See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Lento progreso en localizar llamadas 911 desde teléfonos celulares

Surge una fecha límite para mejorar tecnología que siga la pista a los usuarios

Jueves 27 de septiembre (HealthDayNews) Los ataques terroristas del 11 de septiembre demostraron lúcidamente la importancia de los teléfonos celulares como medio de comunicación en una emergencia.

Los pasajeros a bordo del vuelo 93 llamaron para despedirse de sus seres queridos y ofrecer la primera pista de por que el avión se estrelló en la tierra en un campo de Pensilvania en vez de contra otro monumento nacional: intentaron atacar a los secuestradores. Las personas en el World Trade Center enviaron noticias a sus seres queridos, informando dónde se encontraban y si estaban bien al menos en ese momento.

Los teléfonos celulares se han puesto a funcionar durante emergencias a pequeña escala, aunque al fin y al cabo emergencias, que suceden cada día desde personas atestiguando crímenes, accidentes de auto y ataques cardiacos. Pero cuando esto pasa, los usuarios de teléfonos celulares están en desventaja ya que a diferencia de los que llaman de su casa o de la oficina los operadores de 911 no pueden localizar de dónde proviene la llamada. El problema empeora cuando la persona que hace llamada se encuentra en un lugar que no conoce y tampoco sabe en dónde está. Se pierden segundos cruciales.

Se espera que esa desventaja cambie, pero algunos funcionarios en seguridad pública dijeron que el cambio viene demasiado lento.

Incluso antes de los ataques en Nueva York y el Pentágono, los reguladores federales habían instruidos a la industria inalámbrica de la nación a crear una tecnología para tornar los microteléfonos en artefactos de localización. La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) ha establecido el 1 de octubre para que la compañías inalámbricas actúen sobre el edicto, bien sea pidiendo dispensas para comprar más tiempo o someter sus planes para implementar la tecnología de localización. Casi cada gran compañía en la industria ha elegido lo primero.

Pero aunque la devastación relativamente confinada del World Trade Center no es el terreno de prueba ideal para un sistema de localización, los expertos predijeron que los teléfonos celulares equipados con la tecnología desempeñarán una función vital en misiones de rescate para otros desastres desde tornados y terremotos hasta accidentes de tránsitos en autopistas lejanas.

"Es difícil decir que alguien se pudiera encontrar en la búsqueda y por los esfuerzos de rescate [ el 11 de septiembre] con esta clase de tecnología", indicó John Melcher, vicepresidente de la Asociación Nacional de Número de Emergencia, que apoya el sistema llamado 911 Mejorado. "Pero [esto] salvaría muchas vidas cada día, en cada esquina del país. No todos los desastres se concentran tanto en un punto como el World Trade Center o el Pentágono. La primera pregunta que uno siempre recibe de un operador de 911 es, '¿Dónde se encuentra?' ".

Melcher, quien también es subdirector de la Red 911 del condado Greater Harris, que cubre el área metropolitana de Houston, dijo que cuando las llamadas de emergencia de líneas de comunicación en tierra en esa ciudad comenzaron automáticamente a grabar localizaciones a mediados de los 1980, los despachadores de mensajes pudieron descontar un promedio de aproximadamente medio minuto de cada llamada. Para una respuesta de emergencia, "esto es una enorme cantidad de tiempo", indicó.

Woody Glover, director de programas 911 en la Asociación Internacional de Funcionarios de Comunicación de Seguridad Pública en Daytona Beach, Fla., que propuso la iniciativa de 911 Mejorado el pasado año, alegó que su grupo no utilizará los ataques terroristas para promover su agenda. "No estamos interesados en utilizar esto como un trampolín", indicó Glover. "Puede incrementar la percepción, pero no está directamente involucrado con lo que hacemos".

Irónicamente, los defensores del 911 mejorado se estaban reuniendo en Washington, D.C. para discutir el progreso del esfuerzo cuando comenzaron los ataque terroristas, expresó Melcher.

La FCC informó que ha recibido más de 30 peticiones de dispensas de compañías inalámbricas para aplazar la fecha límite pendiente. Los reguladores han actuado sobre únicamente una de esas peticiones, la de VoiceStream, que se aprobó en septiembre.

Los expertos indicaron que los planes de localización más obvios conllevaban una tecnología basada en una red que utiliza la triangulación utilizar dos puntos conocidos para conectar una tercera área desconocida, de la cual emane una señal para rastrear microteléfonos o equipar teléfonos móviles con sistemas de posicionamiento global para trasmitir su posición.

La FCC ha ordenado que las soluciones a base de redes de comunicación deben poder rastrear una señal hasta 100 metros (328 pies) de su fuente, mientras los sistemas a base de teléfonos se basan en un patrón más estrecho de 50 metros.

La tecnología a base de redes es un gasto frontal mayor para las empresas inalámbricas, pero el método de microteléfonos requeriría a los usuarios de teléfonos celulares el actualizar o reemplazar sus teléfonos actuales. La industria de comunicación móvil estima que hay 120 millones de clientes de servicios inalámbricos en los Estados Unidos.

La industria ha argumentado que la tecnología actual no es lo suficientemente desarrollada para justificar el costo. Pero los que la proponen han acusado a las empresas de incumplimiento.

"Realmente es un factor de gasto", indicó Glover. "Pero creemos que es factible".

Usuarios de teléfonos móviles ya han estado pagando sobreprecios, por la cantidad de $700 millones al año, para ayudar a financiar el cambio de servicio de mejoras de 911, según la Asociación de Telecomunicaciones Celulares & Internet (CTIA, por sus siglas en inglés), un grupo de la industria.

Travis Larson, un portavoz para la CTIA, niega que la industria no haya estado entusiasmada acerca de implementar el 911 mejorado. Las compañías inalámbricas examinan la tecnología de localización como una oportunidad para hacer dinero. Existen beneficios comerciales definitivos, indicó Larson.

Sin embargo, comentó que la tecnología ha probado ser más difícil de lo que todos esperaban, y aunque esta tecnología está cerca aún no está aquí y ni se puede implementar.

Aún así las compañías de teléfonos móviles se han opuesto a la resistencia de la industria y ya están implementando planes de localización. Cingular Wireless, por ejemplo, la segunda firma de comunicaciones inalámbricas más grande del país, anunció el pasado mes que se había unido con TruePosition para desplegar este primer sistema en la nación.

TruePosition, con base en King of Prussia, Penn., estableció su tecnología llamada diferencia temporal de llegada para asistir a los rescatadores de la cuidad de Nueva York en su búsqueda de sobrevivientes en medio de los

FUENTES: Entrevistas con John Melcher, vicepresidente, Asociación Nacional del Número de Emergencia y subdirector, Red 911 del condado Greater Harris, Houston, Woody Glover, director, operaciones del centro de comunicación y programas 911, Asociación ;n Federal de Comunicaciones Internacional de Funcionarios de Comunicación de la Seguridad Pública, Daytona, Beach, Fla., Travis Larson, portavoz, Asociación de Telecomunicaciones Celulares & Internet, Washington, D.C., y Michael Amarosa, vicepresidente de asuntos públicos, TruePosition, King of Prussia, Penn.; Comisió
Consumer News in Spanish