See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Pasajeros de asientos traseros sin cinturón son mortales para los que se sientan al frente

Estudio: Pasajeros en el asiento delantero son cinco veces más propensos a morir en un accidente si los que se sientan atrás no están abrochados

Jueves, 3 de enero (HealthDayNews) -- Cuando los pasajeros del asiento posterior no se abrochan el cinturón de seguridad, el resultado puede ser mortal no sólo para ellos sino para las personas que se sientan al frente.

Investigadores japoneses informaron que cuando los pasajeros de los asientos traseros no tienen el cinturón abrochado, el riesgo de morir en un accidente serio para aquellos en los asientos aumentó cinco veces, debido a que los cuerpos salen volando y golpean sus asientos desde atrás. Abrochar el cinturón de pasajeros en los asientos traseros podría reducir el número de muertes de asientos delanteros en aproximadamente un 80 por ciento, demostró su estudio. Un informe sobre los hallazgos aparece como un documento de investigación en la edición del 5 de enero de "The Lancet".

Pero un experto en seguridad automotriz llamó a las conclusiones del artículo "altamente exageradas" y probablemente inexplicables para las carreteras estadounidenses. Lawrence Schneider, del Instituto de Investigación de Transportación de la Universidad de Michigan en Ann Arbor, señaló que en este país los pasajeros del asiento trasero están presentes en sólo una pequeña fracción de accidentes automovilísticos fatales. De manera que aunque amarrarlos es una buena idea para su seguridad, no hará mucha mella en la seguridad del asiento delantero, indicó Schneider.

Irónicamente, opinó Schneider, el riesgo para los conductores y los próximos a ellos por parte de los ocupantes balísticos de la parte posterior es mayor cuando los que están al frente están atados, ya que el impacto del segundo cuerpo impulsa el cuerpo de los otros con más fuerza contra el cinturón protector.

En el más reciente estudio, el equipo conducido por Masao Ichikawa de la Universidad de Tokio y los colegas compararon las muertes y las lesiones serias entre ocupantes de asientos delanteros y traseros involucrados en accidentes con auto en Japón entre 1995 y 1999. En todos los accidentes, al menos dos pasajeros estaban en el asiento trasero, y todos los ocupantes del auto se lesionaron.

Los pasajeros delanteros quienes llevaban puesto su cinturón de seguridad tenían cinco veces mayor probabilidad de morir en un accidente si sus pasajeros de la parte posterior no estaban asegurados, encontró el grupo de Ichikawa, y su riesgo combinado de muerte o lesión severa se duplicó. Las muertes fueron mucho más comunes cuando los accidentes ocurrieron de frente, aunque los choques de impacto lateral también aumentaron el riesgo de lesiones fatales.

"Nuestros hallazgos proveyeron bases para hacer compulsorio el uso del cinturón de seguridad del asiento trasero", escribió el autor. "La mayoría de las muertes y lesiones severas de ocupantes de asientos delanteros de los autos se podrían impedir potencialmente mediante el uso del cinturón de seguridad de los asientos traseros".

El uso del cinturón de seguridad de conductor en los Estados Unidos alcanzó un 73 por ciento el pasado año, de acuerdo con el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras. Cada estado excepto New Hampshire tiene una ley del cinturón para los ocupantes adultos del asiento delantero.

Pero sólo 13 estados y el Distrito de Colombia han extendido sus leyes de cinturón de seguridad para cubrir todos los pasajeros del asiento trasero, indicó el grupo de seguridad de la carretera. "No son suficientes las personas en los lugares [del carro] que llevan puestos sus cinturones de seguridad", indicó Russ Rader, portavoz para la organización.

Elly Martin, portavoz para la Administración Nacional de Seguridad en el Tránsito de las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés), indicó que aumentar el número de estados con leyes que hagan obligatorio el uso del cinturón de seguridad en los asientos posteriores de los autos podría salvar vidas, especialmente en niños y adolescentes, quienes son más propensos a ir en la parte de atrás. "Siempre hemos deseado ver más legislación restrictiva aprobada a nivel estatal", expresó Martin, quien apuntó que la NHTSA no tiene jurisdicción sobre las leyes de tránsito locales y estatales.

Qué hacer

Para más información acerca de uso del cinturón de seguridad, visita el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras. Y para más sobre la seguridad en las carreteras, puedes ir a la Administración Nacional de Seguridad en el Tránsito de las Carreteras.

Fuentes: entrevistas con Lawrence Schneider, Ph.D., científico de investigación titular, director, división de biociencia, Instituto de Investigación de Transportación de la Universidad de Michigan, Ann Arbor, Elly Martin, portavoz, Administración Nacional de Seguridad en el Tránsito de las Carreteras, Washington, D.C., y Russ Rader, portavoz, Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras, Arlington, Va.; "The Lancet", 5 enero de 2002
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined