Reducir los copagos de medicamentos reduce los costos para las aseguradoras (Parte 1)

Estudio halla que si los pacientes pagan menos por los medicamentos habrá menos hospitalizaciones costosas

MIÉRCOLES 11 de enero (HealthDay News/HispaniCare) -- Parecería contraintuitivo, pero un estudio reciente halla que eliminar los copagos de los pacientes para las estatinas, que reducen el colesterol, haría que las aseguradoras en realidad ahorraran más de $1,000 millones al año en costos de hospitalización.

Eso se debe a que los pacientes en mayor riesgo de problemas cardiacos son más propensos a tomar estatinas si cuestan menos. Los autores del estudio aseguran que un mejor control del colesterol implica que menos pacientes desarrollarán los problemas graves de salud para los que hace falta pagar por hospitalizaciones costosas.

Los expertos anotaron que eliminar o reducir los copagos para otros medicamentos de amplio uso podría tener efectos similares sobre la situación financiera de los planes de salud.

"En la lucha por contener los costos de atención de la salud, la respuesta de los planes de salud ha sido aumentar los costos de los productos farmacéuticos", aseguró Dana Goldman, autora del estudio y directora de economía de la salud de Rand Health.

El objetivo del estudio, según Goldman, era establecer si habría formas más inteligentes de diseñar beneficios para medicamentos a fin de lograr que éstos lleguen a quienes más se beneficiarían. "Queríamos saber si tenía sentido [aumentar los copagos] cuando se tienen algunos pacientes que realmente necesitan medicación y otros que podrían no beneficiarse", agregó.

El informe aparece en la edición de enero del American Journal of Managed Care.

Con las estatinas como ejemplo, los investigadores informan que eliminar el copago para estos medicamentos reduciría los costos de atención de la salud dramáticamente para los pacientes de enfermedad cardiaca, sostuvo Goldman. "Si se les suministraran estos medicamentos de manera gratuita, en realidad se reduciría el costo general de la atención de la salud", agregó.

En su estudio, el equipo de Goldman examinó los costos estimados entre 6.3 millones de estadounidenses adultos que tomaban estatinas y tenían seguro privado o Medicare.

Hallaron que eliminar los copagos de los más enfermos reduciría cada año las hospitalizaciones en 80,000 y las visitas a las salas de emergencia en 31,000. Esto correspondería a más $1,000 millones en ahorros anuales para las aseguradoras.

También hallaron que los pacientes que tenían copagos de apenas $10 mensuales por sus estatinas eran entre 6 y 10 por ciento más propensos a seguir su régimen de medicamentos, en comparación con los pacientes que tenían copagos de $20 mensuales.

Goldman sentenció que la misma estrategia podría ser usada con otros medicamentos. Una idea es ofrecer los medicamentos de manera gratuita a los que están en mayor riesgo y aplicar copagos de entre $10 y $22 a los demás pacientes para que los aseguradores de salud no pierdan dinero con su programa de beneficios de medicamentos. Sin embargo, Goldman cree que aún ofrecer medicamentos de manera gratuita ahorraría dinero.

Goldman anotó que muchas veces los copagos altos constituyen una barrera para el uso de medicamentos. "Eso es cierto incluso para quienes tienen enfermedades crónicas, como asma, diabetes y afecciones cardiacas", aseveró. "Cuando la gente tiene que pagar más, son menos propensos a continuar con sus regímenes".

Los ahorros podrían ser utilizados para reducir el costo del aseguramiento de la salud o pagar gratificaciones a los pacientes por mantenerse saludables, aseguró Goldman. "Hay muchos usos inteligentes para el dinero además de atiborrar los bolsillos del plan de salud", dijo.

Otro experto estuvo de acuerdo en que reducir los copagos para medicamentos ahorra dinero y señaló que una empresa ha comprobado que es posible.

"Ha habido hallazgos similares con relación a la atención de la diabetes", aseguró Paul Fronstin, investigador asociado principal del Employee Benefits Research Institute. "Cuando Pitney Bows redujo los costos de los medicamentos para el asma y la diabetes, hallaron que los costos generales se redujeron y el cumplimiento aumentó", agregó.

La publicación del estudio de Rand coincide con la de otro estudio relacionado de la U.S. Agency for Healthcare Research and Quality.

Ese estudio halló que la cantidad de empleados estadounidenses que trabaja para empresas grandes a los que se les ofreció cobertura para solteros y planes de salud que no tenían contribución de prima se redujo en cerca de la quinta parte desde finales de los 90, al pasar del 28 por ciento en 1998 a poco más del 22 por ciento en 2003. La cantidad de trabajadores empleados por empresas más pequeñas (de 50 trabajadores o menos) a quienes se les ofreció planes más baratos sin prima permaneció estable en cerca del 55 por ciento entre 1998 y 2004, según informaron los investigadores de la AHRQ.

Sin embargo, el estudio de las estatinas sugiere que ofrecer menores costos a los pacientes en realidad ahorraría dinero a los planes de salud, según Frostin. "Cuando se cuenta con evidencia que sugiere que copagos menores o inexistentes para lograr el cumplimiento de un curso de atención reduce el costo de la misma, me parece que tanto los empleadores como las aseguradores van a empezar a tomar nota rápidamente de ello", dijo.

FUENTES: Dana Goldman, Ph.D., director, health economics, Rand Health, Santa Monica, Calif.; Paul Fronstin, Ph.D., senior research associate, Employee Benefits Research Institute, Washington, D.C.; Mark V. Pauly, Ph.D., chairman, Health Care Systems Department, The Wharton School, University of Pennsylvania, Philadelphia; January 2006 American Journal of Managed Care; Jan. 11, 2006, news release, U.S. Agency for Healthcare Research and Quality.
Consumer News in Spanish