See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

¿A quién le pican más los mosquitos de las ciudades?

mosquito on human skin

MARTES, 10 de abril de 2018 (HealthDay News) -- En las ciudades, las probabilidades de que los mosquitos le piquen varían según los ingresos del vecindario, y los residentes de clase media podrían tener el mayor riesgo.

Esa es la conclusión de un estudio realizado en Baltimore, donde los investigadores pasaron dos años analizando el ADN de los estómagos de mosquitos. Encontraron que en los vecindarios de bajos ingresos, las ratas eran la "comida de sangre" preferida de los mosquitos residentes.

Por otra parte, en los vecindarios con ingresos más altos pululaban menos mosquitos. Pero los residentes humanos eran una proporción mucho más alta de las comidas de esas plagas, en comparación con las áreas con unos ingresos más bajos.

En general, estiman los investigadores, es probable que las personas de las manzanas con ingresos medianos tengan el mayor riesgo de picaduras. Sus vecindarios podrían seguir teniendo puntos problemáticos (por ejemplo, lotes descuidados) donde los mosquitos pueden prosperar. Y esas personas quizá estén al aire libre con más frecuencia (en los patios, los parques y los jardines) que las personas de vecindarios más pobres.

"Si alguien quiere predecir dónde podría asentarse y propagarse un nuevo virus, quizá sea [en esos vecindarios]", advirtió la investigadora principal Shannon LaDeau, ecóloga de la enfermedad en el Instituto de Estudios de los Ecosistemas Cary en Millbrook, Nueva York.

Los hallazgos también plantean preguntas importantes sobre los vecindarios con unos ingresos más bajos, según LaDeau. ¿Un mejor control de las ratas reduciría la población de mosquitos, o solo hacer que esos insectos ataquen a los humanos con una mayor frecuencia?

Duane Gubler es miembro de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America), y estudia las enfermedades transmitidas por los mosquitos.

Dijo que es "poco probable" que un mejor control de las ratas afectaría a la población de mosquitos de Baltimore, que consiste principalmente en la variedad de mosquito llamado tigre asiático, o Aedes albopictus.

"Los mosquitos Aedes son oportunistas. Muerden cualquier cosa que puedan", dijo Gubler, que también es profesor emérito en la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke-Nacional de Singapur.

Los nuevos hallazgos no son sorprendentes, dijo. Se sabe que la abundancia de mosquitos, y su inclinación por picar a las personas, varía según el vecindario, basándose en factores como el tipo de vivienda y la "conducta humana".

Aun así, planteó Gubler, es importante que las comunidades cuenten con información como esta.

"Es muy útil para las autoridades de salud pública cuando planifican sus esfuerzos de control de mosquitos, si los recursos son limitados... y casi siempre lo son", comentó Gubler.

Los hallazgos, publicados el 9 de abril en la revista Parasites & Vectors, se basan en un estudio de dos años sobre los mosquitos en cinco vecindarios de Baltimore que abarcaban el espectro de los ingresos. Los investigadores analizaron el ADN de los estómagos de los insectos para determinar sus principales víctimas a la hora de obtener comida.

Los vecindarios de bajos ingresos tenían la mayor cantidad de mosquitos, porque en esas áreas hay más criaderos, dijo LaDeau. Las propiedades abandonadas con agujeros en el techo y ventanas rotas, además de los patios descuidados y los recipientes con agua estancada, crean un ambiente amigable para que los mosquitos se multipliquen y prosperen.

Pero las ratas eran la comida de sangre más popular en los vecindarios de bajos ingresos, donde los humanos conformaban apenas un 6 por ciento de las comidas de los mosquitos tigres asiáticos.

En contraste, los vecindarios con altos ingresos (donde la mediana de ingresos familiares era de 56,000 dólares al año) tenían la prevalencia más baja de mosquitos. Pero los residentes humanos conformaban la mitad de las comidas de los mosquitos.

La diferencia se puede atribuir a los hábitos de las personas, aseguró LaDeau. En los vecindarios con ingresos bajos, las personas por lo general pasan los días cálidos en sus aceras u otras áreas pavimentadas, no en los lotes abandonados por donde se pasean mosquitos y ratas.

En las áreas con ingresos altos, las personas con frecuencia se relajan en sus patios, o en parques u otros espacios verdes cercanos, donde hay la mayor prevalencia de mosquitos.

También están los vecindarios con ingresos medianos, que en este estudio eran los que tenían una mediana de ingresos anuales de 41,000 dólares.

LaDeau anotó que esas áreas con frecuencia tienen zonas que "sin gestionar" que son refugios potenciales para los mosquitos. Al mismo tiempo, los residentes con frecuencia crean jardines u otros espacios verdes comunitarios, o sencillamente pasan tiempo en sus patios.

Por suerte para los residentes de Baltimore, los mosquitos son sobre todo una "molestia" en lugar de un "problema de enfermedades", según Gubler.

Las personas pueden ayudar a controlar la población de mosquitos al eliminar las fuentes de agua estancada en sus viviendas, comentó.

"Pero no puede controlar el patio del vecino", anotó Gubler. "Si va a salir, use protección". Esto incluye usar camisas y pantalones con mangas largas, y repelente contra insectos.

Si vive cerca de una propiedad vacante sin gestionar, Gubler aconsejó llamar a las autoridades locales de salud pública para quejarse. Más allá de eso, añadió, los residentes quizá deban formar grupos comunitarios para limpiar el vecindario de recipientes vacíos y otros escombros que podrían albergar a poblaciones de mosquitos.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre cómo controlar a los mosquitos y evitar las picaduras.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Shannon LaDeau, Ph.D., disease ecologist, Cary Institute of Ecosystem Studies, Millbrook, N.Y.; Duane Gubler, Sc.D., M.S., member, Infectious Diseases Society of America, and professor emeritus, emerging infectious diseases program, Duke-National University of Singapore Medical School, Singapore; April 9, 2018, Parasites & Vectors, online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined