See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La atención administrada de Medicaid parece quedarse corta

Según un estudio, los pacientes no obtienen la misma atención que los que están en planes de atención administrada comerciales

MARTES 9 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los inscritos en Medicaid reciben una atención de salud de menor calidad de parte de los programas de atención administrada que los pacientes de atención administrada que se encuentran en planes comerciales de salud, según encontró un estudio reciente.

Esto resultó así independientemente de si el inscrito en Medicaid participaba en un plan de sólo Medicaid o en un plan que también acepta pacientes comerciales.

"El mensaje de políticas es que hasta donde la gente esperaba poder decir que [los programas de atención administrada] igualan la calidad, ese no ha sido el caso", afirmó el Dr. Bruce Landon, autor principal del estudio y profesor asociado de políticas de atención de salud y medicina de la Facultad de medicina de la Harvard. "Esto sugeriría que tenemos que pensar en otras maneras de enviar más recursos a los planes de salud de Medicaid".

El estudio aparece en la edición del 10 de octubre del Journal of the American Medical Association.

"Los hallazgos de este importante estudio afirman que el diseño del plan de salud por sí solo no puede cumplir con el desafío de ofrecer atención de calidad a los beneficiaros de Medicaid", añadió el Dr. A. Mark Fendrick, profesor de medicina interna de la Facultad de medicina de la Universidad de Michigan.

"Para asegurar que se cumplan con los estándares de calidad, los interesados en el sistema de salud deben ir más allá e identificar e implementar intervenciones que afecten específicamente a los beneficiarios de Medicaid, independientemente del plan de salud", agregó Fendrick, quien también es profesor de gestión y políticas de la salud de la Facultad de salud pública de la Universidad de Michigan.

Medicaid es el programa patrocinado por el gobierno que paga la atención de salud de las personas que no pueden financiar sus propios gastos médicos.

La proporción de beneficiarios de Medicaid que se inscriben en programas de atención administrada está en aumento, a diferencia de la población comercialmente asegurada, que está decayendo. Entre 1994 y 2004, la inscripción en la atención administrada de Medicaid se triplicó de 7.9 millones de personas (23 por ciento) a más de 27 millones de beneficiarios (60 por ciento).

Esta tendencia ha sido impulsada en gran parte por la creencia de que se pueden lograr ahorros significativos en los costos al usar planes de atención administrada. Pero el impacto sobre la calidad de la atención de salud ha sido algo controvertido.

"Parte de la motivación principal para cambiar a la atención administrada era el ahorro en costos. También confería [a los Centros para servicios de Medicare y Medicaid] la capacidad de obtener niveles de gastos más predecibles un año tras otro, porque pagaban primas en lugar de reclamaciones", explicó Landon. "Otra motivación proviene de la calidad. Se pensaba que un método más integrado de administración por parte de la atención administrada conllevaría una mayor calidad".

Los autores del estudio evaluaron información de 11 medidas de calidad de todos los 383 planes de salud que reportaron datos de calidad de la atención al Comité nacional de aseguramiento de la calidad en 2002 y 2003. Esto incluyó a 204 planes sólo comerciales, 142 planes mixtos de Medicaid y comerciales y 37 planes sólo de Medicaid.

Los once indicadores cubrían áreas de prevención y evaluación, gestión de enfermedad crónica y atención para mujeres embarazadas.

Para los beneficiarios de Medicaid, el rendimiento en las once medidas fue más o menos el mismo, independientemente de si la persona estaba inscrita en un plan de sólo Medicaid o en un plan mixto.

De manera similar, para las personas que tienen un seguro comercial, el rendimiento fue más o menos el mismo entre los planes sólo comerciales y los mixtos.

Pero en los tres tipos de planes de salud, el rendimiento para la población comercial fue mejor que para la población de Medicaid en todas las medidas, con la excepción de la evaluación para la clamidia, una enfermedad de transmisión sexual. Para esta medida, los inscritos en Medicare tuvieron un índice de cobertura de 41.8 por ciento, en comparación con 25.3 por ciento en la población comercial.

Para las demás categorías, las diferencias iban desde 4.9 por ciento para el control de la hipertensión (58.4 por ciento de los inscritos comerciales frente a 53.5 por ciento para Medicaid) a 24.5 por ciento para los índices de atención apropiada posparto (77.2 por ciento para los comerciales frente a 52.7 por ciento para Medicaid).

Los hallazgos indican que el tipo de plan de salud era menos importante que las diferencias en el tipo de población de pacientes a quienes se prestaba servicio, las redes locales de proveedores, el acceso a la atención y la adhesión a las recomendaciones de tratamiento, declararon los autores del estudio.

Parte del motivo de las diferencias podría ser en un mal reembolso por parte de Medicaid, señaló Greg Scandlen, fundador de Consumers for Health Care Choices, un grupo de defensa sin fines de lucro para los consumidores de atención de salud.

"Después de docenas de estudios también sabemos que a las personas con bajos ingresos les va peor en los programas de atención de salud, independientemente de cómo sea el programa", continuó Scandlen. "Podría tener tanto que ver con el tratamiento como con el estilo de vida, la educación, una mala nutrición... toda una lista de desventajas de las clases más bajas, y no creo que nadie haya encontrado la solución para eso".

Landon estuvo de acuerdo. "Estos [pacientes de Medicare] son más desafiantes. Tal vez se necesiten recursos distintos arreglados de manera diferente. Aunque los planes de salud tengan redes de entrega similares, los proveedores que usan los inscritos en Medicaid podrían ser distintos que otros por el lugar en que viven... Podrían estar accediendo a partes del sistema que no son tan efectivas".

En cualquier caso, la atención administrada no parece ser la solución para reducir las disparidades en el sistema de atención de salud de los EE.UU., concluyeron los autores del estudio.

Más información

Para más información sobre la atención administrada de Medicaid, visite los U.S. Centers for Medicare & Medicaid Services.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Bruce E. Landon, M.D., associate professor of health care policy and medicine, Harvard Medical School, Boston; A. Mark Fendrick, M.D., professor of internal medicine, University of Michigan School of Medicine, and professor of health management and policy, University of Michigan School of Public Health, Ann Arbor; Greg Scandlen, founder, Consumers for Health Care Choices, Hagerstown, Md.; Oct. 10, 2007, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined