See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los asmáticos están en mayor riesgo de EPOC

Estudio halla que las posibilidades son 12 veces mayores

LUNES 12 de julio (HealthDayNews/HispaniCare) -- El asma podría preparar el terreno para el desarrollo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), una afección pulmonar mucho más seria.

De hecho, las personas con asma tiene 12.5 veces más posibilidades de desarrollar EPOC más tarde en su vida, según un estudio que aparece en la edición de julio de Chest.

"Durante muchos años ha habido un intento por separar la EPOC del asma como entidades diferentes que no tienen tanto en común. Pero, cuando se trata de enfermedades que obstruyen las vías respiratorios [en personas de mayor edad] se hace más difícil hacer la distinción. Si empezamos con asma, muchos de esos asmáticos serán diagnosticados posteriormente con EPOC", afirmó el Dr. Robert Barbee, profesor emérito de la Facultad de Medicina de la Universidad de Arizona en Tucson y coautor del estudio. "La pregunta es, ¿es apropiado mirarlas como cosas distintas o hay una base común para la enfermedad pulmonar obstructiva".

Más de 22 millones de adultos en los Estados Unidos tienen asma. EPOC es el término utilizado para describir el enfisema y la bronquitis crónica. Tres millones de personas han sido diagnosticadas con enfisema, mientras que otros 11.2 millones tienen bronquitis crónica, según el National Center for Health Statistics. La EPOC es la cuarta principal causa de muerte en los Estados Unidos.

Fumar es uno de los mayores factores de riesgo para desarrollar EPOC, aunque Barbee afirmó que menos del 20 por ciento de los fumadores la desarrollo, lo que sugiere que hay otros factores de riesgo importantes.

Para este estudio, los investigadores de Arizona le hicieron seguimiento a más de 3,000 personas de Tucson por hasta 20 años. Durante el tiempo del estudio, se le pidió a los voluntarios que completaran 12 cuestionarios acerca de su salud respiratoria, a la vez que fueron sometidos a una prueba de función pulmonar llamada espirometría hasta 11 veces.

La mayoría de los voluntarios del estudio, 2,751 personas, no reportaron asma. Ciento cincuenta y seis dijeron que habían tenido asma antes, pero que ahora estaba inactiva, mientras que 192 personas dijeron que tenían asma activa.

En general, las personas con asma activa tienen 12.5 veces más posibilidades de riesgo de EPOC. El riesgo de enfisema era 17 veces mayor para personas con asma activo que para personas que no tenían asma. Las personas con asma activo se enfrentaron a un riesgo 10 veces mayor de bronquitis crónica que los que no tenían asma.

Los investigadores también encontraron que los que más fumaban y tenían mayor edad también estaban asociados con el desarrollo de EPOC. No encontraron ninguna asociación entre el asma en el pasado y la EPOC.

"Nuestro estudio muestra una fuerte asociación entre el diagnóstico del asma y el desarrollo de la la EPOC. Es posible que factores como fumar y episodios recurrentes de bronquitis aguda puedan facilitar la evolución del asma hacia EPOC, pero el proceso mediante el cual el asma y la EPOC se convierten en condiciones de comorbilidad no está claro", afirmó en una declaración Graciela Silva, candidata de doctorado y autora del estudio.

El Dr. Michael Iannuzzi, jefe de cuidado crítico pulmonar y medicina del sueño en el Centro Médico Mount Sinai de Nueva York, afirmó que es importante anotar que sólo porque este estudio haya encontrado una asociación entre estas condiciones no significa que el asma cause EPOC.

"Siempre que se halla una asociación, eso no prueba que haya causa y efecto", dijo. "Uno siempre necesita descubrir los mecanismos de por qué existe esa asociación".

Dijo que el tamaño y duración de este estudio fueron impresionantes, pero anotó que el estudio es limitado porque depende de que la gente informe por si misma si tiene asma activa. Dice que algunas personas que tienen principios de asma puede tener en realidad principios de EPOC.

Iannuzzi dijo que lo más importante que cualquiera puede hacer para prevenir EPOC es no fumar o dejar de hacerlo. Dijo que eso puede ser aún más importante si tiene una historia de alergias o asma.

Dijo que los fumadores y aquellos con una historia de alergias y asma deberían pedirle a sus médicos que examinen rutinariamente su función pulmonar. Iannuzzi cree que la espirometría podría ser utilizada como herramienta de examen de una manera igualmente rutinaria al examen de presión sanguínea o colesterol. De esta manera, dijo, el tratamiento puede empezar sólo si hay un problema, a la vez que constituir para los fumadores una prueba objetiva que les demuestre de qué manera fumar está afectando su cuerpo para motivarlos a dejar de hacerlo.

Más Información

Para saber más acerca de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, visite el National Heart, Lung, and Blood Institute.

FUENTES: Robert Barbee, M.D., professor emeritus, University of Arizona College of Medicine, Tucson; Michael Iannuzzi, M.D., chief, pulmonary, critical care and sleep medicine, Mount Sinai Medical Center, New York City; July 2004 Chest
Consumer News in Spanish