La sensibilidad del olfato

La nariz humana no de pende sólo del acto de oler

(HealthDayNews) -- La habilidad humana de oler no depende sólo de aspirar, comparado con la mayoría de otros animales.

El cerebro humano utiliza sólo tres cuartas de pulgada a "su aparato olfatorio entero", escribieron los editores de Time Life en su libro The Mysteries of the Human Body.

Al Comparar, el perro utiliza 10 pulgadas cuadradas y el tiburón utiliza 24 pies cuadrados. "El conejo, que tiene una de las narices más sensibles de la naturaleza, tiene un área receptora del olfato del tamaño de su piel", indicó el libro.

A pesar de su inferioridad, un humano tiene cerca de 40 millones de nervios olfatorios que pueden detectar aun los rastros más diminutos de algunos químicos. Por ejemplo, un humano puede oler cuatrocientos millonésimos de un gramo de mercaptano metílico en un litro de aire. Se trate del químico nauseabundo que se añade al gas natural inodoro para que sea perceptible a los humanos.

Consumer News in Spanish