Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

El aire en EE.UU. sigue contaminado

Se han visto mejoras, pero falta mucho por hacer

Jueves, 29 de abril (HealthDayNews) -- Estadounidenses continúan inhalando aire demasiado contaminado.

Este aire perjudicial viene en la forma de ozono y contaminación de partículas, de acuerdo con el quinto informe anual del Estado del Aire de la Asociación Americana del Pulmón (ALA, por sus siglas en inglés), que se divulgó el jueves.

Aunque la asociación tradicionalmente mide el ozono, que resulta de la reacción de la luz solar y ciertos componentes de la gasolina, éste es el primer año que también se analiza la contaminación de partículas. Esta consiste de partículas microscópicas, similar al hollín, de emisiones de plantas eléctricas, gases de diesel y otros productos que pueden alojarse en los pulmones y aumentar el riesgo de muerte prematura para millones de personas, especialmente aquellas con enfermedades cardiacas o pulmonares. La contaminación de partículas también puede causar muerte impulsando ataques cardiacos y ataques de asma.

El informe surge de un reporte de la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) que declara que 474 países en 31 estados 159 millones de personas no satisfacen los nuevos estándares para el nivel de ozono.

De acuerdo con el informe de la ALA, los niveles de contaminación han disminuido levemente, aún así casi 136 millones de estadounidenses (casi la mitad) están expuestos a niveles peligrosos y, haciendo eco del informe de la EPA, al menos 159 millones de estadounidenses viven en áreas con niveles poco saludables de ozono o contaminación de partículas.

"Está claro que si examinamos los datos de 1970 hasta ahora, hemos limpiado el aire gracias a la Ley de Aire Limpio, Sin embargo, limpio no necesariamente significa suficientemente limpio", indicó Janice Nolen, directora de política nacional en la Asociación Americana del Pulmón.

Y la Ley de Aire Limpio misma está en peligro, señaló el reporte. "La Ley de Aire Limpio ha estado bajo ataque por un tiempo", indicó Nolen. "Es probablemente la ley ambiental más exitosa que hemos tenido. Tiene las herramientas que necesitamos para limpiar el futuro y hemos visto esfuerzos para socavarla".

"El aspecto positivo es que no hemos empeorado", añadió el doctor Michael Marcus, director de pulmonología pediátrica, alergia e inmunología en el Maimonides Medical Center en la ciudad de Nueva York. "La tendencia en los 1970 y 1980 era progresivamente más problemas de contaminación ambiental con cada año que pasa. Este informe demuestra que las áreas donde ha habido mejoras, especialmente en ozono, pero existe una parte significativa de este país que tiene problemas mayores de contaminación del aire que, si nos relajamos y si no apoyamos realmente los proyectos de aire limpio que se presentan allí, vamos a comenzar a retroceder en la dirección equivocada".

El informe de calidad de aire usó medidas tomadas por agencias estatales y locales y reportadas a la EPA desde el 2000 hasta el 2002. Se asignó una nota (de A hasta F) a cada país en tres categorías: niveles de contaminación de partículas diarias, niveles de contaminación de partículas en el año; y niveles de ozono diarios.

Los Angeles tuvo la peor clasificación en varias categorías: contaminación de partículas a corto y largo plazo así como contaminación por ozono. San Bernandino County en California tuvo la peor clasificación de ozono entre países.

Ames, Iowa, fue la ciudad más limpia en términos de contaminación de ozono, mientras que Santa Fe, Nuevo México; fue la ciudad más limpia en términos de contaminación de partículas en el año. Elbert County, Colorado; fue el condado más limpio en contaminación de partículas en todo el año.

Otros lugares con problemas incluyen la ciudad de Nueva York; Filadelfia; Harrisburg, Filadelfia; Pittsburg; Washington, D.C.; Newark; Nueva Jersey, Bridgeport, Connecticut y Baltimore en el noreste; Atlanta, Birmingham, Alabama; Knoxville, Tennesse; Louisville, Kentucky; Charleston, Carolina del Sur y Raleigh-Durham y Winston-Salem, Carolina del Norte en el Sureste; Chicago, Cleveland, Cincinnati, Saint Louis y Detroit en el medio oeste; Dalla-Ft Worth, Houston y Phoenix en el Suroeste; Los A;ngeles, San Diego, San Francisco, Sacramento y Fresno, California; Eugene, Oregon; Seattle, Provo, Utah y Salt Lake City en el oeste.

En general, el informe declaró que más de 81 millones de estadounidenses (28 por ciento) viven en áreas con niveles de contaminación de partículas a corto plazo no saludable. Aproximadamente una cuarta parte de estadounidenses (66 millones) vive en áreas con niveles de contaminación de partículas no saludables en todo el año. Unos 46 millones de estadounidenses viven en países donde los niveles en las tres categorías son no saludables.

Mejoras, particularmente en los niveles de ozono, probablemente provienen de medidas tales como controles en plantas eléctricas. Nuevas medidas para limpiar las emisiones de los vehículos todo terreno y de diesel también deben ayudar en el futuro.

Aunque se han hecho adelantos, Nolen añadió, sigue siendo un gran problema de salud. Tenemos un largo trecho por recorrer.

Más información

La Asociación Americana de Pulmón tiene más sobre la calidad del aire libre, mientras que la Agencia de Protección ambiental explica el ozono y tu salud.

Fuentes: Janice Nolen, director, política nacional, Asociación Americana del Pulmón, Washington, D.C.; Michael Marcus, M.D., director, pulmonología pediátrica, alergia e inmunología, Maimonides Medical Center, ciudad de Nueva York; American Lung Association State of the Air: 2004
Consumer News in Spanish