See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Crece la porción que le toca a los jubilados de los costos de salud

Una encuesta sugiere que el camino es escabroso para los que se jubilan antes de tiempo

MIÉRCOLES 13 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Una encuesta reciente halla que, aunque la mayor parte de los empleadores grandes sigue ofreciendo beneficios en salud a sus jubilados, éstos continúan pagando una porción cada vez mayor de los costos totales.

En los planes pare jubilados más grandes, los recién jubilados, los que dejaron de trabajar a partir del 1 de enero de 2006, experimentaron incrementos en las primas que promedian 15.1 por ciento para los que se jubilan antes de tiempo y de 9.6 por ciento para los jubilados a partir de los 65 años de edad.

La encuesta también halla que apenas el 25 por ciento de las empresas grandes están reservando fondos para cubrir obligaciones futuras de atención de la salud para jubilados. Además, muchas empresas grandes están limitando sus obligaciones financieras futuras de cobertura en salud para jubilados limitando las contribuciones a los planes más grandes que ofrecen para menores de 65 y para mayores de 65.

Los hallazgos, dados a conocer el miércoles por la Kaiser Family Foundation y por Hewitt Associates, generan preocupación sobre la seguridad y el costo a largo plazo de los beneficios para la salud de los jubilados, sobre todo para los menores de 65.

"Me parece que nuestra encuesta sugeriría que los beneficios para la salud de los jubilados están menguando y no hay duda de que se han reducido", aseguró Tricia Neuman, directora del Proyecto de políticas de Medicare de la Kaiser Family Foundation.

Sin embargo, agregó que "los que tienen beneficios para jubilados hoy probablemente los conserven, pero pagar más por ellos no será un proceso que ocurra de la noche a la mañana".

Según el informe de Kaiser y Hewitt, los planes de salud financiados por los empleadores tienen una función crítica en el sistema de aseguramiento de la salud de los EE.UU. porque le brindan cobertura a unos 3.8 millones de jubilados entre los 55 y los 64, y de sus dependientes. Las personas que se jubilan antes de la edad estipulada por Medicare para recibir beneficios con frecuencia encuentran que es difícil garantizar un seguro de salud asequible en el mercado individual. Algunos regresan al trabajo sólo para tener acceso a los beneficios de salud.

El informe anotó que los planes de los empleadores siguen siendo una fuente importante de beneficios complementarios para más de 12 millones de jubilados beneficiarios de Medicare.

Aún así, los crecientes costos de atención de la salud han obligado a muchos empleadores a reducir los beneficios. Una encuesta de Kaiser y Health Research and Educational Trust publicada hace algunos meses halló que entre 1998 y 2006, la proporción de grandes empleadores que ofrecen beneficios para sus jubilados se redujo de 66 a 35 por ciento.

La encuesta de Kaiser y Hewitt contempla una muestra de 302 empleadores del sector privado, cada uno con más de 1,000 empleados. En conjunto, ofrecen beneficios en salud a 5.1 millones de jubilados y sus dependientes, cerca de la cuarta parte de todos los beneficiarios de Medicare que tienen beneficios de jubilados y casi la mitad de los 7.2 millones de jubilados que reúnen los requisitos para Medicare que tienen cobertura privada de un empleador.

Esta encuesta conjunta es la quinta desde 2002 que examina la situación de los beneficios en salud de los jubilados.

Entre 2005 y 2006, se calcula que el costo total de los beneficios en salud para los jubilados, incluidas las contribuciones tanto de los empleadores como de los jubilados mismos, aumentó un 6.8 por ciento, en promedio, en las empresas encuestadas. Este índice de aumento es comparable con aumentos sobre los que se informa en el costo de los beneficios en salud de los trabajadores activos.

El desembolso promedio en salud de los jubilados entre las empresas encuestadas es de $68.7 millones, aunque esos costos varían sustancialmente según el tamaño de la empresa. Las empresas de 20,000 empleados o más gastaron en promedio $216 millones.

La encuesta halló que, para ponerle freno al gasto, las empresas están desplegando varias estrategias de control de costos. Por ejemplo, el 74 por ciento de los empleadores aumentaron sus primas para los jubilados antes de tiempo (menores de 65), mientras que el 58 por ciento aumentó las primas para los que reúnen los requisitos de Medicare (mayores de 65). Los empleadores también dijeron que aumentaron los requisitos de participación en los costos para los menores de 65 (el 34 por ciento) y para los que reúnen los requisitos de Medicare (el 24 por ciento).

En algunos casos limitados, los empleadores están poniéndole fin a los beneficios. Este año, el 11 por ciento eliminó los beneficios subsidiados para un grupo de jubilados anticipados futuros, mientras que el 9 por ciento descartó esos beneficios para un grupo de jubilados mayores de 65. El 10 por ciento de las empresas aseguró que "probablemente" o "muy probablemente" reducirá la cobertura subsidiadas para algunos futuros jubilados el año entrante.

Entretanto, a medida que el nuevo plan de beneficios de medicamentos de Medicare llega a su segundo año, la mayoría de los empleadores grandes conserva la cobertura en medicamentos para sus jubilados que reúnen los requisitos para Medicare y esperan hacerlo el año entrante. Esas probablemente sean buenas noticias, anotó Neuman, pues "los beneficios de los empleadores por lo general son más generosos que los de Part B".

Pero los planes a más largo plazo no son tan claros y recalcan la necesidades de que los jubilados toman "decisiones cuidadosas y bien pensadas sobre la cobertura cada año", advirtió el informe Kaiser y Hewitt.

Para los jubilados anticipados que no tienen acceso a Medicare, el ambiente actual tiene retos particulares. Las contribuciones de las primas están aumentando a mayor velocidad que las de los jubilados mayores de 65 y, al igual que los que reúnen los requisitos de Medicare, soportan una gran porción del costo de los beneficios cubiertos.

"Si se miran los datos de seguridad social, más de dos de cada tres personas se jubilan antes de cumplir los 65, por lo que es algo que la gente ha estado haciendo por largo tiempo", aseguró Frank McArdle, de Hewitt, uno de los autores del informe. "Pero me parece que estamos en el proceso de revaluar lo que significa realmente la jubilación y que el trabajo será una parte importante de la misma de lo que lo ha sido en el pasado".

Diane Rowland, vicepresidenta ejecutiva de la Kaiser Family Foundation agregó que "también sabemos que uno de los grupos de edad para los que obtener cobertura en salud es más difícil es para los que tienen entre 50 y 65 años cuando en el mercado individual claramente hay primas relacionadas con la edad. Además, las afecciones preexistentes de un individuo o de un miembro de la familia en realidad podría implicar una prohibición contra obtener cobertura en el mercado individual, sobre todo cobertura asequible".

Los jubilados preliminares, con ayuda de un asesor financiero, deberían intentar obtener un cálculo aproximado de sus gastos médicos y costos de seguro antes de jubilarse, recomendó McArdle.

Más información

Vea el informe completo en la Kaiser Family Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Frank McArdle, Ph.D., manager, research office, Hewitt Associates, Washington, D.C.; Tricia Neuman, Sc.D., vice president and director, Kaiser Family Foundation's Medicare Policy Project; Diane Rowland, Sc.D., executive vice president, Kaiser Family Foundation, Washington, D.C.; December 2006 Retiree Health Benefits Examined: Findings from the Kaiser/Hewitt 2006 Survey on Retiree Health Benefits
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined