See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los EE.UU. toman medidas para proteger más su existencia de alimentos

El esfuerzo es la última de las medidas para evitar la amenaza del terror biológico

LUNES 6 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Las autoridades de los EE.UU. anunciaron regulaciones finales para proteger aún más la existencia de alimentos del país el lunes, a sólo tres días luego de que el Secretario de Salud y Servicios Humanos saliente, Tommy Thompson, afirmó que estaba muy preocupado porque los alimentos eran presa fácil de un ataque terrorista.

La nueva regla, la última en una serie de cuatro que son obligatorias bajo la Bioterrorist Act of 2002 (Ley contra el Bioterrorismo de 2002), exige que los fabricantes, distribuidores y otros eslabones del sistema de suministro de alimentos establezcan y mantengan registros que identificarían quién tuvo los alimentos anteriormente y quién los tendrá luego.

"Los registros exigidos por esta medida son cruciales para que la FDA [Food and Drug Administration] maneje las emergencias efectivamente", apuntó durante una teleconferencia de noticias el Dr. Lester Crawford, comisionado en funciones de la FDA. "La capacidad para seguir el rastro nos permitirá llegar a la fuente de contaminación. También permitirá a la FDA hacer seguimiento desde la fuente identificada para eliminar todos los demás alimentos adulterados que constituyan una amenaza sanitaria similar".

El viernes, en una conferencia de prensa en la que anunciaba su renuncia, Thompson apuntó que "no me cabe en la cabeza por qué los terroristas no han atacado nuestras existencias de alimentos, porque es bastante fácil de hacer". Dijo que se preocupaba "todas las noches" sobre las vulnerabilidades del sistema de alimentos.

Las declaraciones que preparó para el lunes fueron más optimistas. "Tenemos mucho trabajo que hacer aún, pero nuestro país está ahora más preparado que nunca antes para proteger al público contra amenazas a las existencias de alimentos", dijo Thompson en una declaración.

Al anunciar la última regulación, largamente esperada, Crawford declaró que "en lo que respecta a la adulteración accidental e intencional, tenemos que continuar mejorando y tener las medidas contra fallas más seguras que podamos sin interrumpir completamente la producción y distribución de alimentos. Estamos mucho mejor que hace tres años y cada día mejoramos más. Pero siempre será una fuente de preocupación para los que están encargados. Y así debe ser".

La probabilidad de que se contaminen los alimentos "es muy baja", apuntó, pero añadió que "eso no nos reconforta. Estamos tratando de prever todas las eventualidades que podamos".

La Ley contra el Bioterrorismo se diseñó para eliminar los "huecos" en el sistema de existencias de alimentos para evitar los actos de terrorismo.

Las primeras tres reglas, que ya están activas, tienen que ver con la inscripción de las plantas de alimentos extranjeras y domésticas, aviso previo de los envíos de alimentos importados u ofrecidos para ser importados en los Estados Unidos y detención administrativa de los productos alimenticios que podrían conllevar una amenaza sanitaria.

La regla actual, que será publicada el 9 de diciembre en el Registro Federal, entrará en ejecución un año después de este momento para los negocios grandes (500 ó más empleados), en 18 meses para los negocios pequeños (entre 11 y 499 empleados) y en dos años para los negocios muy pequeños (10 empleados o menos). Todos los negocios tienen que estar en cumplimiento para el 9 de diciembre de 2006, aclaró Leslye M. Fraser, director de la Oficina de Regulaciones y Políticas del Centro de Seguridad Alimentaria y Nutrición Aplicada de la FDA.

Las compañías tendrán que mantener registros sobre los alimentos para consumo humano entre seis meses y dos años, dependiendo del tiempo que pueda conservarse el producto en cuestión, y sobre los alimentos para consumo animal, incluidos los alimentos para mascotas, por un año. Los agricultores y los restaurantes están exentos de la regulación.

Si la FDA considera que los alimentos han sido contaminados o que de alguna manera representan una amenaza "de consecuencias sanitarias serias y adversas o de muerte" para los seres humanos o los animales, los registros tienen que ponerse a disposición de la agencia en 24 horas, según la nueva regla.

Crawford apuntó que cerca del 2 por ciento de todos los alimentos que ingresan a los Estados Unidos son inspeccionados, aunque la FDA recibe una "notificación" o registros escritos para el 100 por ciento de estos alimentos. Estos registros ayudan a las autoridades a determinar cuáles envíos deben inspeccionar físicamente, señaló.

"Si tenemos una razón para inspeccionar algo o hemos encontrado un patrón de conducta inapropiado, inspeccionaríamos con mayor frecuencia", declaró Fraser. "Si algo genera una preocupación considerable, inspeccionaríamos todos y cada uno de los envíos o usaríamos otras autoridades para que eliminen los envíos completamente si encontramos un patrón de incumplimiento".

Si bien reconoce que la nueva regla no puede prevenir la contaminación, Fraser afirmó que "el deber de tener alimentos seguros en primer lugar ya estaba contenido en la Food, Drug and Cosmetic Act [de 1906, la cual creó la FDA] Es la obligación de todo el que produzca y distribuya alimentos comercialmente".

Más información

Para más información sobre la Bioterrorism Act of 2002, visite la FDA.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Dec. 6, 2004, news teleconference with Lester M. Crawford, D.V.M., acting commissioner, U.S Food and Drug Administration, and Leslye M. Fraser, S.M., J.D., director, Office of Regulations and Policy, Center for Food Safety and Applied Nutrition, Food and Drug Administration
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined