See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Hospicio para enfermos terminales, una opción que no es tomada en cuenta

La gran mayoría de los estadounidenses no aprovecha la valiosa atención al final de la vida

DOMINGO 16 de diciembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- La atención de hospicio para pacientes terminales ayuda a preparar a este tipo de pacientes para la muerte, a tratar sus síntomas y a preparar a sus familias, y a ellos mismos, para el final de la vida.

Los pacientes conservan su dignidad y parte del control sobre su vida. Sus familias reciben asesoramiento para ayudarlas a aceptar la inminente pérdida.

Es humanitario, compasivo y considerado.

Entonces, ¿por qué tan pocos estadounidenses optan por recibir la atención de hospicio para pacientes terminales, aunque Medicare cubre los gastos?

Un estudio, que aparece en la edición de julio del New England Journal of Medicine halló que sólo un tercio de los estadounidenses mueren bajo del cuidado de un hospicio para pacientes terminales, a pesar de que no tienen costo.

Y los que hacen uso de este tipo de atención a menudo no aprovechan del todo sus beneficios, dijo el Dr. Donald Schumacher, presidente y CEO de la National Hospice and Palliative Care Organization, la organización sin fines de lucro más antigua y grande del mundo que se dedica exclusivamente a promover el acceso a los hospicios para pacientes terminales.

"Esperan hasta lo último para tomar la decisión cuando ya no tienen más remedio que afrontarla", dijo Schumacher "Y cuando hablamos con las familias, la pregunta que escuchamos una y otra vez es: '¿Por qué no habíamos venido mucho antes?' "

En estos momentos, hay más de 3,500 hospicios para pacientes terminales en los Estados Unidos y cada año se construyen muchos más, subrayó Schumacher. "Aproximadamente, se han concedido unas quinientas licencias para nuevos hospicios en los últimos dos años", dijo.

La atención de hospicio para pacientes terminales es el cuidado al final de la vida proporcionado por profesionales de salud y voluntarios.

El hospicio ofrece apoyo médico, psicológico y espiritual, el objetivo de todo esto es ayudar a los pacientes terminales a experimentar paz, consuelo y a morir con dignidad. Los cuidadores controlan el dolor y otros síntomas tanto como es posible, para que el paciente se mantenga lo más alerta y cómodo posible.

Pero el hospicio para pacientes terminales también se centra en la familia, la ayuda a lidiar con la realidad de la muerte, dijo Carol Spence, directora de investigación de la National Hospice and Palliative Care Organization.

"Nuestra unidad de atención es la familia del paciente, así que los cuidadores prestan mucha atención a las familias, incluido el cuidado tras la muerte del paciente", señaló.

En general, a los pacientes se les ofrece la atención de hospicio cuando sólo les queda seis meses o menos de vida. La atención de hospicio para pacientes terminales tiene lugar en el hogar del paciente o en un centro para pacientes terminales. En vista del valor de la atención, los hospitales y centros de la tercera edad están abriendo unidades de atención al paciente terminal para ayudarlos a enfrentar la muerte.

Parte de la dificultad de optar por la atención para pacientes terminales radica en lo difícil que es determinar cuánto tiempo de vida le queda al paciente, dijo Spence.

"En general,resulta difícil dar con un cuadro preciso de la proyección de la enfermedad", dijo Spence. "Los pacientes viven con enfermedades crónicas y esperan un desenlace funesto, pero saber con exactitud cuándo se producirá la muerte no es nada sencillo.

"Traerlos al hospicio no quiere decir que vayan a morir mañana. Significa que tendrán una mejor calidad de vida para cualquier cantidad de tiempo que les queda por vivir, ya sea una semana, un mes o seis meses", continuó.

Otra posible razón para los que no aprovechan este tipo de atención puede deberse a la actitud de los estadounidenses respecto a la muerte, ir a un hospicio para enfermos terminales puede ser el equivalente a "darse por vencido" o a "fracasar".

"La cultura estadounidense es contraria a la muerte", dijo Spence. "La actitud de la comunidad médica y la población general se resume en la siguiente metáfora sin importar cuál sea la enfermedad: 'voy a luchar y la voy a vencer'. "

También está la falta de comprensión respecto a quién puede utilizar la atención de hospicio para enfermos terminales, ya que la mayoría cree que sobre todo que es para los que mueren por cáncer. De hecho, cerca del cuarenta por ciento de los ingresos en hospicios para enfermos terminales en EE.UU. corresponden a pacientes que sufren de otras enfermedades terminales como enfermedad cardiaca terminal, demencia, enfermedad pulmonar, accidente cerebrovascular, de acuerdo con la National Hospice and Palliative Care Organization.

Estos malos entendidos también tienen que ver con el costo de la atención. Muchos creen que el hospicio para enfermos terminales es demasiado costoso o está fuera de su alcance, aunque Medicare y los seguros privados cubren el costo total de esta atención.

A pesar de todo, se espera que el número de hospicios para pacientes terminales y el número de pacientes que utiliza este servicio crezcan a medida que los nacidos después de la segunda guerra mundial se jubilen y empiecen a afrontar su propia mortalidad, dijo Schumacher, también de esta generación.

"También formamos parte de esta cultura que rechaza la muerte, pero somos consumidores y buscamos alternativas", dijo. "Creo que a largo plazo, seremos un grupo que tomaremos esta decisión mucho antes".

Más información

Para más información, visite la National Hospice and Palliative Care Organization.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Donald Schumacher, Psy.D., former chief executive officer of Hospice Buffalo, and current president and CEO of the National Hospice and Palliative Care Organization, Alexandria, Va.; Carol Spence, director of research, the National Hospice and Palliative Care Organization
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined