MIÉRCOLES 20 de octubre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Una coalición de grupos de salud exhortó el miércoles a los estadounidenses a tomar las medidas apropiadas para reducir sus riesgos de contagiarse de resfriado, de gripe o de una infección de la garganta por estreptococo este invierno.

Precauciones tan simples como lavarse las manos, cubrirse la cara al toser o estornudar para evitar la diseminación de la infección y evitar el contacto cercano con los demás cuando está enfermo han cobrado nueva importancia debido a la escasez nacional de vacuna contra la gripe.

Estas tres medidas son el núcleo de una campaña nacional para dar a los estadounidenses estrategias simples para permanecer sanos durante la temporada de resfriado y gripe. La Joint Commission on Accreditation of Healthcare Organizations (JCAHO) organizó el esfuerzo en cooperación con los U.S. Centers for Disease Control and Prevention, la American Hospital Association y otros grupos que luchan contra la enfermedad infecciosa.

"Estos son mensajes viejos, pero mensajes viejos que hay que escuchar una y otra vez", declaró durante una conferencia de prensa el Dr. Michael Tapper, antiguo presidente de la Society for Healthcare Epidemiology of America.

JCAHO, un cuerpo nacional de acreditación de atención sanitaria, está incluyendo este consejo en su programa permanente "Speak Up", el cual urge a los pacientes a hacer preguntas y a tomar un papel activo en su atención sanitaria. Si bien la campaña se programó para que coincidiera con la Semana Nacional de Control de Infecciones, los expertos de control de infecciones concuerdan en que no pudo haber llegado en un momento más crítico.

Las existencias de vacuna de los EE.UU. se redujeron casi a la mitad a principios de este mes luego de que las autoridades sanitarias británicas suspendieran la licencia de un proveedor clave de vacunas, Chiron Corp., para fabricar su vacuna contra la influenza, Fluvirin, en una planta de Liverpool. Los reguladores del R.U. dijeron haber impuesto la suspensión debido a que Chiron no cumplió con las prácticas de fabricación y control de calidad, lo que generó la preocupación de que algunas dosis podrían estar contaminadas con bacterias.

"Sé que la situación ideal sería tener vacunas para todos", afirmó la Dra. Denise Cardo, directora de la división de promoción de la calidad de la atención sanitaria de los U.S. Centers for Disease Control and Prevention. "Pero pienso que tenemos que educar a todo el mundo sobre el hecho de que hay otras maneras que también ayudan a prevenir la diseminación de la infección".

Las autoridades de salud de los EE.UU. anunciaron el martes que habían logrado asegurar 2.6 millones adicionales de dosis de vacuna contra la gripe, pero eso es mucho menos de las 48 millones de dosis perdidas cuando las autoridades británicas suspendieron la licencia de Chiron.

La inesperada escasez de vacunas contra la gripe han hecho que muchos médicos y clínicas tengan problemas para obtener la vacuna para la demanda actual y futura. A medida que la temporada de influenza entre en fuerza, algunos profesionales sanitarios se preocupan de que el país no esté preparado para manejar un aumento de pacientes críticamente enfermos.

El American College of Emergency Physicians advirtió el lunes que las salas de emergencia del país podrían ser abrumadas por la ola de pacientes de gripe este invierno. El grupo con 23,000 miembros pidió al U.S. Department of Health and Human Services que convocara inmediatamente a las agencias federales, organizaciones sanitarias privadas y grupos de defensa de los pacientes a una "cumbre de crisis" para establecer planes para enfrentar la temporada de gripe que se avecina.

Millones de estadounidenses (cerca del 5 al 20 por ciento de la población) se vacunan contra la gripe cada año, de acuerdo a los CDC. Entre los síntomas comunes se encuentran fiebre alta, tos, y dolores musculares y corporales. La mayoría de víctimas de la gripe se recuperan en una semana o dos. Pero para algunas personas (incluyendo los mayores, los muy jóvenes y los crónicamente enfermos), el virus de la influenza puede resultar en complicaciones potencialmente mortales. Cada año, cerca de 36,000 personas mueren en los Estados Unidos, y más de 200,000 son hospitalizados debido a la gripe, según los CDC.

En comparación, los resfriados tienden a ser menos intensos, pero son altamente contagiosos. Se estima que los estadounidenses sufren 1,000 millones de casos de gripe al año, de acuerdo al National Institute of Allergy and Infectious Diseases. En algunos casos, un virus de gripe permite que otras infecciones invadan el cuerpo, tales como infecciones de los senos nasales o el oído y bronquitis, explicó la American Lung Association.

La infección de garganta causada por la bacteria estreptococo enferma a millones de personas cada año, especialmente a niños y adultos jóvenes, quienes sufren de gargantas enrojecidas y adoloridas, fiebre y glándulas hinchadas.

Lo que es peor, una encuesta de la Universidad de Pittsburgh publicada el miércoles muestra que dos infecciones bacterianas más, la sinusitis y la bronquitis, son responsables de más de 30 millones de días laborables no trabajados cada año.

Debido al alto precio que estas infecciones demandan de la salud del país, los expertos en control de infecciones reiteran ahora aquellos consejos de sentido común que su madre probablemente le habrá enseñado. Recomiendan:

  • Lavarse bien las manos con jabón y agua tibia por 15 segundos luego de ir al baño, sacar la basura, cambiar un pañal, manejar alimentos o cuidar de un amigo o familiar enfermo. El uso de un desinfectante para las manos de base alcohólica es una alternativa aceptable.
  • No comparta sus estornudos y toses. Use un pañuelo, sus manos o el brazo para cubrir su boca y nariz. Luego, lávese las manos.
  • Manténgase alejado de otras personas si tiene fiebre u otros síntomas de una enfermedad contagiosa. Ir al trabajo o a la escuela pone a los demás en riesgo de enfermarse.

Jeanne Pfeiffer, enfermera registrada y presidenta de la Association for Professionals in Infection Control and Epidemiology, afirmó que estas medidas deben ser repetidas porque representan la herramienta más poderosa del país en la lucha contra las infecciones.

"Nuestra cultura depende tanto de los antibióticos que no hemos enfatizado las cosas que podemos hacer para prevenir las infecciones", señaló.

Más información

Para más información sobre cómo prevenir la gripe, visite los CDC.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ