Tal vez las prohibiciones de fumar estén mejorando la salud pública

Los ingresos hospitalarios en Toronto por problemas cardiacos y respiratorios se redujeron en un tercio después de la implantación de las leyes

MARTES, 13 de abril (HealthDay News/DrTango) -- Desde que en Toronto se prohibió fumar en lugares públicos tales como restaurantes en 2001, se produjo un gran descenso en los ingresos hospitalarios por afecciones cardiovasculares y respiratorias, informan investigadores canadienses.

El estudio poblacional de diez años encontró una reducción de 39 por ciento en los ingresos por problemas cardiovasculares como ataque cardiaco, angina y accidente cerebrovascular, así como una reducción de 33 por ciento en los ingresos por problemas respiratorios como el asma, el enfisema, la neumonía o la bronquitis, luego de que la prohibición tuvo lugar.

Los hallazgos "coinciden con la prueba de que la exposición al humo de segunda mano es perjudicial para la salud y legitimizan los esfuerzos legislativos para reducir aún más esta exposición", escribieron la Dra. Alisa Naiman, del Instituto de Ciencias Clínicas Evaluativas de la Universidad de Toronto y colegas.

Se necesita investigar más para determinar qué tipos de prohibiciones al cigarrillo son más eficaces, agregaron.

El estudio aparece en la edición del 12 de abril de Canadian Medical Association Journal.

El tabaco es la causa principal de enfermedad prevenible y muerte en todo el mundo, además el humo de segunda mano es la tercera causa de problemas de salud que se pueden evitar y de muerte prematura en los países desarrollados.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la salud y las prohibiciones de fumar.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTE: Canadian Medical Association Journal, news release, April 12, 2010
Consumer News in Spanish