See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Piden prohibir el uso de celulares a conductores a nivel nacional

Estos dispositivos de alta tecnología distraen y son los responsables de más de 500,000 accidentes al año, según el Consejo Nacional de Seguridad de EE. UU.

DOMINGO, 11 de enero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una organización líder en la seguridad del consumidor aboga por prohibir el uso de celulares y otros dispositivos de mensajería entre conductores a nivel nacional.

Aunque varios estados y leyes locales prohíben el uso de celulares a conductores, el Consejo Nacional de Seguridad (NSC) cree que ha llegado el momento de que esta medida sea unánime.

El NSC planea hacer lobby en 50 estados y en Washington, D.C., para que se promulguen leyes que prohíban el uso del celular portátil, del celular manos libres así como también el envío de mensajes de texto mientras se conduce. El consejo también planea trabajar con el gobierno de EE. UU. para desarrollar programas de incentivos y sanciones que obliguen a los estados a decretar esas leyes.

"El problema es de grandes dimensiones y empeora cada día más", advirtió la presidenta del consejo y directora ejecutiva Janet Froetscher. "Estamos en un punto en el que la ciencia está muy clara respecto a que conducir mientras se habla por celular es altamente arriesgado".

Mucha gente saben que hablar por teléfono celular mientras se conduce es peligroso, pero desconocen qué tan peligroso es, agregó Froetscher. "Y es legal. Es legal hacer algo en la carretera que pone en peligro su propia vida y las de otras personas que le rodean", dijo.

Froetscher está enviando cartas a todos los gobernadores y legisladores estatales con el objetivo de animarles a adoptar esta prohibición a nivel estatal. Hacer cumplir las prohibiciones en todos los estados es un desafío, pero el NSC ha superado de manera exitosa otros desafíos en el pasado como hacer obligatorio el uso del cinturón de seguridad, los asientos de seguridad para los niños y las leyes de conducción para adolescentes, dijo.

"Hemos encontrado formas de aplicar esas leyes, y éste no será un caso diferente", concluyó Froetscher.

De acuerdo con el sitio web de la Governors Highway Safety Association, sólo cinco estados (California, Connecticut, Nueva Jersey, Nueva York, Washington, más el Distrito de Columbia y las Islas Vírgenes de EE. UU.) tienen leyes que prohíben el uso del teléfono celular al conducir.

Pero incluso esos estados que exigen el uso del manos libres mientras se habla por celular al conducir o que prohíben el envío de mensajes al volante no aplican sus leyes de forma consistente, destacó Froetscher.

De acuerdo con Froetscher, los datos muestran claramente que los teléfonos celulares y otros dispositivos causan muchos accidentes porque los conductores prestan más atención a la conversación o al envío de mensajes que a la carretera.

Citó un estudio del Centro de análisis del riesgo de Harvard que encontró que usar el teléfono celular al conducir representa cerca del seis por ciento de los accidentes cada año a nivel nacional. Eso equivale a 636,000 accidentes, 330,000 lesiones, 12,000 lesiones graves y 2,600 muertes, dijo.

Otro estudio de la Harvard estableció en $43 mil millones al año el costo de los accidentes relacionados con el uso del teléfono celular.

Un estudio de 1997 de la New England Journal of Medicine y un informe realizado por el Instituto de Seguro para la Seguridad Vial en 2005 hallaron que los conductores que hablaban por teléfono celular mientras conducían eran cuatro veces más propensos a tener un accidente.

Los dispositivos manos libres también representan un peligro, agregó Froetscher. Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Utah no encontró ninguna diferencia en cuanto a la concentración del conductor y el uso de dispositivos manos libres o en la mano. De hecho, hablar con un pasajero mientras se conduce es mucho más seguro que hablar por un celular, apuntaron los investigadores.

Además, un estudio de Virginia Tech halló que el 80 por ciento de los accidentes se debían a la falta de atención del conductor.

Más de 100 millones de personas hablan por teléfonos celulares mientras conducen, según calculan investigadores de la Universidad de Utah. Una encuesta realizada por la Nationwide Insurance Company halló que el 81 por ciento de los encuestados admitieron que hablaban por teléfono celular mientras conducían.

"Para cambiar esta realidad se necesita legislar, ejecutar y educar", enfatizó el Dr. Gavin Melmed, internista del Centro Médico de la Universidad de Baylor en Waco, Texas, que ha investigado y escrito ampliamente sobre los peligros del uso del teléfono celular al conducir.

"Tan pronto agreguemos el uso del teléfono celular al conducir a la lista de conductas inaceptables, como conducir bajo los efectos del alcohol, conducir sin cinturón de seguridad o llevar niños en las piernas, miraremos atrás y nos preguntaremos cómo hemos sido tan imprudentes", dijo.

"Creo que las personas tienen un vago sentido de que hacen algo arriesgado cuando hablan por teléfono celular mientras conducen", apuntó Melmed, "pero lo hacen de todas formas debido a la conveniencia percibida o a la falta de responsabilidad".

El Dr. David L. Katz, director del Centro de investigación preventiva de la Universidad de Yale, estuvo de acuerdo en que era necesario prohibir el uso del teléfono celular al conducir, aunque para él, igual que para la mayoría de la gente, será duro cambiar este hábito tan arraigado.

"Como profesional de salud pública, apelo de manera rutinaria a que la epidemiología debe triunfar sobre la ideología en lo que se refiere a la política de salud", dijo Katz. "Pero debo confesar que prohibir por completo el uso del teléfono celular sería una medida difícil para mi. No me imagino un viaje largo sin hacer varias llamadas a lo largo del camino en mi sistema manos libres".

Pero la evidencia parece más fuerte de que una prohibición semejante podría ayudar a reducir los accidentes y lesiones, agregó Katz.

"Me he distraído en más de una ocasión en la carretera con las llamadas o el envío de mensajes, así que considero que la medida es apremiante", dijo.

Más información

Para más información sobre una conducción segura, visite el Consejo de Seguridad Nacional.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Janet Froetscher, president and chief executive officer, National Safety Council, Itasca, Ill.; David L. Katz, M.D., M.P.H., director, Prevention Research Center, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; Gavin Melmed, M.D., Baylor University Medical Center, Waco, Texas
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined