See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Medicamento para transplantes encoge tumores en mujeres que tienen una enfermedad pulmonar poco común

El sirolimus redujo el desarrollo de tumores en cincuenta por ciento para pacientes de LAM

JUEVES 10 de enero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente sugiere que las mujeres afectadas por una enfermedad pulmonar poco común podrían hallar que sus tumores se encogen en cincuenta por ciento con la ayuda de sirolimus, un medicamento para transplantes.

Los investigadores de Cincinnati que hicieron el descubrimiento también demostraron que el medicamento podría mejorar la función pulmonar de algunas pacientes con el tiempo.

La linfangioleiomiomatosis (LAM), una enfermedad que afecta exclusivamente a las mujeres, se caracteriza por la pérdida progresiva de la función pulmonar causada por la invasión de tejido muscular anormal que obstruye las vías aéreas. En sus etapas iniciales la LAM se puede confundir con el enfisema por sus efectos sobre la respiración. Las pacientes de LAM con frecuencia necesitan tratamientos de oxígeno y transplantes de pulmón a medida que la enfermedad continúa avanzando. Según la American Lung Association, hasta 250,000 mujeres alrededor del mundo podrían tener la enfermedad.

El tratamiento nuevo también fue eficaz para reducir tumores en pacientes que sufren de esclerosis tuberosa, una enfermedad genética que afecta varios sistemas y es poco común.

Las dos enfermedades comparten una mutación genética que afecta la activación de la enzima mTOR, responsable de controlar el desarrollo y la propagación de las células. Según los investigadores, el sirolimus, un medicamento que generalmente se receta para prevenir el rechazo de órganos transplantados, también previene la actividad de la mTOR. El sirolimus también se conoce como rapamicina (Rapamune).

Los investigadores concluyeron en su artículo de la edición del 10 de enero de la New England Journal of Medicine que el sirolimus tiene el potencial de ayudar a las pacientes que tienen cualquiera de las dos enfermedades a evitar la cirugía por angiomiolipomata, un tumor común a ambas afecciones.

"Las terapias menos invasivas claramente son necesarias para tratar la angiomiolipomata que desarrollan LAM y esclerosis tuberosa, y un medicamento que mantenga o encoja el tamaño de los tumores podría reducir la necesidad de procedimientos como la cirugía", aseguró en una declaración preparada el Dr. John Bissler, autor del estudio y médico científico de la división de nefrología e hipertensión del Hospital infantil de Cincinnati. "Nuestros datos sugieren que la inhibición de la mTOR con sirolimus podrían mostrarse promisoria para tratar éstas y otras manifestaciones de enfermedad en pacientes de esclerosis tuberosa y LAM.

Bissler y sus colegas trataron con sirolimus a veinte pacientes que tenían tumores angiomiolipomata durante doce meses. Informaron que, al final del año, los tumores se redujeron casi a la mitad. Once de las pacientes de esclerosis LAM que tomaron sirolimus durante ese año también mostraron una mejora de entre diez y quince por ciento del flujo de aire espiratorio, una medida estándar de la función pulmonar.

Los investigadores siguieron hasta 18 de las pacientes originales durante un año, sin el tratamiento con sirolimus. Hallaron que el tamaño de los tumores había aumentado a cerca de 85 por ciento del tamaño original antes del tratamiento.

Aún así, los tumores de cinco de los pacientes originales eran treinta por ciento más pequeños que su tamaño original luego de un año sin medicamentos. La hipótesis de los autores del estudio es que este podría ser el resultado de la apoptosis, un tipo de muerte celular programada.

Según los investigadores, luego de un año sin tratamiento, la función pulmonar de los pacientes se redujo pero siguió siendo mejor de lo que podría haberse esperado de pacientes similares luego de dos años sin intervención. Los investigadores aseguraron que la función pulmonar mejorada podría deberse a la reducción en las obstrucciones a los gases atrapados en los pulmones.

Los pacientes informaron sobre efectos secundarios del tratamiento de sirolimus, como úlceras bucales, diarrea, infecciones del tracto respiratorio superior y dolor en las articulaciones.

Los investigadores reconocieron que el pequeño estudio necesita más seguimiento. Se ha planeado un ensayo clínico de fase III sobre el medicamento para pacientes de LAM, dijeron.

Más información

Para más información sobre la LAM, visite la American Lung Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: University of Cincinnati, news release, Jan. 9, 2008
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined