See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El análisis del suministro de sangre frena la propagación del virus del Nilo occidental

Estudios hallan que el sistema de diagnóstico funciona en dos frentes

MIÉRCOLES 3 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- El sistema de diagnóstico de EE.UU. para detectar el virus del Nilo occidental en las donaciones de sangre parece estar funcionando.

Según informes publicados en la edición del 4 de agosto del New England Journal of Medicine, nadie contrajo el virus a través de transfusiones ni en 2003 ni en 2004.

Christine Pearson, vocera de los U.S. Centers for Disease Control and Prevention, asegura que las cifras dadas a conocer el martes indican que, en lo que va de año, 34 donantes potenciales de sangre han dado positivo en las pruebas.

Los hematólogos de los EE.UU. aseguran que no ha habido informes de transmisión del virus del Nilo occidental a través de donaciones de sangre este año.

Los informes de la publicación constituyen la primera evaluación a gran escala del programa de evaluación de la sangre, el cual ha examinado 7.1 millones de donaciones para detectar el virus del Nilo occidental, decía un editorial acompañante.

Desde que apareció en América del Norte en 1999, el virus del Nilo occidental cruzó rápidamente el continente y ahora se ha encontrado en animales o seres humanos en prácticamente todo estado contiguo. Desde ese momento, de acuerdo con los CDC, cerca de 15,000 seres humanos han sido infectados con el virus y más de 650 personas han muerto. El año pasado, hubo 2,539 casos humanos y 100 muertes.

Los expertos se dieron cuenta de que el virus podía ser transmitido a través de una transfusión de sangre en 2002. Ese año se confirmaron unos 30 casos de contagio por esta vía.

En una respuesta rápida de sanidad, para 2003, todas las donaciones de sangre estaban siendo examinadas para detectar la presencia del virus del Nilo occidental con pruebas investigativas de amplificación del ácido nucleico.

"Ese periodo de tiempo pasó muy rápido", recordó Susan Stramer, autora líder de un estudio que apareció en la publicación y funcionaria ejecutiva científica de la American Red Cross (Cruz Roja de EE.UU.). "Actuamos sobre el agente de una enfermedad infecciosa que se transmite a través de la sangre con una acción rápida sin precedentes que se implementó muy rápidamente".

Stramer y sus coautores describieron el programa de la Cruz Roja de pruebas de laboratorio en 2003 y 2004.

Durante esos dos años, las pruebas rutinarias de la sangre identificaron 540 donaciones que resultaron positivas para el virus del Nilo occidental.

Según la investigación, 1.49 de cada 10,000 donaciones de 2003 resultaron positivas con el virus y 0.44 por 100,000 resultaron positivas en 2004. Ese año, más de la mitad (el 52 por ciento) de estas donaciones positivas provinieron de cuatro condados del sur de California.

Examinar las donaciones de sangre para detectar el virus del Nilo occidental es un sistema de dos niveles. Primero, las pruebas de amplificación del ácido nucleico se realizaron en "minigrupos" de 16 muestras.

"La preocupación era que el análisis de minigrupos podría no ser lo suficientemente sensible durante un periodo de epidemia", aseguró Stramer. "Es una buena herramienta de vigilancia, pero una vez que el virus del Nilo occidental llega a algún lugar, necesitamos realizar pruebas más sensibles".

El siguiente paso es el examen dirigido de donaciones individuales en regiones en las que el virus tiene una alta prevalencia.

Parece ser que las pruebas individuales se realizan mejor al principio de la temporada, cuando las infecciones están en aumento.

"En el análisis de donaciones individuales, las unidades identificadas como las más peligrosas fueron las que se hallaron al principio del periodo de la epidemia en cualquier región dada", explicó Stramer. Esto probablemente se deba a que las personas contaban con menos anticuerpos para el virus.

Según el estudio, el costo del análisis de minigrupos ascendió a $120,000 por unidad interceptada en 2003 y de $232,000 por unidad interceptada en 2004.

El análisis individual personalizado de unas 60,000 donaciones en 2004 costó $32,000 por cada caso más detectado. Los autores dijeron que si todas las donaciones se hubieran examinado individualmente, el costo hubiera sido de $281,000 por cada donación interceptada.

Los autores concluyeron que el sistema de dos pasos parece ser tanto eficaz como rentable.

Más información

Para mayor información sobre cómo protegerse del virus del Nilo Occidental, visite los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Susan Stramer, Ph.D., executive scientific officer, American Red Cross, Gaithersburg, Md.; Christine Pearson, spokeswoman, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Atlanta; Aug. 4, 2005, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined