See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El plan de medicamentos de Medicare estimula el gasto en atención de la salud

Aún así, los gastos de Medicaid se redujeron por primera vez desde su creación en 1965

MARTES 8 de enero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Según informan funcionarios sanitarios estadounidenses, el nuevo plan de recetas de Medicare fue responsable en gran parte del aumento de 18.7 por ciento en los gastos de Medicare en 2006, que fue el doble del aumento en comparación con el año anterior.

Funcionarios de la Oficina del actuario del grupo nacional de estadísticas sobre salud de los U.S. Centers for Medicare and Medicaid Services aseguraron que los gastos de Medicaid pasaron de $338 mil millones en 2005 a $401.3 mil millones en 2006.

"El crecimiento nacional de los gastos en atención de la salud en 2006 fue ligeramente más rápido que en 2005, pues aumentó un 6.7 por ciento tras un incremento de 6.5 por ciento", aseguró durante una conferencia de prensa el lunes por la tarde Cathy Cowan, economista de la Oficina del actuario del grupo nacional de estadísticas de los U.S. Centers for Medicare and Medicaid Services.

"Los gastos alcanzaron los $2.1 billones, es decir, unos $7,000 por persona", agregó Cowan. El índice fue superior al de 6.5 por ciento de 2005. El índice de 2005 fue el crecimiento más lento desde 1999.

El informe aparece en la edición de enero y febrero de Health Affairs.

Al mismo tiempo que el plan de medicamentos de Medicare aumentaba sus gastos, los gastos de Medicaid se redujeron por primera vez desde 1965 al pasar de $313.5 mil millones en 2005 a $310.6 mil millones en 2006. Esta reducción se debió principalmente a la cobertura en medicamentos de los que eran elegibles tanto para Medicare y Medicaid al ser transferidos a Medicare, sostuvo Cowen.

Richard Foster, actuario jefe del grupo nacional de estadísticas de los U.S. Centers for Medicare and Medicaid Services, aseguró que el costo del programa de medicamentos de Medicare, que entró en vigencia en 2006, fue inferior a lo proyectado inicialmente.

"El costo real de la Parte D en 2006 estuvo significativamente por debajo del costo estimado antes de la implementación del programa y sigue siendo inferior a los cálculos posteriores a partir de las ofertas reales de los planes", aseguró Foster durante la conferencia de prensa.

Tras un descenso a lo largo de seis años, los gastos en medicamentos recetados aumentaron a 8.5 por ciento en 2006, en comparación con el 5.8 por ciento de 2005. "Este aumento se debe al aumento en el uso, a descuentos más bajos, a indicaciones nuevas para medicamentos existentes, al crecimiento en varias clases terapéuticas y al aumento en el uso de medicamentos especializados", aseguró Cowen.

Sin embargo, un mayor uso de medicamentos genéricos ayudó a contener el crecimiento de los costos de los medicamentos, continuó. El índice de crecimiento de 2006 fue inferior que el índice anual promedio de 13.4 por ciento al año de 1995 a 2004, dijo.

Además de Medicare y los medicamentos recetados, hubo una reducción general en los gastos de hospitales, médicos y clínicas. Además, la atención domiciliaria de la salud, la atención en hogares de ancianos y el cuidado dental aumentaron a índices más bajos en 2006 que en 2005, aseguró Cowen.

El plan de medicamentos de Medicare también fue responsable por una reducción en el índice de desembolsos individuales para la atención de la salud, anotó.

El Dr. Sidney M. Wolfe, director del grupo de investigación sobre la salud de Public Citizen, aseguró que considera que la causa del aumento significativo en los gastos del programa de Medicare es la ley que le prohíbe al gobierno negociar precios con los laboratorios farmacéuticos, así como las enormes cantidades desperdiciadas en la administración del programa.

"Si se tiene un segmento de la atención de la salud que está completamente fuera de control como los precios de los medicamentos recetados para Medicare, se cuenta con un argumento sólido para explicar por qué debería haber controles de precios y negociación de precios", aseguró Wolfe.

Wolfe aseguró que tanto el ministerio de defensa estadounidense como la administración de veteranos negociaron precios con los laboratorios. "Los laboratorios farmacéuticos utilizaron a sus grupos de presión para luchar a muerte contra los controles de precios porque sabían que ganarían mucho menos dinero si había controles en los precios", dijo.

También hay desperdicios administrativos masivos en el programa de Medicare, aseguro Wolfe. "Entre $350 y $400 mil millones al año se botan a la basura por concepto de una administración excesiva", dijo.

En otro estudio publicado en la misma edición de la revista, los investigadores de la Escuela de higiene y medicina tropical de Londres hallaron que los EE.UU. estaba en el último lugar de 19 países desarrollados en cuanto a muertes por afecciones que hubieran podido ser prevenidas por atención efectiva y oportuna de la salud.

El estudio examinó las muertes por afecciones tratables antes de los 75 entre 1997 y 1998, y entre 2002 y 2003.

Los investigadores hallaron una reducción de 16 por ciento en las muertes en otros 18 países, aunque apenas hubo una reducción de cuatro por ciento en los EE.UU. Aunque muchos factores podrían contribuir a este hallazgo, el "mal desempeño, comparativamente hablando, del sistema de salud estadounidense", es un factor, aseguraron los investigadores.

Más información

Para más información sobre Medicare, visite el U.S. Centers for Medicare & Medicaid Services.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Jan. 7, 2008, teleconference with: Cathy Cowan, economist, Richard Foster, chief actuary, National Health Statistics Group, U.S. Centers for Medicare and Medicaid Services, Office of the Actuary, Baltimore; Sidney M. Wolfe M.D., director, Health Research Group of Public Citizen, Washington, D.C.; January/February 2008 Health Affairs
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined