baratos para funcionarios del ayuntamiento y los retirados. Y representantes de aproximadamente una docena de estados incluyendo Oklahoma, Carolina del Norte, y Ohio se reunieron el pasado mes en Atlanta con representantes de compañías de medicamentos canadienses.

Pero al anunciar los resultados de la más reciente inspección relámpago conducida junto con el U.S. Customs and Border Protection -- la FDA citó serios riesgos presentados por la importación ilegal de drogas recetadas. La inspección de noviembre de 2003 encontró 1,728 drogas no aprobadas en instalaciones postales en Buffalo, Dallas, Chicago, y Seattle en centros de mensajes en Memphis, y Cincinnati.

La FDA informó que la inspección reveló:

  • Drogas mal etiquetadas: Muchas carecían de etiquetado inadecuado o instrucciones para uso apropiado y seguro. Algunas no tenían instrucciones o estaban sólo en un idioma extranjero.
  • Sustancias controladas: Estas incluyen drogas adictivas tales como codeína y Valium. Pueden ser peligrosas y tener abuso potencial.
  • Versiones extranjeras de drogas aprobadas por la FDA: Muchas de éstas presentan consideraciones de seguridad y su uso requiere supervisión estrecha de un profesional de la salud.
Fuente: Jeff Downes, asistente en Montgomery, Ala.; alcalde Bobby Bright; Christopher Collins, director de programas de seguros, Springfield, Mass.; 27 de enero de 2004, teleconferencia de la Administración de Drogas y Alimentos con el Comisionado de la FDA Mark. B. McClellan; 22 de enero de 2004, carta de advertencia para Expedite-Rx, Employer Health Options Inc, SPC Global Technologies Ltd., todos en Temple, Texas
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined