Un medicamento para la alergia podría acelerar la capacidad de los niños para tolerar la leche

Investigadores señalan que en un pequeño estudio, Xolair, actuó como 'manta protectora' contra las reacciones

LUNES, 21 de marzo (HealthDay News/HolaDoctor) -- Un estudio reciente sugiere que los niños que son alérgicos a la leche podrían ser capaces de desarrollar rápidamente tolerancia si combinan Xolair con un incremento gradual en su exposición a la leche, algo que se conoce como sensibilización.

Se calcula que tres millones de niños estadounidenses son alérgicos a algún tipo de alimento. La alergia a la leche es la alergia alimentaria más común entre los niños, ya que afecta a cerca del 2.5 por ciento de los niños menores de tres años.

El tratamiento que se basa exclusivamente en la sensibilización, es decir, exponer a los niños a pequeñas cantidades progresivamente mayores del alimento al que son alérgicos, a menudo tiene éxito. Pero generalmente es un proceso lento en el que se corre el riesgo de provocar reacciones alérgicas.

Para buscar un método más rápido y más seguro, el equipo de investigación evaluó un método dual, la sensibilización junto con Xolair (omalizumab), un medicamento que bloquea la acción de la inmunoglobulina (IgE), una sustancia natural del cuerpo que causa reacciones alérgicas, en un pequeño grupo de niños. Se tenía previsto presentar los hallazgos el lunes en la reunión anual de la Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología en San Francisco.

Los expertos señalan que las investigaciones que se presentan en reuniones deben ser consideradas como preliminares porque no están sometidas al mismo tipo de escrutinio riguroso que las que se publican en revistas médicas revisadas por pares.

Tratar la alergia a la leche "puede cambiar el estilo de vida de un niño para bien", apuntó el Dr. Dale Umetsu, profesor de pediatría de la Facultad de medicina de la Harvard y del Hospital Infantil de Boston y coautor del estudio, en un comunicado de prensa de la Facultad de medicina de la Universidad de Stanford, que también participó en la investigación. "Estos niños tenían una alergia importante a la leche y era poco probable que la superaran sin algún tipo de tratamiento".

"Aunque reconocemos que se necesitan estudios más grandes, estos resultados son muy prometedores y sugieren que un método seguro y rápido de sensibilización alimentaria podría estar disponible para los pacientes en un futuro cercano", apuntó Umetsu.

Para el estudio, los niños recibieron primero inyecciones de Xolair. Luego en un periodo de siete a diez semanas fueron expuestos a cantidades incrementales de leche, mientras continuaron el tratamiento con el medicamento. Después, se interrumpió el medicamento, pero la insensibilización, beber cerca de unos 59 mililitros (dos onzas) de leche al día, continuó durante ocho semanas.

Los investigadores apuntaron que todos los niños completaron el proceso de tratamiento, lo que atribuyeron a añadir un medicamento para la alergia al régimen de insensibilización. El medicamento actúa como "manta protectora", señaló en el comunicado de prensa la Dra. Kari Nadeau, profesora asistente de pediatría y especialista en alergias de la Universidad de Stanford y coautora del estudio.

"Sin este tratamiento, entre el 10 y el 20 por ciento de aquellos que empiezan la inmunoterapia oral lo deja, en parte debido a las intolerables reacciones alérgicas a principios del tratamiento", señaló.

Al final del estudio, nueve de 11 niños podían tomar hasta 355 mililitros (12 onzas) de productos lácteos al día con poca o ninguna dificultad, halló el estudio.

"Seguir una dieta libre de leche es algo muy difícil, porque muchos alimentos contienen pequeñas cantidades de proteína de la leche", señaló Nadeau. "Desde un punto de vista práctico, este tratamiento permitió a estos pacientes incrementar todos los tipos de productos lácteos en la dieta: fueron capaces de comer yogur, queso, pan, panecillos. Un paciente del estudio exclamó que por fin podía comer galletitas en forma de pececitos".

El Dr. Jonathan Field, director emérito de la clínica de alergia e inmunología pediátrica de la Facultad de medicina de la Universidad de Nueva York y del Centro Médico Bellevue de Nueva York, calificó los hallazgos como "interesantes" y "alentadores".

"Lo único es que hasta ahora Xolair no ha sido aprobado para niños menores de 12 años", apuntó. "Aunque inmunológicamente hablando, tiene sentido. Y esto método podría hacer que el proceso de insensibilización alimentaria, que algunas veces conlleva riesgos, sea más seguro. Así que cualquier medicamento que puede hacer que este proceso sea más seguro, será bienvenido".

Más información

La Nemours Foundation tiene más información sobre la alergia a la leche en los niños


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTES: Jonathan Field, M.D., director emeritus, pediatric allergy/immunology clinic, New York University School of Medicine/Bellevue Medical Center, New York City; news release, Stanford University School of Medicine, March 21, 2011
Consumer News in Spanish