See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La FDA propone regulaciones para los animales producto de ingeniería genética

Los productores deben proveer datos de seguridad y eficacia antes de la aprobación para el mercado

JUEVES, 18 de septiembre (HealthDay News/Dr.Tango) -- El prospecto de alimentos y otros productos provenientes de animales genéticamente modificados dio un paso más hacia convertirse en realidad el jueves, cuando reguladores de los EE. UU. dijeron que los productores de tales animales tendrán que probar que son seguros para el consumo.

La U.S. Food and Drug Administration dijo que estaba proponiendo nuevas directrices para los animales producto de ingeniería genética. Tales directrices definen la postura de la agencia sobre su autoridad para regular la creciente industria de animales genéticamente modificados, y especifica los requerimientos y recomendaciones para los productores de tales animales.

"La ingeniería genética ya no es una tecnología nueva. Ha sido usada ampliamente en la agricultura para que las cosechas sean más resistentes a ciertas plagas o herbicidas, o que tengan mejores cualidades nutricionales", apuntó durante una teleconferencia matutina Randall Lutter, subcomisionado de políticas de la FDA.

"Muchos tipos de animales genéticamente modificados están en desarrollo, pero hasta ahora ninguna ha sido aprobado por la agencia para su mercadeo", dijo.

La ingeniería genética en los animales se refiere al uso de lo que los científicos llaman técnicas de ADN recombinante para introducir nuevas características o rasgos, con frecuencia añadiendo un rasgo genético de un animal a otro.

Sus defensores afirman que la práctica llevará a animales que pueden crecer más rápido, producir alimentos más sanos como huevos saludables para el corazón, o ser resistentes a ciertas enfermedades, como la enfermedad de la vaca loca.

Sus detractores señalan que la práctica podría tener consecuencias no intencionales al alterar las estructuras genéticas tradicionales de los animales.

Lutter apuntó que "en la producción de alimentos, se usa levadura genéticamente modificada para hornear y fabricar cerveza, y otros productos de microbios genéticamente modificados se usan en la fabricación del queso". Añadió que se usan ampliamente microbios genéticamente modificados para producir fármacos en la medicina.

Algunos de los animales genéticamente modificados en desarrollo, llamados animales de biogranjas, están diseñados para crecer más rápido y llegar antes al mercado. Otros están siendo diseñados para que los alimentos sean más sanos, afirmó Lutter. "Por ejemplo, se ha modificado genéticamente a algunos cerdos para que contengan altos niveles de ácidos grasos omega 3", apuntó.

Con otros se tiene la intención de producir medicamentos. Ciertos animales están siendo modificados genéticamente para ser usados en trasplantes humanos, por ejemplo, al proveer células, tejidos u órganos que tengan menos probabilidades de ser rechazados por el sistema inmunitario humano, explicó Lutter.

"Éstos incluyen células islote para ayudar a los diabéticos, injertos de piel para víctimas de quemadura, e hígados, riñones o corazones para reemplazar los gravemente enfermos", dijo.

Otras características genéticamente modificadas podrían ayudar a los animales a resistir enfermedades como la vaca loca. Y se están desarrollando algunos animales para disminuir su impacto ambiental al disminuir las sustancias dañinas en su estiércol.

Lutter señaló que la Ley de alimentos, medicamentos y cosméticos de EE. UU. confiere a la FDA la autoridad de regular a los animales genéticamente modificados.

"Se considera que los animales genéticamente modificados que contienen un segmento de ADN recombinante con la intención de alterar la estructura o función del animal contienen un nuevo medicamento animal", apuntó. "Por tanto, los animales genéticamente modificados requerirán una aprobación previa al mercadeo de la FDA antes de su introducción al mercado".

La Dra. Larisa Rudenko, asesora principal de biotecnología del Centro de medicina veterinaria de la FDA, dijo que la seguridad de los animales genéticamente modificados a ser usados como alimentos se decidirá según cada caso.

"Se prestará atención a riesgos particulares que conlleve cada línea de animales, aunque la prueba básica será la misma para todos los animales", dijo Rudenko durante la teleconferencia. "Si se pretende que el animal sea usado como alimento para humanos u otros animales, se tendrá que evaluar la seguridad de ambos aspectos. También realizaremos una evaluación ambiental".

Los productores de estos animales tendrán que proveer pruebas que demuestren que las nuevas características genéticas funcionan según se afirma, señaló Rudenko. "También pediremos a los productores que provean un plan sobre cómo monitorizarán a estos animales para asegurar que los animales genéticamente modificados que entren al comercio en el futuro sean equivalentes a los que aprobamos", enfatizó.

Consumers Union, la organización sin fines de lucro que publica la revista Consumer Reports, dijo que le preocupaba profundamente que la FDA dijera que sólo evaluaría a los animales genéticamente modificados en cuanto a su seguridad como alimento, y que no requeriría ningún etiquetado.

"Para nosotros, es incomprensible que la FDA no vea estos animales como diferentes de sus contrapartes convencionales, y por tanto algo que la ley requiere sea etiquetado", subrayó en un comunicado de prensa Jean Halloran, directora de iniciativas de políticas de alimentos de Consumers Union. "En nuestra opinión, los consumidores tienen el derecho a saber si el jamón, tocino o chuletas que compran provienen de cerdos que han sido modificados con genes de ratones".

En apoyo de esta postura se expresó Jaydee Hanson, analista de políticas sobre la clonación y la genética del Center for Food Safety, quien aseguró que las nuevas directrices no abarcan lo suficiente. "Es malo, porque la FDA no requiere etiquetado de los productos de animales genéticamente modificados. Es malo, porque todo el proceso es completamente confidencial", apuntó Hanson.

El único etiquetado que la FDA requiere se relaciona con las afirmaciones de salud que los productores hacen sobre sus productos genéticamente modificados.

"Es malo porque el nuevo sistema de fármacos animales sólo tiene la intención de buscar la toxicidad de las sustancias químicas en el cuerpo humano. Realmente no se pretende que evalúe la biología del nuevo gen introducido en todas las células del animal", advirtió Hanson.

Hanson cree que las consecuencias de no divulgar qué alimentos son genéticamente modificados probablemente causen más problemas para la FDA. "Esta es una manera ideal de que el público pierda fe en la FDA... ya la han perdido, y eso no se recupera", dijo.

Más información

Para más información sobre los animales genéticamente modificados, visite la U.S. Food and Drug Administration.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Sept. 18, 2008, teleconference with Randall Lutter, Ph.D., deputy commissioner for policy, Office of the Commissioner, U.S. Food and Drug Administration; Larisa Rudenko, Ph.D., DABT, senior adviser for biotechnology, Center for Veterinary Medicine, FDA; Consumers Union, news release, Sept. 18, 2008; Jaydee Hanson, policy analyst on cloning and genetics, Center for Food Safety, Wash. D.C.
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.